Manuel-Pena-entrevista

Entrevista al escritor Manuel Pena, autor de “Tejados de lata” | #MundoLiterario

Vivelibro publica “Tejados de lata”, la primera novela de Manuel Pena. Una novela que retrata

  • Vivelibro publica “Tejados de lata”, la primera novela de Manuel Pena.
  • Una novela que retrata el drama del desempleo centrándose en el sector de la metalurgia, muy castigado en los últimos años.
  • Un grupo de desempleados recibirán una sospechosa oferta de trabajo que, dada la precariedad de su vida, tendrán que aceptar.
  • Hoy charlamos con él sobre su nueva novela.
Manuel Pena

Manuel Pena en una de las presentaciones de “Tejados de lata”, acompañado de sus seguidores/as.

¿Qué te decidió dedicarte a la escritura?

Lo que me llevó al mundo de la escritura fue una etapa de mi vida un tanto triste y, sin yo ni siquiera percatarme, un buen día en una cafetería cogí un servilletero y de forma instantánea comencé a escribir. Ese hecho me sirvió para salir adelante, no tengo respuesta realmente sobre por qué comencé.

“Tejados de lata” toca un tema muy sensible, desgraciadamente muy de actualidad el paro y empobrecimiento de amplios sectores de la población ¿Quieres hablarnos sobre ello?

Sí quiero hablar de ello: efectivamente Tejados de Lata toca un tema muy sensible que, por desgracia, está y estará durante muchos años de actualidad. Soy de Vigo, una ciudad donde conocemos y sufrimos esa tremenda lacra. Aquí, conforme han pasado los años, la industria ha ido mermando su actividad, los astilleros han tenido que cerrar y la gente emigró. Por desgracia, afecta a todos los sectores, no hay fronteras para este problema.

Tejados-de-lata-con-libro

¿Creemos estar protegidos y vivimos bajo un tejado de lata?

Sí lo creo, y a las pruebas me remito. Esta sociedad, en este tiempo que nos toca vivir por desgracia carecemos de sensibilidad. La velocidad con que vivimos la vida no nos deja realmente ver y prestar atención a esas pequeñas cosas que día a día nos hacen continuar. Nuestra sociedad está pendiente de lo superfluo de una realidad imaginaria que tristemente nos confunde y nos lleva muchas veces, cuando nos despertamos cada día y abrimos los ojos, a darnos cuenta de que realmente estamos confundidos y equivocados. Pero continuamos adelante porque no podemos, no nos dejan romper esa cadena que nos liberaría de esa presión constante en la que vivimos. Somos prisioneros sin rejas y estamos protegidos tristemente bajo Tejados de Lata. 

En tu libro vemos como honrados profesionales se ven obligados a tomar una decisión que cambiará sus vidas y las de sus familias, era la única alternativa posible ¿los gobiernos han echado a las fieras a los trabajadores?

En este planeta los países del primer mundo suelen estar regidos por gobiernos democráticos, eso significa que nosotros los ciudadanos tenemos la responsabilidad de y tomamos la decisión de quien nos gobierna. Vivimos en un mundo global donde un país como el nuestro es como una ficha que forma parte de ese tablero donde se juega a otro nivel.

¿Será el siglo de los desaprensivos indiferentes al sufrimiento que causan?

Sí, creo, como he afirmado anteriormente, que cada vez caminamos hacia una sociedad más individualista y por lo tanto más indiferente a todo aquello que nos pueda causar problemas que enturbie nuestra rutina diaria.

En Tejados de lata sencillos trabajadores se verán enfrentados a las más crueles mafias ¿Es una lucha entre el mal y el bien?

En el relato del libro claramente se evidencia esa lucha por la cual el bien quiere sobrevivir, aunque yo me inclinaría más por la afirmación de la justicia que buscaban esos protagonistas. Una justicia simple y llanamente que era la lucha por la dignidad humana que se vio pisoteada por la codicia de unos pocos, claro que el mal estaba presente, pero en este caso se veía superado por la sinrazón y la crueldad.

Tu novela es muy sensible a la pobreza en la que se ve sumergido gran parte del continente africano al que pareces conocer bien ¿Qué nos quieres decir sobre ello?

Mi novela creo que es realista, y aunque parezca sensible y dura al mismo tiempo pienso que no podía obviar ni ocultar tratando un tema como es la realidad, buscando con ello que aquellas personas que la lean se emocionen y piensen que muchos de nuestros problemas son banales e insignificantes ante los que padecen otras personas, otras sociedades donde su única preocupación es poder saber si al día siguiente sus hijos, hermanos, padres o ellos mismos permanecerán con vida. Referente a si conozco el continente Africano, no lo conozco pero lo que sí veo y leo todos los días, es que no es lo mismo un muerto en África que en el mal llamado primer mundo, se me revuelven las entrañas como se tratan las noticias de un sitio y otro. Pienso que no interesa una solución, estamos demasiado ocupados en otros temas, pero veo que caminamos por caminos paralelos con un mismo final, la miseria y cada vez más un distanciamiento entre las clases sociales. Nos aproximamos a ese continente que tanto olvidamos y algunos usan como laboratorio donde se practican todo tipo de experimentos. Tejados de Lata os quiere llevar a ese mundo tan cercano a nosotros donde la miseria y el valor de una vida no significan nada. Estamos cerca muy cerca: reflexionemos, por favor.

¿Qué otros aspectos de tu novela quieres resaltar?

Quiero dejar para el final como así consta en mi novela. El personaje principal de esta, su nombre es Ángel, es un personaje real que trabajo toda su vida en los astilleros. Con Ángel aprendí mucho sobre ese mundo de acero, sudor y lágrimas, las conversaciones que manteníamos me enseñaron a conocer algo que para mí era totalmente ajeno teniéndolo a unos cientos de metros de mi domicilio. Ángel fue un luchador durante su etapa como trabajador y después de dejar de serlo. Por desgracia ya no está entre nosotros. Pero dejó en mí algo muy importante: la dignidad, la constancia y la honradez. No quiero que tras leer esta entrevista tengan la sensación de tristeza o sientan impotencia, todo lo contrario. Quiero que Tejados de Lata sea como una ventana que al abrirla y veamos los tejados ajenos nos preguntemos. ¿Serán de lata?

¿Qué opinas de Internet?

Sí, creo que Internet es una herramienta básica hoy en día para difundir todo aquello que realmente interese, y como sucede en mi caso me ha dado esta enorme oportunidad de acercarme a ustedes.

¿Qué proyectos tienes? ¿Para cuándo el próximo libro?

Tengo escritas tres novelas más pendientes de publicar, pero la vida me ha enseñado que el camino tiene que ser largo pero con pausas, poco a poco. Quiero agradecer a esta plataforma, Universo Maga. Gracias Javier, por esta oportunidad de divulgar mi novela, también a todas aquellos lector@s que han confiado y se han molestado en leer esta humilde pero muy real historia, y por ultimo a ViVeLibro mi editorial, a Ignacio Rodríguez. Gracias de todo corazón, espero que mi humilde trabajo sea de vuestro agrado. 

Leer reseña de “Tejados de lata”
Compra el libro ahora

Tejados-de-lata-amazon

Biografía del autor: Manuel Pena Pérez

«Nací en la ciudad de Vigo el 1 de Junio de 1962. Mi carrera profesional nada tenía que ver con el mundo de las letras, pero, por circunstancias, la vida me puso en ese camino y, tras tener que abandonar forzosamente mi profesión, me refugié en los libros. Pasé por momentos muy complicados personalmente, pero esa senda que la vida me quitó me la ha devuelto con ilusión y he comenzado una nueva etapa en mi vida “escribiendo”. Esto me ha ayudado a salir adelante y me ha dado la fuerza suficiente para continuar».

Manuel-Pena

Enlaces de interés

reseña libro

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.