Miguel Itriago

Entrevista al escritor venezolano Miguel Ángel Itriago | #MundoLiterario

Recientemente reseñábamos “Balas y flores en el fango”, del escritor venezolano Miguel Ángel Itriago Hoy tenemos

  • Recientemente reseñábamos “Balas y flores en el fango”, del escritor venezolano Miguel Ángel Itriago
  • Hoy tenemos el placer de charlar con él en esta entrevista.

Recientemente reseñábamos “Balas y flores en el fango”, novela negra con un caso tan entramado como peligroso, donde una pequeña niña de pocos meses de edad es la pieza clave en el desarrollo de una conspiración llena de odios y ambiciones. ¿Crees que la novela negra sigue siendo un medio literario idóneo para retratar la sociedad de cada época?

Por su estrecho contacto con las comunidades, la llamada ‘novela negra’ fue, es y será el género literario idóneo para retratar la sociedad de la época en la cual se desarrolle la trama de la obra.

Precisamente por ese íntimo vínculo con las comunidades, y con uno de sus principales problemas, como es el de la criminalidad, la ‘novela negra’ nos muestra,  a veces crudamente, aspectos que en otros géneros literarios se esconderían, disimularían u omitirían. Pero la novela negra no debe ser una tragedia griega ni ser similar a las ‘páginas amarillas’ de los diarios o noticieros. 

El autor debe exponer la realidad social con belleza, soltura, delicadeza, interés y ¿por qué no? aderezarla con un toque de humor, porque, ese género, debe mostrar no solo el lado negativo de la sociedad, sino también el lado mayor, que es el positivo, donde reinan la armonía, la pacífica convivencia; y el amor, amistad, esperanza, alegría y felicidad de los seres humanos que la integran.

Los cuerpos policiales son órganos auxiliares de la administración de la Justicia en cualquier país. Lamentablemente, no siempre están a la altura de su misión e incurren en excesos.

El respeto de los derechos humanos, por parte de los funcionarios policiales, constituye un índice confiable para determinar en cualquier tiempo y en cualquier país el progreso o el atraso  de una comunidad.

BALAS Y FLORES EN EL FANGO

Esta novela pertenece a la ‘Colección detective Morles’, integrada, hasta ahora, por las siguientes novelas: Mansión Belnord, La dama del avión, Balas y flores en el fango, La boda de Klaus y Cuando la muerte quiso ser bella… ¿Qué significa para un autor convivir durante tantas y tan geniales novelas con su personaje? ¿Crece tanto que llega a tomar vida propia?

Para mí, el detective Morles y los demás protagonistas de mis novelas y cuentos, ya tienen vida propia y mentalmente convivo con todos ellos.

Si algún mérito tienen mis novelas, es que cada personaje está individualmente caracterizado.  No se trata de una amalgama de seres humanos con los mismos sentimientos, aptitudes y actitudes. En mis obras trato que el lector los vaya conociendo, apreciando y diferenciando.

Por ejemplo, los lectores conocen al detective Pablo Morles desde que era niño, no solo saben que es flaco, alto, desgarbado, con una cabellera desordena, de nariz aguileña, sino también que es irreverente, osado, valiente, pero al mismo tiempo es acucioso, metódico, profundo y honesto; y que es el capitán Harry Campbell, su padre adoptivo, quien evita que incurra en los excesos propios de  sus impulsos juveniles.

Sin embargo, confieso que he creado tantos personajes, que en ocasiones me cuesta relacionarlos con los nombres que les he puesto.

Eres también autor de varios cuentos: El Postre de Dios, El misterio de la calle 14 y El sensual cuerpo de Cristina. ¿Cómo afrontas la escritura de un cuento a diferencia de una novela?

Empecé escribiendo cuentos y disfruté tanto haciéndolo, que después de haber redactado casi veinte, me animé a dar el salto hacia la redacción de novelas.

Una novela es más que un cuento largo o extenso: En mi opinión es una serie de ‘microcuentos’ entrelazados (generalmente uno por capítulo), que van creando, además, de las tramas individuales de cada uno de ellos, una ‘macrotrama’ común, con un desenlace igualmente común.

Esos cuentos, ‘ensartados’ dentro de la trama o tracto principal de una novela, deben tener vida propia, y son los que la hacen interesante, pues animan al lector a seguir leyéndola hasta el final, para conocer el desenlace general de la obra.

Un barrio peligroso, El Fango. Será el escenario de terribles enfrentamientos entre sicarios y la fuerza policiaca. ¿Es un barrio ficticio inspirado en algún barrio real o más bien sintetiza la problemática de muchos núcleos de población?

El Fango es un barrio ficticio, pero lo que en mi novela acontece dentro de ese barrio no es nada imaginario, es la triste realidad de muchos barrios de Latinoamérica, donde residen excelentes personas, que luchan por llevar el diario sustento a sus respectivas familias, y que son enemigas de la violencia; pero esa mayoría buena  y sencilla, es sometida  y explotada por bandas organizadas de maleantes, algunas veces apoyadas por las propios autoridades u organizaciones políticas; bandas que poseen sofisticadas armas y recursos muy superiores a los asignados a las fuerzas policiales.

Como usted bien dijo, el Fango sintetiza la problemática de muchos barrios de nuestra región.

Tu literatura es pródiga en grandes frases que se quedan en la memoria del lector. En la última reseña que publicábamos sobre “Balas y flores en el fango” destacábamos dos de ellas: “las guerras solo tienen perdedores, nunca vencedores”, y también “peor que morir en una guerra es sobrevivirla”. ¿La buena novela negra debe tener dosis de filosofía?

Me alegra que esas dos frases emblemáticas de mi obra, queden como usted afirma, en la memoria del lector. La literatura en general, y no solo la novela negra, debe tener cierta dosis de filosofía y de pedagogía.

La vida no es un tren donde nos montamos sin saber a dónde vamos. Tenemos facultades de elegir, de escoger nuestra ruta y destino. Los seres humanos que hemos tenido la fortuna de poder escribir nuestros pensamientos y los medios para publicarlos y difundirlos, tenemos la obligación de orientar a nuestros semejantes.  Para ello, no es necesaria una larga y tediosa exposición que recargue la obra y la haga tediosa.  Es posible que una o dos frases sean suficientes para llevar un buen mensaje.

Sé que dentro de una obra de relativa violencia social,  como Balas y flores en el fango, esas dos frases: ‘las guerras solo tienen perdedores, nunca vencedores’ y ‘peor que morir en una guerra es sobrevivirla’ podrían llamar la atención, y hasta resulten chocantes, pero es mi manera de recordar al lector que la violencia solo engendra violencia; que lo esencial y normal es la pacífica convivencia, y que todos debemos buscar la paz.

La cultura no nace por generación espontánea, es obra de muchas generaciones, el resultado de la sedimentación durante siglos de muchos valores y principios. La paz, interior y externa, también hay que sembrarla, regarla, cuidarla, para que dé sus frutos.

¿A qué dificultades os enfrentáis los escritores?

Son muchas las dificultades que enfrentamos los escritores, entre ellas la falta de tiempo, las económicas y la peor de todas: el desconocimiento de la obra.

Lógicamente, quien escribe un libro lo hace principalmente para que otros lo lean; y eso es más importante que la recompensa económica.

Pero hay millones de libros excelentes, que nunca han sido ni serán leídos, a pesar del tiempo, sueños, esperanzas y recursos económicos que sus autores dedicaron a su redacción y edición.

Normalmente se piensa que la labor de un escritor es aislada, pero no siempre es así. La redacción y edición de un libro es casi una empresa familiar. Las opiniones, sugerencias y observaciones del entorno familiar o social del escritor, quedan plasmadas en su obra.

Normalmente los escritores, por su propia sensibilidad, carecen de los conocimientos mercantiles necesarios para divulgar y promover sus obras. Una vez concluidas estas, no saben qué hacer con ellas para darlas a conocer al público.

Sin embargo, el mundo moderno está abriendo a los escritores puertas que los llevan a lugares que antes les eran inaccesibles. Los increíble avances tecnológicos de los medios de comunicación,  las redes sociales y los libros electrónicos, entre otros elementos característicos de estos tiempos, les abren nuevos e insospechados mundos y mercados; y estamos apenas en los albores de una extraordinaria explosión cultural, catapultada por la tecnológica.

Organizaciones como Universo la Maga promocionan en escala internacional a escritores que de otra manera habrían quedado relegados al olvido o circunscritos a sus respectivas regiones; y rompen los moldes y esquemas tradicionales que aprisionaban el pensamiento, y racionalizan las reglas y normas de las grandes editoras tradicionales, en ocasiones penetradas por intereses distintos a los del arte y ciencia de la literatura.

En tu vida privada ¿prefieres eBook o libro impreso?

En mi vida privada coexisten libros electrónicos e impresos. No creo que todavía sean conceptos excluyentes, aunque confieso que cada día me inclino más por el libro electrónico, por su facilidad de adquisición, acceso, y bajo costo; por su versatilidad, lo que incluye, entre otras ventajas,  la posibilidad de cambiarle el tamaño y tipo de letra, y su poco peso;  y, por el insignificante espacio que requiere su almacenamiento con relación a las enormes y costosas bibliotecas.

Los sistemas electrónicos, especialmente las tabletas, son cada día más “amigables” y fáciles de usar.  El futuro, sin duda alguna, será para el libro digital, incluso por razones ecológicas. Con el tiempo, los libros impresos quedarán como objetos de colección.  Pasará con ellos, como con las fotografías.

Lee más artículos sobre Miguel Ángel Itriago
Compra el libro en formato eBook ahora en Amazon.com
Compra el libro en formato impreso ahora en Amazon.com
Compra el libro en formato eBook en Amazon.es
Compra el libro en formato impreso en Amazon.es
Biografía del autor: Miguel Ángel Itriago Machado

Miguel Itriago

Venezolano, abogado (Universidad Central de Venezuela), casado, padre de cinco hijos, exprofesor de los cursos de posgrado de ingeniería de sistemas de la Universidad Simón Bolívar; experto en instituciones sin fines de lucro; conjuntamente con su hermano Antonio L. Itriago Machado, autor de varias obras de Derecho Asociativo; fundador, miembro y/o directivo de varias fundaciones, asociaciones, redes y otras organizaciones privadas de la sociedad civil venezolana; asesor de empresas y presidente de la firma de abogados Escritorio Dr. Pedro L. Itriago P.

En el campo literario, es autor, entre otras, de las siguientes obras: La dama del avión, Mansión Belnord, Balas y flores en el Fango, La boda de Klaus, Amarte en Marte, El postre de Dios, El misterio de la Calle 14, El sensual cuerpo de Cristina, La increíble historia de miss Ester, La princesa, El mejor economista del mundo, La serpiente de plata, El fantástico bote azul, Cuando Bolívar entrevistó a Chungapoma y 7 cuentos fugaces.

Enlaces de interés

One thought on “Entrevista al escritor venezolano Miguel Ángel Itriago | #MundoLiterario

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.