Boris-Rozas-

Entrevista al poeta Boris Rozas: «Nadie nos prepara para la decepción o el fracaso como tampoco para el éxito, si es que existe como tal» | #MundoLiterario

Boris Rozas publica nuevo poemario: «Primeras impresiones de un hombre en la sala de autopsias»

  • Boris Rozas publica nuevo poemario: «Primeras impresiones de un hombre en la sala de autopsias» (Ediciones Oblicuas).
  • El autor vuelve a hacer gala de una poesía fielmente depurada, en una obra que anuncia la fractura entre la realidad y el deseo.
  • Recientemente nos concedía esta interesante entrevista:
El poeta Boris Rozas

El poeta Boris Rozas

En tu nuevo libro ahondas en la condición efímera de la vida, y hablas  de “la vida entre soportales”. ¿Qué representa esa imagen dentro de la narrativa del poemario?

Bien. Todo el libro en sí viene a representar una gigantesca metáfora acerca de la fragilidad de la condición humana, en medio de un entorno percibido en ocasiones como hostil o incluso irreverente.  Ese aparente desapercibimiento con el que algunos hombres pretenden pasar por este mundo, cercano al desarraigo, se muestra reflejado en expresiones como esa “vida entre soportales” de uno de los primeros textos del poemario. Ese cierto mutismo al que se llega desde la desconfianza o la desgana para con lo propio o lo ajeno, en definitiva anunciando ese escepticismo que viene dado por ese innegable carácter efímero, como muy bien apuntas en tu pregunta. 

Al igual que en anteriores obras, reflexionas sobre la sociedad y su problemática. ¿Hasta qué punto el devenir de la sociedad determina nuestro propio destino en la vida?

Evidentemente, el condicionante social está ahí y lo está prácticamente desde que tenemos un mínimo uso de razón. Desde muy niños se nos hace ver abiertamente lo que se considera apropiado o no apropiado, bueno o malo socialmente, qué se debe estudiar para estar bien considerado y ser una persona aceptada, qué comportamientos te alejarán de ciertos estereotipos, qué ropa o qué música son las mejores, qué libros son imprescindibles para adquirir tu propio bagaje personal…

Todo eso es cierto, pero también lo es que existe una fuerza incontrolable y transcendente en el ser humano que le impulsa a  sobreponerse a todos estos condicionantes socialmente autoimpuestos, y a depositar una extraña fe en las propias elecciones.

Dicen los primeros versos de este libro: “Lo primero que erigen los hombres / son los caminos a ninguna parte”. También es cierto, y si no lo fuera, tú y yo no estaríamos teniendo esta conversación ahora mismo.

Primeras impresiones de un hombre en la sala de autopsias. Boris Rozas

En el modelo de sociedad actual se centra todo el poder icónico en la juventud, provocando graves trastornos en muchos ciudadanos. ¿Es un modo que tiene el consumismo de intentar negar la muerte, de provocar una irrealidad eufórica en el consumidor?

El modelo de sociedad actual debería poder ser irrelevante en todos los casos, pero esa diferencia la pueden y saben marcar muy pocos. Ni tan siquiera creo que los poetas nos contemos entre ellos. Al menos, nos queda la presunta libertad de poder escribir sobre lo que queramos.

La juventud es la espontaneidad, el pequeño margen que nos da la vida antes de readaptarnos. El consumismo es un hábito controlable si se articulan los mecanismos necesarios, partiendo siempre de la adquisición de una cultura y valores personales.

Tal y como destacábamos en nuestra reseña, en esta obra también se pone de manifiesto la brecha entre la realidad y el deseo. Háblanos de ello.

Es cierto, de hecho el título hace mención a esa disyuntiva. De cómo afrontemos esa grieta va a depender nuestra propia salud, tanto mental como física. Nadie nos prepara para la decepción o el fracaso, como tampoco para el éxito, si es que existe como tal.Tampoco sabemos cómo relativizar o desmitificar según qué estados mentales, ese poder icónico del que antes hablabas sólo nos invita al ceremonial, pero no habla de la posterior digestión del mismo. Disfrutar escribiendo y ahora charlando contigo de mi último libro  no dejan de ser un lujo y un fin en sí mismos, para qué plantearme retos añadidos por ahora.

Tu poesía ha huido siempre de etiquetas y categorías, fruto de una enorme depuración y potente personalidad narrativa. ¿Cómo dirías que se forja el estilo en un autor?

Te agradezco tus palabras. Si quitas lo superfluo del principio y la exquisitez del “momentum”, probablemente quede lo que te define como autor.

¿Cuáles son tus planes literarios para 2017?

Terminar mi nuevo libro, que está bien encaminado, y editar una poesía completa en Méjico bajo el título de “La ceremonia de los miedos”, supervisada y editada por mi buen amigo, gran poeta y ensayista, Juan Carlos Gómez Recinos. La intención es que contenga mis siete poemarios completos editados en España hasta la fecha. Sin duda, una buena manera de aterrizar definitivamente en mi otra orilla poética, la iberoamericana.

¿Qué prefieres en tu vida diaria, leer libros impresos o en ebook?

Para serte sincero, prefiero el libro impreso por la quietud y lo hermoso del ceremonial que lleva consigo. Pero también es cierto que cada vez leo más libros, sobre todo poemarios, en edición electrónica. Son cómodos y tal vez más inmediatos.

¿Cuál dirías que ha sido el libro qué más te ha fascinado en este 2016 que está llegando a su fin?

“Envelope Poems” de Emily Dickinson. Totalmente recomendable.

Leer la reseña
Compra el libro ahora

primeras-impresiones-amazon

Biografía del autor: Boris Rozas

Nace en Buenos Aires (Argentina). Es Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid, ciudad en la que ha transcurrido la mayor parte de su vida. Suele desenvolverse en la esfera del verso, pero sin dejar de lado la narrativa o el ensayo, con el sano afán de conservar la esencia de las dos orillas literarias que atesora.

Su faceta poética abarca hasta la fecha nueve libros publicados, más un décimo en preparación para el año 2017 (La Ceremonia de los miedos, Poesía Completa del autor, Universidad de Colima, Méjico): Bagajes del alma (2004), Lleno del mar (2005), Hemisferio Sur (2007), Huyendo de este jardín, me encontré con el viento (2009), Ragtime (2012), Invertebrados (2014), La senda de las espigas (Antología poética del autor, 2016), La libertad de los girasoles (Plaquette, USA, 2016), y Primeras impresiones de un hombre en la sala de autopsias (2016). Su obra aparece ya en numerosas antologías literarias, entre las que podemos destacar: “Poesía Española. Una Propuesta. De la Generación del 68 a la del 2000” (2008),“La Hora Sagrada. XIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos” (2010), “Corazón de Cinco Esquinas. Junta de Castilla y León” (2010), “Esta ternura y estas manos libres” de Poesía Hispanoamericana, homenaje al Centenario del natalicio de Julio Cortázar (2014), “Hispanic Culture Review”, George Mason University, Vol. XXII, etc.

Ha obtenido más de ochenta galardones literarios hasta la fecha, de entre los que podemos destacar: Primer Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador, Premio Sarmiento de Poesía 2007, Primer Premio del XXXIII Certamen de Poesía Manuel Garrido Chamorro, Accésit del Premio de Poesía Ángel Miguel Pozanco por la obra “Hemisferio Sur”, dos veces finalista del Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma (2012 y 2015), Primer Premio de las XLII Justas Poéticas de Laguna de Duero, Primer Premio de Poesía del XVI Certamen Poético “Villa de Ermua”, Accésit del XXIII Premio Nacional de Poesía de Peñaranda de Bracamonte, en dos ocasiones Accésit del Premio Nacional Hernán Esquío de Poesía, “Botijo de Plata” en las XLVI Justas Poéticas de Dueñas, Primer Lugar del III Concurso Internacional de Poesía “La palabra de mi voz” (Miami, 2016), “Bautismo de Recuerdo” auspiciado por la Casa de José Zorrilla en Valladolid, España, etc. 

Enlaces de interés

 


reseña libro 

 

 

 

Un comentario en “Entrevista al poeta Boris Rozas: «Nadie nos prepara para la decepción o el fracaso como tampoco para el éxito, si es que existe como tal» | #MundoLiterario

    Deja un comentario, pulsando AQUÍ