Entrevista al escritor David Arrabal Carrión | MUNDO LITERATURA

Os dejamos con la entrevista que realizó nuestro colaborador Antonio Pascual-García al escritor David Arrabal

Caratula_El_final_Os dejamos con la entrevista que realizó nuestro colaborador Antonio Pascual-García al escritor David Arrabal Carrión, autor de «El final de todos los inviernos».

Hola  David, he  estado  leyendo  tu biografía, pero  me gustaría que fueras tú quien nos contaras algo más sobre ti; inquietudes, gustos literarios, cine…

 A parte de lo que has podido leer, quizá el dato más importante que faltaría por comentar es la pasión desbordada que siento por la música Heavy. Es el elemento que siempre me ha movido, sobre todo en mi faceta artística. Todo lo que he dibujado, escrito (tanto antes como ahora) está salpicado por la esencia de esta música, esta forma de pensar y vivir. Siempre que escribo o dibujo pongo música. Cada momento tiene su grupo, su estilo, y cada obra mía podría ir acompañada por una banda sonora. He hecho mis pinitos en algunas bandas amateurs, pero soy un músico frustrado.

Fuera de esto, soy seguidor del cine de fantasía y de terror, aunque no me cierro a ningún género, y también soy jugador empedernido de videojuegos (aunque últimamente tengo la Play criando polvo).

Me gusta el deporte, el rugby…

Literariamente hablando, como habrás leído en mi biografía, leo de todo, siempre que me enganche en sus primeras cien páginas, eso sí. Ahora mismo, por ejemplo, después de leerme una obra que me ha impactado, “Réquiem por un campesino español”, de Ramón J. Sender, he devorado dos libros de zombis. Como ves, me muevo por extremos, sin complejos. Tengo pendiente “Danza de dragones”, de la saga “Canción de Hielo y Fuego”.

¿Cómo fue el primer contacto con la escritura?

 Mi primer contacto fue, como en de  la gran mayoría, en la escuela, donde tuve una profesora que consiguió llamar mi atención hacia esas cosas de papel con letras dentro. Luego pasé a ojear libros que andaban por casa, hasta que di con “El hobbit”. Ahí supe que tenía que sacar a relucir ese mundo que mi imaginación sólo expresaba en dibujos sueltos. Empecé haciendo cómics, durante muchos años, hasta que finalmente salté a la novela. Siempre he escrito guiones de cómic y pequeños relatos, poesía, e incluso canciones, pero es ahora cuando he dado el paso decisivo.

Nombra tu novela favorita (si tienes más de una, dilo). Y por qué.

 Esa es la cuestión del millón. Te diré que “El hereje” de Miguel Delibes cambió mi concepto sobre lo que es la escritura perfecta, pues hasta aquel momento, 1998, me había movido sobre todo por la novela fantástica. Este es un libro inmenso en su contenido, perfecto en su ejecución. Luego destaco “Plenilunio”, de Muñoz Molina, novela negra que me enseñó lo que es una ambientación perfecta en un libro. Pero claro, no debo olvidarme de “El señor de los anillos”, “Las crónicas de Belgarath”, “Elric de Melniboné”, “La ley de la calle” o “Territorio comanche”. Hay demasiados libros que me han hecho pasar grandes momentos.

Ahora  el  mejor escritor o escritora. Sé que es complicado, pero todos tenemos preferencias.

 Miguel Delibes, sin duda.

¿Podrías decirnos lo que piensas, sobre las críticas de tus obras?

David Arrabal Carrion La verdad es que me siento muy alagado en todas ellas. Hay gente que no ha llegado a entender del todo el mensaje que expreso, pues hay conceptos, como el amor, que son muy personales y hace que el punto de vista de otra persona resulte extraño o totalmente distanciado del nuestro. Aun y así, al escribir “El final de todos los inviernos” tenía claro a dónde quería llegar y a quien quería llegar, así que me doy por satisfecho. Las críticas recibidas así me lo hacen saber. Ha gustado, y eso es lo importante para animarme a seguir por ese camino.

Después  de  echarle un  vistazo a la sinopsis de  tu novela “ El final de todos los inviernos” me gustaría que  intentaras convencerme con palabras, para que lea tu novela. La temática histórica es mi preferencia, por ello mi petición.

“El final de todos los inviernos” es una obra en la cual encontrarás lucha, miedo, dolor, ansia de venganza, tenacidad, fuerza y poder, y un amor fuera de toda lógica, un sentimiento que va más allá de la carne y las lágrimas, una fuerza que arde en el interior de un corazón marchito que, gracias a la enorme voluntad del protagonista, se elevará por encima de sus posibilidades.

Es una historia de ángeles de luz contra ángeles caídos en el marco de un mundo humano ajeno a los terribles acontecimientos que tienen lugar en el universo.

En esta obra reabro el debate eterno sobre qué es el Bien y qué es el Mal desde mi punto de vista.

 ¿Tienes  alguna anécdota graciosa que compartir con  nosotros? Algo curioso que te ocurriera mientras escribías alguna de tus novelas o en alguna presentación.

 Mientras escribía “El final de todos los inviernos”, salvando una vez que perdí un archivo con treinta nuevas páginas que tuve que reescribir, no me ocurrió nada particular. Pero ahora, mientras escribo la que será mi segunda novela, de terror sobrenatural, debo confesar que he dejado de darle a las teclas varias veces por meterme demasiado en la historia. Hay horas nocturnas en las que es mejor no tratar según que temas.

A parte de, El final de todos los inviernos, ¿tienes otra novela editada?

 No, pero ya están en proceso dos obras más, la que te comentaba antes y otra más, que estoy escribiendo a modo de entretenimiento y que posiblemente sólo sea editada en ebook.

Cuéntanos tu opinión sobre el actual estado del mundo editorial.

 En el mundo de la cultura estamos en tiempos de cambios, y no de crisis, como nos quieren hacer creer. Se siguen escribiendo libros, pintando cuadros, modelando esculturas, rodando películas y cortos, representando obras de teatro, grabando discos, y los grupos siguen actuando en directo. La cultura ha reaccionado contra toda la mierda que los políticos, banqueros y empresarios nos están tirando encima, y de ahí surgirá un nuevo renacimiento, justo cuando se conciencie la sociedad de que los antiguos sistemas han fracasado y nuevos vientos inflan ahora nuevas banderas. El mundo editorial no es una excepción.

La autoedición es una salida al entramado editorial, que no quiero decir que sea nocivo, pero sí demasiado sectario, y su funcionamiento en estos tiempos no ayuda a la literatura. Hay nuevos medios para publicar, para darse a conocer, de distribuir, que es el quebradero de cabeza del autor autoeditado, pero cuando se aprenda a convivir con esas nuevas tecnologías, el mundo de la cultura volverá a resurgir con fuerza.

¿Cómo es tu día a día?

Como todo homo sapiens del montón, dedico más horas de las que me gustaría al trabajo que me da de comer y paga las facturas, pero siempre saco tiempo para disfrutar de mi familia y mis amigos, ya sea a través de internet o cuando nos juntamos. Y para escribir, aprovecho mis días libres y las horas que le quito al sueño.

A parte de escribir, ¿tienes otras aficiones? colaboraciones en la radio, deportes…

Mi principal afición es el dibujo. Luego, me gusta ver películas, series de ficción y jugar a la Play. Me encanta ir a pasear a la montaña con mis perros. Escucho música a todas horas y siempre encuentro una hora como poco al día para leer. Practicaría deporte, que siempre lo he hecho, ¡pero necesitaría tener días de 30 horas!

¿Estás sumergido en algún nuevo proyecto?

 Como comentaba antes, estoy enfrascado en dos nuevas novelas. Una de ellas, la de terror, es la que me tiene más concentrado. El guión está terminado y ya llevo unas 130 páginas escritas.

¿Qué opina tu familia, sobre tu pasión por las letras?

 Con toda mi infancia y juventud haciendo cómics, les ha pillado por sorpresa el salto que he dado a las letras, pero sabían que tantas historias, tanto papel garabateado, tenían que salir por algún lado.

Para terminar, me gustaría que nos contaras sobre lo que buscas y pretendes como novelista.

 Mi principal objetivo es dar rienda suelta a mi imaginación, hacer que vivan todas las historias que se me ocurren y darlas a conocer al gran público. Todo aquel que se dedica al arte, sea en el campo que sea, lo que más quiere en el mundo es llegar a los demás, compartir con el resto del mundo parte de su intimidad. Ese es mi sueño.

Autor de la entrevista: Antonio Pascual-García

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.