Éride publica la segunda novela de Aurea L. Lamela, “Buena gente” | #MundoLiterario (Novela)

Recientemente la editorial Éride publicaba la segunda novela de Aurea L. Lamela, “Buena gente”. Una gran

Recientemente la editorial Éride publicaba la segunda novela de Aurea L. Lamela, “Buena gente”. Una gran novela negra con profundidad en sus personajes, en la que la pareja profesional del inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer vuelve a protagonizar la trama. Nos reseña la obra nuestra compañera Viridiana:

Cuando Sara recibe una llamada de su antigua amiga Tina pidiendo que su esposo, el inspector Zalo Alonso, investigue una desaparición, no saben las complicaciones que va a traer y en las aguas cenagosas que tendrán que sumergirse. Comienza así “Buena gente”, la segunda novela de Aurea L. Lamela, que ha sido publicada recientemente por la editorial Éride y que nos introducirá en una oscura red de asesinatos, corrupción y tráfico de influencias.

Cartel La Buena Gente

Marcia Tavares, una bellísima brasileña que vino a España hace años, lleva un tiempo desaparecida. Su familia, residente en Brasil, se ha puesto en contacto con una amiga  de Tina,  Silvana. Están muy preocupados: las últimas noticias que tuvieron la situaban en Lugo, pero no han vuelto a saber de ella desde hace meses. Como es común por su carácter eficiente y meticuloso , Zalo Alonso se toma el asunto con el máximo interés, comenzando así una investigación que le conducirá al Lugo más poderoso pero también más turbio. Como veremos, su situación no será nada envidiable.

Marcia ejerció durante un tiempo la prostitución, pero fue retirada de ella por Fidel Piñeiro, poderoso empresario de  la ciudad. Él la instaló en un piso, lejos de su antigua vida, y aunque podría parecer que ella tuvo suerte, no todo es precisamente de color rosa. Este hombre celoso, inmoral y posesivo la encerró en una jaula de oro. Pero comprobaremos, igualmente, que su esposa Candela no es menos peligrosa.  Aparentemente, un día Marcia se fue del piso con casi todas sus pertenencias. Nadie ha vuelto a verla.

Ciudad de Lugo

Ciudad de Lugo

Hace meses, en las cercanías de una gasolinera donde se cometió un atraco, fue hallado un cuerpo cruelmente golpeado y apuñalado hasta el  ensañamiento. Entonces  fue imposible identificarlo, pero ahora se descubre que es Marcia.  Aunque se atrapó a los atracadores, estos aseguran no tener nada que ver con este asesinato. Zalo les cree, así que no cesa de hacerse la misma pregunta: ¿quién odiaba  de tal forma a esta bella mujer para llegar a ese grado de sadismo?

La otra gran protagonista de la novela, la forense y experta en perfiles psicológicos Carmela Archer, sospecha que el crimen no ha podido cometerse en el lugar donde apareció el cuerpo.  Pone en tela de juicio la autopsia que se realizó en su momento, y está convencida que todo ha sido un montaje: en definitiva, es una falsa pista.

Comienza así una novela que se desarrolla en la ciudad de Lugo en 2011.  Veremos de nuevo entrar en acción al inspector Zalo Alonso  y a la forense Carmela Archer, formando un dúo imparable como ya lo hicieron en “Nadie sabía”, la primera novela de esta autora y que, como os comentábamos hace unos días, va a ser reeditada en breve por Éride (Leer reportaje aquí).  Como es propio de ellos, no dudarán en  indagar en los entresijos  de una ciudad tristemente acostumbrada a la corrupción en las altas esferas. Podemos observar que el título de la novela, “Buena gente, hace referencia irónica a estas personas tan respetadas socialmente como temidas.  Aquellos ante los cuales los políticos, jueces y fiscales agachan la cabeza porque en el fondo son conscientes de que pueden echar a perder su carrera con facilidad si investigan más allá de lo que deben.

«-Después hablan de la crisis. Pero ¿qué pasa?  ¿Se daba el dinero y no se supervisaba su uso?- Dijo Pablo.

-Se supervisaba de aquella manera. Hay acuerdos. Hoy por ti, mañana por mí.

-Y claro, ahora  pretenden decirnos que todos somos responsables-

-No lo dudo, pero unos mucho más y otros mucho menos. Parlamentarios, políticos de los principales partidos, el yerno del rey, todos imputados. Los banqueros retirándose con sueldos escandalosos. El juez estrella que investiga corrupciones, inhabilitado. En fin, el más tonto hace relojes. Este país necesita una reconversión moral.

-Recortes, recortes. Eso no sirve para nada.

-Y nuestros políticos legislan cortando derechos a lo bestia. Y nos quieren hacer creer que esto va a crear empleo. Si nos toman por gilipollas –dijo Gómez.»

A la par que se desarrollan estos hechos, la autora nos irá presentando diversos personajes que lograrán engancharnos aunque no sepamos en un primer momento dónde ubicarlos.   Ella los irá encajando en una trama que, con minuciosidad,  Áurea L. Lamela va desarrollando como si ordenara un puzle hasta dar con el resultado definitivo, en un relato que es capaz de atraparnos desde las primeras páginas.

Destacaremos a otros personajes principales, como el guapo Rogelio (Roger), atractivo venezolano que posee una clínica de belleza junto con su socio Matías (Matis). Ambos están casados con esposas que no se dan  por enteradas de sus continuas infidelidades. En estos momentos aspiran al premio Fundación del Pensamiento y Ciencia que se sustenta del blanqueo de dinero. Sobra decir que los dos mueven negocios sucios y que a su clínica de belleza va lo más selecto de la ciudad.

Conoceremos también a Benigno Bal, un arribista inmoral al que ha abandonado su mujer, Lola. Ella tiene conciencia, escrúpulos y está dispuesta a divorciarse, por lo que resulta peligrosa. Él no puede admitir tener un hijo homosexual y otros no pueden permitir que Lola sea consecuente con su moral.

Sabremos sobre Rialto, político y auténtico dueño de la ciudad hasta hace poco. Ahora la estrella de este sesentón está en claro declive. El relato retratará asimismo a su infiel y joven esposa Vanesa.

Muralla de Lugo

Muralla de Lugo

También, poco a poco, casi por capas, iremos  descubriendo el carácter de la mujer asesinada: sus sueños, sus ambiciones, sus miedos, su desesperación al haber descubierto que ahora, por fin enamorada, todo ha resultado una mentira -o más bien una pesadilla-. La autora hará que esta vulnerable mujer con un final tan desgraciado cobre vida ante nuestros ojos.

Marcia era conocida por todos estos personajes que os hemos presentado. Todos han intervenido de alguna manera en su vida. Pero no la echaron de menos, no están dispuestos a hablar y no tienen interés alguno en descubrir al culpable. Cualquiera de ellos puede ser. Todos responden a las preguntas de la policía con puras evasivas o directamente con información falsa.

Por su parte, Sara, la esposa de Zalo y lectora empedernida de novela policíaca, toma un interés personal en desentrañar el misterio y hallar al culpable. El caso de Marcia la conmueve y, como es habitual en ella, colabora con Zalo incluso más allá de sus posibilidades. El inspector encontrará todo tipo de trabas, empezando por sus superiores y terminando en la judicatura: si molestas a  la “Buena gente será difícil salir airoso. Contará con la  colaboración de sus dos ayudantes: Gómez y Pablo, dos policías muy diferentes pero realmente valiosos en la investigación.

La autora nos mete de lleno en la corrupción que impera en las capitales de provincia. Ella asegura que Lugo parece un semillero para crear tramas de novela policiaca. Han salido turbios asuntos a la luz y en su novela podemos encontrar un poco de todos (operaciones Carioca o Campeón son un ejemplo). Su condición de psiquiatra ha ayudado a que los patrones de sus personajes sean tan  acertados, destacando –como ya ocurría en su anterior novela “Nadie sabía”– su profundidad y riqueza.

Una vez más la novela negra sirve para denunciar la corrupción en la que se mueven como pez en el agua los poderosos, y cómo política y corrupción a menudo van de la mano.  Denunciar las subvenciones ilegales, recomendaciones, comisiones, negocios sucios que incluyen  drogas, prostitución (y todo lo que sirva para enriquecerse con rapidez a estos depredadores que solo miran por su enriquecimiento personal). Denunciar la hipocresía que impera ante una sociedad que hace la vista gorda, pensando quizás en que si los de arriba se enriquecen algo habrá para ellos también. La autora refleja también el problema que este ambiente de corrupción representa para las personas íntegras, que pueden poner en riesgo su vida si se enfrentan al sistema.

A lo largo de sus trescientas setenta y seis páginas y sus veinte capítulos la autora va desarrollando la historia de forma metódica y con un estilo verdaderamente reconocible y original. Si en un principio la descripción de sus numerosos personajes abruma, según avanza la novela te sirve para ponerte en su piel. Ya sabes cómo piensan, quiénes son y a qué aspiran, pero también los trapos más que sucios que oculta esta gente tan admirada.

La autora nos dice que pretende que en su novela la ficción supere a la realidad. Desde luego ha conseguido enfrentarnos a una realidad que vivimos día a día, pero con una enorme ventaja: en Buena gente” los personajes están muy trabajados y tienen más peso y profundidad que aquellos que contemplamos a través de los medios de comunicación (y no siempre camino del juzgado).

Es una novela que seguro vas a disfrutar leyendo, y en la que no podrás evitar sentirte identificado/a con esta pareja de investigadores que no siempre se mueven en el terreno de lo ortodoxo pero sí con la motivación del compromiso más absoluto con la víctima. Como dije antes, esta es la segunda novela de Áurea L. Lamela protagonizada por el inspector Zalo Alonso y la forense Carmela Archer, y ha sido publicada recientemente por Éride. Esperamos una tercera obra que nos haga seguir gozando con las pesquisas de esta pareja de profesionales comprometidos y humanos, estamos seguros/as de que esta autora nos volverá a sorprender con su capacidad de creación de personajes y el profundo trabajo de investigación que hay detrás de cada una de sus obras.

Autora de la reseña: Viridiana

Compra el libro ahora

BIOGRAFÍA DE LA AUTORA: AUREA L. LAMELA

Aurea L LamelaSe licenció en Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela, se doctoró por la Universidad Complutense con una tesis sobre “Pareja y trastorno psíquico”, y se especializó en Psiquiatría en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Durante 20 años trabajó en una institución psiquiátrica de Lugo, desde hace dos años en el Hospital de Día de Psiquiatría y sigue activa como investigadora en el campo de la Psiquiatría, además de ejercer como profesional liberal en la misma ciudad. Pero su vocación literaria es tan antigua como su vocación médica; y empeñada en que la realidad no supere la ficción, escribe su primera novela: Nadie sabía. Terminó su redacción en agosto de 2010. Acontecimientos posteriores demuestran que la imaginación de la autora se acerca considerablemente, pero no logra superar la magnitud de los hechos reales. De manera que su segunda novela, Buena gente, también policíaca y con los mismos protagonistas (el inspector Zalo Alonso y la forense experta en perfiles psicológicos, Carmela Archer), da cuenta de ello.

3 thoughts on “Éride publica la segunda novela de Aurea L. Lamela, “Buena gente” | #MundoLiterario (Novela)

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.