Enrique Zurita publica «Cuentos del alba I, hadas y humanos la conexión», una colección de relatos llena de magia | #MundoLiterario

Enrique Zurita publica «Cuentos del alba», una delicada colección de relatos donde la magia habita

  • Enrique Zurita publica «Cuentos del alba», una delicada colección de relatos donde la magia habita en cada línea.
  • El autor construye un universo de propio de personajes que aparecen y desaparecen, con escenarios que se entretejen como un bello mosaico lleno de poesía

Cuentos del alba 1

En «Cuentos del Alba – 1», Enrique Zurita nos invita a un conjunto de relatos íntimos y atemporales que nos demuestran no solo que la magia existe, sino que la recreación mediante la palabra es infinita y llena de matices. Nos seduce mediante un juego sutil y embriagador creado para que nuestra alma florezca y se llene de imaginación.

Marineros soñadores, hadas misteriosas, poetas románticos, aventureros llenos de melancolía, que entrecruzan sus caminos a veces incluso sin saberlo, fruto de la imaginación del autor y su propia pericia para crear un mundo propio.

El lector será testigo de todo ello a la vez que se abandona a la mano seductora del autor, reencontrará personajes que había conocido en anteriores relatos y comprenderá por fin los hilos casi invisibles que unen unos relatos y otros, siempre recreados desde un estilo sólido y reconocible.

Enrique Zurita atrapa al lector en sus redes narrativas, le raciona las historias como ingredientes que deben ser degustados con paciencia, para mecerlo en su prosa poética y minuciosa.

«Yeleil era un amante de la luna, cada vez que había luna llena, lo sentía dentro de sí, pues el día lentamente le mostraba al finalizar, el paso a la noche oscura, y la salida de su preciosa amiga, bella, elevada en el firmamento estrellado, y sabía exactamente qué hacer por la noche, cuando se llenaba en el cielo azul inmenso la noche eterna de estrellas».


Un universo propio lleno de magia

Y es que es en los detalles más pequeños de la Naturaleza en los que podemos encontrar con mayor grandeza la rica creatividad de la vida; en lo natural reside la belleza más sublime y la magia más imperecedera.

Y quizás sea por ello que el título de esta colección de relatos sitúan al lector frente a un acontecimiento, el amanecer, haciéndolo testigo de la grandeza de cuanto le rodea, pero también utilizando la imagen del nuevo día como descubrimiento de nosotros mismos.

Enrique Zurita construye un universo de propio de personajes que aparecen y desaparecen, con escenarios que se entretejen como un bello mosaico lleno de poesía e imágenes capaces de transportar al lector.

Conoceremos a Laura, reina de las hadas que ayuda a los marineros; a Clemente, poeta del que el mar se enamorará y vengará; a Miguel el capitán y su amigo el poeta y escritor; a Ángel, que le pidió a Laura que echase al viento sus miedos; a Celeste, enamorada de la poesía; a Melanie, la bella hada de pelo rubio; a Yeleil, el cuervo negro que acompaña a un ermitaño siempre pensado en su amada Clara, que perdió; a Edward, escritor devorado por el mar, al cual tanto amaba…

Laura

“Siempre amanece en el sendero que conduce al mar, donde vive Laura.  Ya no arde más el fuego que pretendía quemarla.  Y si la traición de la oscuridad se atreviera siquiera a cegarla, la luz de sus ojos podría apagarla. El eco del sonido lejano, la voz de su amado, no dejarían tocarla.  “

” Dass stets der zum Meer führende Pfad, dort wo Laura lebt, zum Vorschein kommt.  Das Feuer, das sie verschlingen sollte, brennt nicht mehr.  Und wenn die verrätische Dunkelheit einmal versuchen würde, sie zu verblenden, so könnte das Licht ihrer Augen dieser entscheidend trotzden.”

Traducción: Enrique Zurita Martín, 1ª supervisora del texto en alemán Elisabeth Toré Irlenbusch, 2º supervisor del texto alemán Norbert de Lüecke

Los personajes de “Cuentos del alba, 1” a menudo descubren una gran verdad que se hallaba oculta, aunque también es cierto que en otras muchas ocasiones es el lector el que se acaba enfrentando a un interrogante, el cual le obligará a indagar en su interior para meditar sobre el posible desenlace. La imagen del amanecer que preside estos cuentos también atestigua el importante carácter poético de estos relatos que invitan a soñar a lectores de una horquilla de edad muy amplia. Su capacidad de activar la imaginación del lector, de invitarlo a interactuar con la trama y a dejarse llevar por su original ritmo narrativo. Precisamente el ritmo y el manejo de los personajes presenta un conjunto de relatos que se pasea con gran facilidad entre la vigilia y el sueño, entre lo real y lo onírico.

«Siempre amanece en el sendero que conduce al mar, donde vive Laura. Ya no arde más el fuego que prentendía quemarla. Y si la traición de la oscuridad, se atreviera siquiera a cegarla, la luz de sus ojos, podría apagarla. El eco del sonido lejano, la voz de su amado, no dejarían tocarla. Ya no coge aquel avión que solía asustarla…

Ahora navega embarcada en la realidad de sus sueños, por las noches se escuchan susurros en el mar siempre en calma, la suave brisa guía la canción que entona la bella melodía que parece emitir el faro en lo alto de la colina…»


Y, por supuesto, el mar

Es además destacable la importante presencia del mar, utilizado como inmensa imagen metafórica a la par que como actor y escenario en varios relatos. Los mares del Norte, con su frío y peligro, el Mediterráneo con sus silenciosos secretos, olas que son capaces de abatir embarcaciones, aguas que abrazan a los marineros y los llevan a sus profundidades…

Como reza un antiguo proverbio chino, “Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda”. Y es en su inmensidad, en su inmortalidad, en lo que se centran muchos de estos relatos con sabor a sal. Los relatos no son compartimentos estancos entre sí, sino que se comunican no sólo a través de escenarios (el ya mencionado mar, por poner un ejemplo) sino también a través de personajes (como por ejemplo Laura). Así, el mar y su engañosa benevolencia pueden esconder temibles peligros. Como podremos aprender con «Cuentos del alba, 1», a veces los demás no pueden ver lo que perciben nuestra vista; sin embargo, en ocasiones la belleza de nuestro objeto de deseo puede engañarnos y ser peligrosa.

Encontramos en ese aspecto también fragmentos que sitúan al lector como testigo directo de la escena, como ocurría con Charles Baudelaire y su observación de las calles:

«Clemente se paseaba alrededor de las tiendas e inspiró y espiró para hacer salir de sus pulmones tanto aire puro como pudiese.

Donde quiera que mirara, veía a topo tipo de personas. Unos, se arrodillaban en la calle, y veían a la gente pasar, yendo tras ellos con el paso largo para pedirles algo de limosna.

Otros, giraban y giraban sin percatarse aparentemente de lo que deseaban. Otros yacían inconscientes en lúgubres rincones de la plaza.

Pero también, se hallaban entre éstos los que se apiadaban visiblemente de la miseria humana, y tendían sus brazos llenos de amor intentando buscar soluciones».

O incluso podríamos hablar de una acertada variación del mito de Narciso en cierto momento del relato Clemente y el mar:

«Dice la leyenda que en la ciudad natal, le fascinó desde pequeño el gusto por la literatura, la poesía y el arte. Sin embargo, nadie valoró su talento, por lo que una gélida noche de otoño perdió la noción de lo que decía.

Conmocionado por la infravaloración de su ser, se sumergió aquella noche en el frío mar, donde intentó sin éxito buscar el talento perdido, aquel que nadie supo valorar».


Un libro muy especial en una cuidada edición

Como decíamos, conoceremos a Laura, conoceremos el reino de las nueve rosas, conoceremos los nueve castillos (que albergan planetas desconocidos para el hombre), conoceremos la leyenda de Clemente, a Edward (escritor devorado por el mar, al cual tanto amaba)… En ocasiones, los relatos invitan a la reflexión del lector con un “Continuará”, dejando el desenlace del relato para una nueva ocasión. Ello, unido a la característica conjunción de ciertos personajes comunes provoca que la colección de cuentos adquiera una unidad propia a la par que abre la puerta a nuevos volúmenes de la saga.

«Los últimos días del otoño dieron paso al crudo y gélido invierno en Europa.  Las mucílagas hojas verdes de los árboles casi secos caían temblando al suelo, aplastadas y arrastradas por el incesante batir de las enormes ráfagas de viento furiosas, que en ocasiones las deshacían rápidamente como si fuesen bolas de nieve.

Algunas chocaban contra los troncos gruesos de algunos de estos muriendo casi instantáneamente del golpe, mientras que otras eran llevadas con fuerza hacia lo más recóndito del bosque inmenso y del lago congelado de aguas cristalinas que yacían juntos en aquel hermoso y a la vez desolado paisaje del Norte de Italia”.

Es un libro especial en todos los sentidos, ya que en la cuidada edición que acaba de publicar el autor, el texto se acompaña de imágenes y bellas fotografías que permiten completar sentimentalmente la atmósfera de los personajes que intervienen. Una edición que se venderá tanto en formato papel como digital a través de su web oficial


Literatura y bilingüismo

Además, dado que Enrique Zurita es diplomado en Lengua Española por la UMA y Licenciado en Traducción e Interpretación de Inglés y Francés (completando la horquilla idiomática con idiomas tales como alemán e italiano),  gracias a sus conocimientos, podremos disfrutar de una versión bilingüe castellano/alemán del relato “Laura” que nos mostrará otra bella versión del relato. Destacar además que el relato en alemán tuvo una primera supervisión de Elysabeth Toré Irlenbush y una segunda de Norbert de Lüecke. Es por este afán políglota que sus relatos están escritos con un vocabulario accesible a la par que seductor, de manera que se logra involucrar tanto a los lectores más jóvenes como a los iniciados en los relatos de fantasía como a los alumnos de español, inglés, francés o italiano. Alientan así el fomento a la lectura en el marco de la riqueza del idioma castellano, promoviendo la lectura bilingüe.

En resumen, «Cuentos del alba -1» es la primera entrega de una colección verdaderamente recomendable y que nos abrirá la puerta a otro mundo emocionante. Un mundo donde todo es posible, donde los elementos se alinean para demostrar la belleza de este mundo conocido pero, sobre todo, de todo lo que nos queda por conocer.

Es una bella colección de cuentos escritos al amanecer para llenar los días de luz, que recomendamos a aquellos que les guste disfrutar imaginando escenarios llenos de libertad y fantasía y personajes que se mueven a camino entre lo mitológico y lo real. Quien entra en el mundo de Enrique Zurita desea sumergirse más y más. Déjense seducir por la narrativa mágica de este autor.

Autora de la reseña: Rosa Yaguas

Compra el libro ahora

Enlaces de interés:

Biografía del autor: Enrique Zurita

Es diplomado en Lengua Española por la UMA en el año 1991-1992. Licenciado en Traducción e Interpretación de Inglés y Francés por la Universidad de Vic en el año 2010. Estudiante de segundo de Grado en Derecho por la UNED. Habla francés, alemán, italiano e inglés. Adora el cine, la música y del deporte. Es aficionado al Feng Shui, Reiki y Metafísica.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.