El Palacio de Eltham (Greenwich, Londres) | #MundoArquitectura

Seguimos comentando casas que son una verdadera obra de arte. Hoy les toca el turno

Seguimos comentando casas que son una verdadera obra de arte. Hoy les toca el turno a los arquitectos John Seelly y Paul Paget, autores de una remodelación increíble del Palacio de Eltham (Londres) en 1936, para la rica pareja Stephen y Virginia Courtauld.

Palacio de eltham puenteLa pareja formada por Stephen y Virginia Courtauld eran ricos y extravagantes. Él hombre reservado, provenía del negocio textil de su familia, pero su actividad empresarial y sus intereses personales  eran variados: estudios cinematográficos Ealing,  cultivo de  orquídeas,  viajes de aventuras. Patrocinó la expedición británica al Ártico, en la Primera Guerra Mundial recibió la Cruz Militar del Ejército británico,  formó parte del grupo que consiguió ascender la arista del Mont Blanc.  Su esposa, mujer al tanto de las últimas modas y estilos pertenecía a la alta sociedad. Esta pareja encargaron  en los años treinta un edificio excepcional en el que consiguieron aunar tradición y modernidad. En sus interiores se exhiben lujosos detalles de estilo  art decó junto al último grito en tecnología doméstica.

El palacio de Eltham  había sido residencia real desde el reinado de Eduardo II (allí creció Enrique VIII),  hasta el de Carlos I. Cuando en 1933 los Courtauld adquirieron la finca esta estaba prácticamente destrozada, excepto el salón regio que se utilizaba de granero.

Palacio Eltham 5Nuestra pareja se pusieron en contacto con los arquitectos John Seelly y Paul Paget, muy bien relacionados ambos socialmente  y les pidieron el diseño de una nueva finca (respetando lo único que quedaba del palacio, el salón regio). El edificio debía tener forma de U y uno de sus extremos sería el salón regio. Las dos alas se encontrarían en la extensa zona de acceso al palacio.  Seel y Paget diseñaron el exterior en lo que se llamó estilo Wrenaissance.

En su interior la residencia era vanguardista. Combinaron perfectamente el salón regio de Eduardo IV –con su estilo del siglo XV- , los imponentes exteriores, y la modernidad de los espacios interiores que nos hacen recordar los de un transatlántico.

La estrecha colaboración entre arquitectos, propietarios, e interioristas dio como resultado una mansión palaciega del siglo XX, con comodidades como  hilo musical centralizado, telefonía interna, calefacción por debajo de los pisos, o sistema integrado de aspiradores con enchufes en todas las habitaciones.

Palacio Elthan 6El vestíbulo principal, coronado por una cúpula de cristal, fue obra del diseñador suizo Rolf Engnstömer;  la marquetería que luce en los paneles de arce es de Jerk Werkmäster. Otras estancias interiores fueron diseñadas por el decorador de interiores Peter Malacrida.

La vivienda es un canto a la sofisticación y al lujo.  Hasta la mascota de los Courtauld  -un lémur llamado Mah-Jogg–  disfrutó de una jaula diseñada para él, con calefacción y murales con motivos selváticos.

El edificio está rodeado por  más de siete hectáreas de jardines, con fosos y  su lujo  refleja el optimismo de la época y un estilo de vida ostentoso y moderno. También vemos cómo cuando los diferentes profesionales y los propietarios tienen armonía (y dinero no nos olvidemos de él)  pueden superarse hasta límites insospechados.

Ya me diréis qué opinais  vosotr@s

Autora de la reseña: Aquimarisa

Fuente:

Casas icónicas

100 obras maestras de la arquitectura contemporánea

Dominic Bradbury

Fotografías de Richard Powers

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.