Antonia Izquierdo

Entrevista a Antonia Izquierdo: «Encontré en el Reiki mucho más que paz» | #MundoNatura

«El libro de la gran Transformación», de Antonia Izquierdo, nos muestra el camino de la

  • «El libro de la gran Transformación», de Antonia Izquierdo, nos muestra el camino de la autoaceptación y el equilibrio personal con el ritmo de la Naturaleza.
  • Pero este no es el propósito final del libro. El recorrido no ha hecho más que comenzar.
  • Hoy entrevistamos a su autora.

«El libro de la gran Transformación», de Antonia Izquierdo, nace con la necesidad de recordar a los lectores la verdadera esencia del ser humano. ¿Cómo y cuándo empezó a gestarse el libro?

El libro empieza a gestarse desde que yo empiezo a canalizar, aunque es algo que ni siquiera yo sé. Empiezo a canalizar la idea de que tengo que escribir un libro,  unos seis meses antes de empezar a escribir. Porque no entiendes muy bien al principio de qué está hablando exactamente, si de lo que canalizas a diario u otra cosa diferente. Además es algo que yo no le daba crédito,  porque en ningún momento me había planteado escribir un libro, al menos a nivel consciente. Y como explico en el libro, cuando recibía este mensaje, para mí era cómo una broma y me reía.

Entre tu extensa formación podemos destacar que eres Maestra Terapeuta Reiki y practicante de Ho’oponopono. Háblanos de ello.

Bueno, cómo bien digo y explico en mi biografía más que títulos son procesos que aparecen en mi vida para ir hacia donde quiero ir. A la evolución de mi alma y también a conseguir un mayor grado de felicidad y entendimiento en mi vida. Ambos conceptos para mí, van de la mano, Felicidad y Entendimiento.

Así pues, el Reiki aparece en un momento muy duro de mi vida, como es mi divorcio y busco en el Reiki el salir del estado en el que me encuentro rota y perdida. Pero con un gran deseo de volar hacia nuevos horizontes. Y así fue. Encontré en el Reiki mucho más que paz y autosanación, sino también la persona con la cual haría realidad un gran sueño que había en mi corazón: Ayudar a otras personas a sanarse, pero sobre todo a disminuir su sufrimiento. De esta forma y mucho más rápido de lo que yo imaginaba empecé a subir niveles de Reiki hasta llegar a la Maestría, que no deja de ser un título, porque la verdadera Maestría está en saber vivir de una manera sabia en la vida cotidiana. El Reiki ha sido para mí una herramienta muy importante de evolución personal pero a la vez un gran saco de satisfacciones personales en cuanto a sanación y formación de muchas personas.

El Ho´oponopono llega a mi vida en un momento en el que sentía un gran sufrimiento por verme sumida en un bucle del cual no encontraba la salida. Es de nuevo el sufrimiento el que me hace lanzarme a la aventura de conocer este arte hawaiano. Y cómo todo, viene porque alguien te habla. En este caso me hablaron del Dr. Ihaleakalá que había cerrado un psiquiátrico en Hawai´i practicando Ho´oponopono. Me llamó la atención y busqué en Internet sobre él. Salió un libro relacionado con él y como no, una gran lectora como yo, no tardó en comprárselo. Fue tal la afinidad con las enseñanzas que explicaban en ese libro, que era como entenderme a mí, a todo lo que yo creía en lo más profundo de mi Ser. Y todo aquello que no compartía con el resto y había sido un lastre en mi vida para triunfar, ahora en este libro explicaban que era la clave para vivir. Ahí me lancé de lleno y aunque no pude contactar y recibir las enseñanzas del Dr. Ihaleakalá pude acceder a una gran discípula suya, Mabel Katz. Empecé a practicar Ho´oponopono y empecé a ver resultados. Hubo momentos de angustia porque todo esto de cambiar hábitos es como desengancharte de una adicción. Y claro, veías que no conseguías limpiar todo el rato, no reaccionar, etc… Pero el mayor entendimiento que me dio el Ho´oponopono y la consciencia de saber que al practicarlo no sólo te ayudas a ti, sino a tu familia y a toda la Humanidad, para mí era muy motivador. Me aliviaba en momentos difíciles en mi vida sabiendo que estaba haciendo lo correcto al limpiar, porque mejoraría la realidad que venía a mi vida momento a momento, además de una gran aceptación, que es el mejor aportador de paz para tu alma. Fue en el primer seminario de Mabel donde yo tomo la determinación de ponerme en serio a escribir el libro. Y a los dos años ya está a punto para  publicarse.

«El libro de la gran Transformación» está escrito en forma de bitácora o cuaderno vital, ¿por qué elegiste este formato?

No es elegido por mí conscientemente.

Realmente con el libro sigo el mismo patrón que con mis canalizaciones. Cada día pongo la fecha y canalizo la información que me envía en ese momento y así es ´como lo hice con el libro. Realmente no dejaban de ser canalizaciones y yo seguía al pie de la letra cómo ellos me iban dando la información.

¿Cómo definirías la autoaceptación?

Normalmente nos perdemos en las palabras, pero cómo me gustan las cosas sencillas, te diré que para mí, la Autoaceptación es estar en paz contigo, con lo que eres, con lo que haces, con lo que sientes, con lo que tienes. La comprensión de que lo haces lo mejor que puedes y que aunque has conseguido muchas cosas, todavía te quedan muchas más, porque la existencia infinita de nuestra alma requiere evoluciones infinitas.

¿Hasta qué punto la Naturaleza es crucial en el devenir de nuestra existencia?

Total y absolutamente, es crucial.

Somos ella, formamos parte de ella. Y si quieres descubrirte tendrás que ir a la Naturaleza para conectar contigo mismo. Cuanto más nos alejamos de la Naturaleza, más nos alejamos de nuestra verdadera esencia. En momentos cruciales y difíciles de mi vida, mi alma me llevaba a lugares alejados de poblaciones, el mar, la montaña. Son lugares donde conectamos con nuestro origen a través de los sonidos primigenios, aquellos que nos llevan al origen de la vida. Allí sientes el amor de la Naturaleza, de la Tierra y cómo te consuela y te limpian de todo tu dolor. De ella vienes renovado en todos los sentidos y con una imagen de ti misma mucho más elevada.

Los pueblos y tribus que viven en comunión con la Naturaleza son los más elevados y los que reflejan una vida más espiritual que ninguna otra cultura.

Descubrir a la Naturaleza es descubrirte a ti mismo.

¿Cuáles dirías que son tus principales referencias?

Dios y todo lo que habla de él con sencillez y a la vez con profundidad.

Algunos de los que me han inspirado son, cronológicamente:

“El Tercer ojo”   de Lobsang Rampa

“Sidharta” de Hermann Hesse

“Las obras completas” de Khalil Gibran

“Tus Zonas Erróneas” de Wayne Dyer

Todo esto en mi adolescencia. Más adelante

Deepak chopra, Eckharte Tolle, Louise Hay, Rhonda Byrne, Miguel Ruíz, Mabel Katz, etc… Varias obras de cada uno de ellos y ellas.

También las palabras del Dalai Lama han sido para mí, muy reveladoras.

¿Cuáles son los planes futuros para «El libro de la gran Transformación»?

Sólo Dios sabe. Yo siento que he cumplido con mi parte y ahora el libro queda en manos de Dios.

Mi mayor deseo es que llegue a las personas correctas y perfectas. A aquellas personas a las que tiene que transformar para que sean una mejor versión de ellas mismas. Seguiré las Instrucciones Divinas como hasta ahora.

¿Crees que las redes sociales son una herramienta útil para los autores/a?

Por supuesto. El alcance que está teniendo la publicación de mi libro no hubiera sido posible sin ellas. Sobre todo porque Antonia no es una escritora conocida, ni famosa.

Antonia Izquierdo

Antonia Izquierdo

¿A través de qué medios se pueden poner en contacto contigo tus lectores/as?

Bueno, creo que el más directo y sencillo es por correo electrónico. Ya que, aunque tengo una Fan page, cómo que no le acabo de coger el tranquillo. Ja, Ja, Ja.

Mi correo electrónico está en el libro, al final de mi biografía.

Además me gustaría mucho que los lectores me contaran sus experiencias con el libro.

¿A qué te refieres exactamente cuándo usas la palabra “Dios” tanto en el libro, que la escribes frecuentemente, como en la entrevista?

Es muy importante que me hagas esta pregunta porque es una palabra que puede dar lugar a malentendidos cuando el lector empieza a leer mi libro. Luego más adelante, en la lectura del libro, creo que queda claro a qué me refiero cuando la digo.

Uso la palabra “Dios” para referirme exactamente a lo que somos “Chispas Divinas” habitando cuerpos materiales para vivir una experiencia aquí en la vida. Ese Dios al que me refiero, somos nosotros, la parte Divina que hay ahí dentro.

Creo que ha llegado el momento de reivindicar el uso de esta palabra para describirnos. Y darnos cuenta que a pesar de que ha sido usada y manoseada por todas las religiones, eso no significa que les pertenezca. Dios somos todos y cada uno de nosotros y de los seres de nuestro planeta.

Si tenemos algún rechazo a las religiones debemos separar esta palabra de ellas, porque realmente no les pertenece.

¿En qué se basa el poder transformador de tu libro?

Me encanta que me hagas esta pregunta porque es importante que el lector entienda que este libro va dirigido al alma, no a la mente. El poder transformador del libro radica en su energía, no en sus palabras. Las palabras que hay escritas en él  sirven para reflexionar, para cuestionar y para buscar dentro de ti. Pararte a mirar ahí dentro. Pero es su energía, y los dibujos de Holosíntesis que multiplican esa energía potenciándola los que trabajan  para que en tu interior se desencadenen las transformaciones necesarias para ti en este momento.

Las formas de transformar del libro serán infinitas, para cada uno,  una diferente. Puedes sentir la transformación con sólo leerlo, en ese momento o más adelante, pero también el libro te puede llevar a vivir una experiencia o experimentar con una terapia que te transforme.

En definitiva, que puede ser el instrumento transformador o el medio para llegar a la experiencia que te transformará antes o después. Pero lo harás tú porque así lo deseas.

Leer reseña

Compra el libro ahora

Enlaces de interés

Biografía de la autora:

Yo, Antonia Izquierdo Ramírez, soy un alma más que viene a este planeta llamado Tierra y que busca cumplir sus más eleva­das metas y para ello pasa por grandes y pequeñas pruebas que hacen que en mi currículum aparezcan diferentes títulos que no son más que una etapa en cada fase de mi vida en la que he buscado la verdad y accidentalmente o no, me convertí en bus­cadora de una verdad única que me llevó a hacer un Curso de Control Mental Método Silva, luego pasé por varios intentos de encontrar esa profesión que me llenara y acabé por fin en ser Enfermera. Pero en medio de mi carrera apareció la enferme­dad, título del cual no me dieron diploma, pero que marcó el cambio de rumbo de mi existencia y detrás de mi enfermedad llegó la etapa de la búsqueda de la Sanación Natural y la Espi­ritualidad de una forma más contundente, lo que me llevó a ser Terapeuta Reiki, llegando hasta el último título, Maestría, la cual sigo buscando. Y también entraron en mi vida las Flores de Bach convirtiéndome en Terapeuta Floral. Y como una cosa lleva a la otra llegó la Terapia de Sonido con Cuencos de cuarzo, alquímicos y tibetanos. No contenta con eso doy otra vuelta de tuerca más y me hago practicante acérrima de Ho´oponopono de la Identidad Propia y exploro técnicas Zen.

Tanto es el deseo de mi Transformación y sobre todo la idea de Transformarme para Transformar que me guían en mis canali­zaciones y meditaciones hacia la escritura de un libro, este que hoy tienes entre las manos.

Contacta con la autora

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.