Entrevista a Juan Puig, autor de «Juan y María: dos intrépidos viajeros»

Juan Puig Bonastre presenta «Juan y María: dos intrépidos viajeros (viaje alrededor del mundo en

  • Juan Puig Bonastre presenta «Juan y María: dos intrépidos viajeros (viaje alrededor del mundo en 45 días – año 1998)». Una aventura que sumergirá al lector en una ruta a través de países muy distintos.
  • El itinerario que nos invita a compartir con la lectura de su libro incluye Nueva York, San Francisco, Hawai, Nueva Zelanda, Australia y Singapur.
  • Hoy tenemos el placer de entrevistarle.

«Juan y María: dos intrépidos viajeros (viaje alrededor del mundo en 45 días – año 1998)» no es solo un libro de viajes apasionante, sino un viaje al interior de nosotros mismos, pues nos hace conectar con la aventura y a la vez con la complicidad de la pareja. ¿Cómo surgió la idea de este libro?

La idea surgió de casualidad y a petición de amigos, que conocedores de mis viajes y una vez iniciada mi faceta literaria, me empujaron a escribir mis experiencias de viaje. Y qué mejor manera de empezar que con una vuelta al mundo.

Yo nunca pensé que un día podría escribir un libro de un viaje alrededor del mundo, si bien era una idea que me fascinaba pues hacer una vuelta al mundo la han hecho muy pocas personas, ya que un viaje como este encierra muchos peligros y nadie quiere correr peligros innecesarios como los que se pueden dar al hacer la vuelta al mundo.

¿Qué diría usted que se descubre al aventurarse a conocer sitios tan distintos?

Nuevas sensaciones, nuevas culturas y nuevas gentes. Descubrir lugares lejanos, siempre había sido la ilusión de toda mi vida y ahora tenía la posibilidad de intentar descubrir los lugares que tenía en mente y que había soñado desde mi infancia.

Sin duda, uno de los aspectos que hacen más especial a este libro es la aventura vivida desde la óptica de la pareja. Su esposa María, el amor de su vida, ha sido es y será el motor de su existencia y su gran obra personal. ¿Vivir estas aventuras juntos contribuye también a unir más a una pareja?

Sí, sí, sí y siempre sí.

Los lugares que visitará el lector incluyen a Nueva York, San Francisco, Hawai, Nueva Zelanda, Australia y Singapur. ¿Qué destacaría de cada uno de ellos?

NUEVA YORK para mi gusto, después de mi querida Barcelona, es la ciudad más importante del mundo y con su emblemática estatua es símbolo del afán humano por sentirse libres. 

SAN FRANCISCO, tiene un pasado de colonos españoles que en siglos anteriores colonizaron aquellas tierras, ese pasado hispánico la han hecho una ciudad acogedora que abre los brazos a los visitantes que la van a visitar.

HAWAII es uno de los lugares que más me han maravillado hasta la fecha.

NUEVA ZELANDA es un país para descubrir el verde de sus praderas y también la amabilidad de su pueblo en un lugar remoto y perdido en la inmensidad del océano pacifico.

AUSTRALIA es el mayor país del mundo y del que todavía queda mucho por descubrir, destacaría su selva tropical donde todavía se pueden ver cocodrilos, así como la montaña sagrada de los aborígenes australianos llamada ULURU y su fauna única como son los simpáticos Koalas y los mundialmente conocidos canguros.

SINGAPUR destaca por su dinamismo, por ser el centro financiero del sudeste asiático y por la Orchad Road, que es la única calle en el mundo adornada a lo largo de toda ella por orquídeas.

Viajes a través de sitios tan distintos y, muchos de ellos, tan exóticos, no pudieron estar exentos de algún peligro. ¿Destacaría alguna experiencia en especial?

No peligro pero sí donde más miedo sentí en mi vida fue en el vuelo de Christchurch (Nueva Zelanda) a Sidney (Australia), durante el vuelo, mientras comentábamos lo felices que habíamos estado en Nueva Zelanda, yo le dije a mi esposa María: «¿Qué es lo que te ha gustado más en Nueva Zelanda?». Entonces mi esposa María no respondió a mi pregunta. Al ver que no contestaba, yo tembloroso y sin apenas poder respirar repetí cariñosamente: «Mari, Mari, ¿Te pasa algo?». Y ella, inerte, como si estuviera muerta. Entonces yo llamé a una azafata pidiendo su ayuda, entonces la azafata le dio unos golpecitos con la mano en su mejilla para ver si reaccionaba, al ver que no lo hacía, la azafata fue corriendo a la cabina del avión, cogió una botella de oxígeno con una mascarilla incorporada y vino con ella rauda y veloz. Entonces puso le puso la mascarilla de oxígeno cubriendo la nariz y la boca de María. Durante unos minutos que parecieron una eternidad por mi parte, María reaccionó diciendo: «Juan, ¿Qué pasa?, ¿Qué pasa? ¿Qué pasa Juan? ¿Qué tengo?». Entonces yo le dije: «María te has desmayado, parecía que te habías muerto». Afortunadamente, fue un desmayo normal, pero el susto no me lo he podido sacar en toda mi vida.

Peligro lo sentimos en Australia, en la selva tropical, donde navegamos con un bote anfibio de la segunda guerra mundial por unos manglares llenos de cocodrilos, aunque afortunadamente a parte de la tensión y algún que otro pequeño susto, no hubo nada que lamentar.

Su título sin duda invita a pensar en futuras entregas de los viajes a través del mundo. ¿Será así?

Si, toda la serie se titulara Juan y María dos intrépidos viajeros, y tengo la intención de hacer Japón, China, Tailandia y Sudáfrica.

Tuvo una infancia dura, en plena posguerra española. ¿Qué destacaría de aquella época?

Una gran experiencia para el futuro pues el hambre que pasé y el miedo de los bombardeos son difíciles de olvidar para cualquier persona que tenga sentimientos humanitarios.

98-Admirando-a-su-amante

Admirando a su amante, obra de Juan Puig

Además de la faceta de escritor, su vocación artística le ha llevado a crear más de 150 pinturas. ¿Estas disciplinas completan facetas distintas de la vida o son parte de la misma necesidad de crear?

Son parte de mi necesidad creativa.  Desde siempre he sentido ese impulso creativo y que en diferentes momentos y fases de mi vida se han canalizado y plasmado en diferentes corrientes creativas y artísticas.

Empecé haciendo tallas de madera, después hice diferentes esculturas con escayola y también con barro, más tarde canalicé mi creatividad en la pintura con una creación bastante prolífica y ahora estoy totalmente volcado con la escritura.

¿De dónde nace la inspiración en su caso?

Es un don innato de la naturaleza, aunque también he de decir que mi necesidad continua de estar permanentemente activo ayuda a ello.

¿Cuáles diría que son sus principales referencias literarias y artísticas?

Como referencias literarias: Somerset Maugham, especialmente con su obra llamada El Sacristán, Mika Waltari con Sinuhé el egipcio y Omar Khayyam con sus versos y poemas.

Como referencia artística, destacaría a Leonardo Da Vincci, Murillo y Vermeer con su obra La Dama y la sirvienta, de la que precisamente hablo en este libro.

¿Cuáles son los planes futuros para el libro?

Venderlo por todo el mundo de habla hispana si es posible.

Compra el libro ahora

Enlaces de interés

Juan-Puig-Bonastre

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.