Entrevista a Sebastián Alarcón: “El montañista sabe que su vida está en juego en cada minuto”

Entrevistamos a Sebastián Alarcón, que acaba de publicar la novela “Las cuatro montañas”. Una obra

  • Entrevistamos a Sebastián Alarcón, que acaba de publicar la novela “Las cuatro montañas”.
  • Una obra de aventuras en la que un hombre se enfrenta en solitario a los picos más despiadados del planeta y brutalidad de la naturaleza en la frágil psique humana.
  • Ha visto la luz gracias al apoyo de los lectores en el crowdfunding que el autor realizó a través de la plataforma Pentian.

En tu nueva novela, “Las cuatro montañas”, desarrollas una obra de aventuras en la que un hombre se enfrenta en solitario a los picos más despiadados del planeta y brutalidad de la naturaleza en la frágil psique humana. ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

Surgió de la experiencia. Tenía ascensos importantes, relatos sueltos y muchas emociones de relaciones amorosas que tuve en este tiempo.

Entonces pensé ¿Acaso esto no es un pequeño rompecabezas de algo más grande?

Me di cuenta que ese material era parte de un todo y así partió la novela, los relatos fueron calzando de acuerdo a los escenarios y los personajes fueron cobrando vida propia. Por otra parte quería no solo transmitir pequeños relatos sino que buscaba llevar al lector a experimentar la emoción de vivir una “travesía”, es decir, incorporar una ruta, una exploración que si bien era desconocida y con ribetes épicos, no era algo ficticio, sino más bien algo nunca intentado.

La combinación de ambas es el resultado de las cuatro montañas, una novela única en su clase y que apreciarán quienes amen los deportes outdoors, en especial el montañismo.

Este nuevo libro se desmarca por completo del género de tu anterior obra. A pesar de ello, creemos que hay ciertos puntos en común entre ambos trabajos, sobre todo en el aspecto de la capacidad de superación del ser humano y el contacto con la Naturaleza. Háblanos de ello.

Sí hay diferencias, pero en realidad como escritor me entusiasma poder sentir que soy capaz de explorar entre el ensayo y la novela, es justamente un paso necesario que tuve la oportunidad de dar, el hilo conductor entre ambas es sin dudas el montañismo y esto me permite decir que si hay algo en común. 

La naturaleza es un elemento potente en ambos libros, si bien son diametralmente opuestos uno puede encontrar similitudes en las enseñanzas que en mi primer libro doy como ejemplos y que en las cuatro montañas son vivencias del protagonista. Esta unión inconsciente es justamente derivada de la capacidad de superación del ser humano y el contacto con la naturaleza.

La novela tiene un estilo ágil y ligero; no llega a ser excesivamente técnico y es, por ello, asequible a cualquier lector pese a que no sea demasiado experto en aspectos de montañismo. ¿Fue difícil lograr el equilibrio perfecto?

Sí fue difícil. Resumir una travesía de esa envergadura tiene complicaciones propias de quién lleva bitácoras, irse en detalles, aburrir con emociones que no conectan al lector y otras cosas técnicas que muchos no entienden. La novela como bien mencionan es ágil, tiene un relato coherente que va desde los preparativos hasta la misma expedición. Hay pocos personajes pero cada uno es un universo en sí mismo y a medida que avanza el relato dan todo de ellos y eso permite, que el lector, a pesar de no estar familiarizado con el montañismo, se sienta parte de la aventura.

En segundo lugar es también una historia de amor, hay aquí una complicidad tan extrema como simple, es este amor el que permite lograr el equilibrio del relato, un relato cargado de eventos extremos pero hay detrás de todo un amor de esos que nunca acaban, esta unión entre Rocío y el protagonista, creo que da el telón de fondo.

¿Cómo enfrentan los montañistas las tragedias de sus compañeros? 

Tal cual está descrito en el libro, las tragedias se enfrentan con sensatez y calma, es lo que popularmente llamamos “cabeza fría”, desesperar en la montaña, no solo es una sentencia de muerte para ti, sino que también para tus compañeros. Las tragedias siempre están presentes, en mayor o menor escala pero a diferencia de lo que ocurre en ciudad, en la montaña no hay tiempo de vivir el dolor, hay que seguir adelante, luchar por sobrevivir y no dejarse abatir.

Por muy doloroso que sea una tragedia, el montañista sabe que su vida está en juego en cada minuto, es por ello que asume una de ellas como algo posible y eso baja el estrés. La muerte es uno en el grupo, eso hay que saberlo siempre.

‘Las cuatro montañas’ está publicado por PENTIAN, y gracias a la colaboración de diversos mecenas. ¿Cómo fue la experiencia?

Muy buena, es mi segundo libro publicado con ellos, el hecho de tener la posibilidad que apoyen con montos pequeños demuestra que hay personas comprometidas con el surgimiento de nuevos autores. Fue mi oportunidad de poder mostrar mi obra y estoy muy agradecido.

También estoy muy conforme con los diseños de portada y maquetación, el libro quedo muy parecido a lo que siempre pensé como portada. La calidad de impresión y plataformas también son un gran beneficio para el escritor.

¿Qué te enseña la Naturaleza cuando te sumerges en ella de manera tan intensa y arriesgada?

Te enseña a vivir. Creo que en especial el montañismo es una de las mejores escuelas para aprender, por sobre cualquier otro tipo de actividad, la montaña te enseña a sobrevivir.

La naturaleza es sabia, permite experimentar el minimalismo en su estado más puro, tienes la oportunidad de recorrer enormes distancias con lo mínimo, depender de la menor cantidad de gente y formar lazos tan íntimos como los relatados en el libro, todo esto son cosas que solo son posibles de conseguir al sumergirse en la naturaleza.

Por otra parte, la intensidad y el riesgo son los resultados naturales de hacer estas actividades y las enseñanzas que obtienes por ejemplo en una travesía en la naturaleza son invaluables, desde el sentido de la vida hasta el conocimiento de los demás.

Siempre digo que la mejor manera de conocer realmente a una persona es exponerla a situaciones de montaña extrema, he conocido personas que son muy diferentes en la naturaleza a como son en la vida real.

¿Qué futuros planes tienes para ‘Las cuatro montañas?

En lo inmediato me gustaría poder divulgarlo más en medios, creo que es una novela que escapa del típico relato y tiene mucho potencial, realizar charlas frente a los lectores, etc.

En un futuro también creo que el potencial visual y escenarios sobre los que se desarrolla la  dan para quizás, quien sabe, una adaptación a TV, creo que en cuanto a futuro es un libro muy ameno, profundo pero como se ha dicho muy ágil y cargado de emociones, que es justamente como partió.

¿Tienes nuevo libro en mente? ¿Nos podrías adelantar en primicia en qué género crees que va a encuadrarse tu trama?

Sí, hay varios manuscritos inconclusos que me gustaría lanzar, por lo inmediato creo que optaría por una segunda parte del libro “Desconéctate”, la temática es profundizar los principales hitos de mi primer libro, mostrando un upgrade unos años después, esto para aportar más a la lógica del libro inicial.

También hay una exploración en novela pero estoy esperando encontrar alguna casa editorial que apoye estas nuevas incursiones.

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ