Soco-Cordente Encuentros entre notas discordantes

Entrevista a la escritora Soco Cordente: “Las palabras que no se dicen se enquistan” | #MundoLiterario

Soco Cordente plasmó durante años historias reales y reflexiones interiores en su blog personal, construyendo una

  • Soco Cordente plasmó durante años historias reales y reflexiones interiores en su blog personal, construyendo una amalgama de rutas dispares y apasionantes.
  • Ahora este conjunto de encuentros consigo misma y con la realidad externa se ven reunidos en “Encuentros entre notas discordantes” (Círculo Rojo).
  • Hoy la entrevistamos en Universo la Maga.

Encuentros entre notas discordantes

Durante años plasmaste historias reales y reflexiones interiores en tu blog personal, construyendo una rica red de rutas dispares y apasionantes. Ahora lo presentas en forma de libro: “Encuentros entre notas discordantes”. Háblanos de él.

Efectivamente, y por ello y desde entonces mi blog quedó casi vacío. En un principio quise enfocar el blog a críticas sociales pero poco a poco se me fue yendo de las manos hasta convertirse en un caudal donde dejé fluir mis sentimientos más recónditos con estilo literario, era algo impulsivo, sin orden, sin dejar los textos reposar, todo aquello que me quemaba para bien o para mal en un determinado momento, lo expulsaba y canalizaba ahí. Se convirtió en un espejo y en algo terapéutico ya que como digo en el libro: “las palabras que no se dicen se enquistan, se pudren y te acaban corrompiendo el alma”.

Las palabras que no se dicen se enquistan, se pudren y te acaban corrompiendo el alma.

Para mi sorpresa, en poco tiempo la gente se enganchó a él, me escribían ansiosos esperando una nueva entrada, me mandaban mensajes por las redes sociales comentándome que me leían desde Nueva York, México, Argentina etc… Me decían cosas tan bellas que eso me impulsó aún más, porque comprendí que de algún modo estaba poniendo voz con mis letras a muchas personas.

Eso fue algo alentador, yo nunca he destacado por nada y ahí comenzó toda esta bendita locura.

Un día se me ocurrió recopilar los relatos o pasajes que más me gustaban, trabajarlos mejor, dividirlos por temáticas a las que llamé rutas y crear “Encuentros Entre Notas Discordantes” pero no creas que fue una decisión premeditada, al igual que las entradas del blog lo pensé en milésimas de segundos, me puse a ello y “voilá”. No sé si es bueno o no, pero me dejo guiar mucho por la intuición.

Y desde luego que lo que en un principio era una disparatada idea ha acabado convirtiéndose en una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

“Encuentros Entre Notas Discordantes” es esa bofetada que te da en la cara contando dolorosas y crudas verdades, es un paseo por al amor alejado de la dependencia dejando paso al amor sano, al erotismo cediendo espacio para la imaginación o al erotismo más explícito. Es un camino hacia la superación personal, a confiar y creer en uno mismo y en sus capacidades porque si no es así ¿Quién lo hará?, es un desemascador de temas todavía algo tabús como la muerte, la homosexualidad femenina, el conformismo… en definitiva, es una invitación al “despertar”, a remover conciencias a pararse y preguntarnos por qué hacemos lo que hacemos ¿Por qué realmente queremos o porque así lo dicta la sociedad? Es una puerta abierta para deshacernos de ciertas majaderías que nos implantan desde pequeños y practicar el famoso “desaprender” de Punset.

“Encuentros Entre Notas Discordantes” no es lo que uno se imagina que va a leer incluso revelando estos datos, es un continuo compendio de sorpresas.

Soco-Cordente Encuentros entre notas discordantes

La escritora Soco Cordente

¿Cómo iban surgiendo las temáticas que aparecían en el día a día de tu blog?

Dependiendo del estado de ánimo que me acompañase ese día. A veces iba tirando de recuerdos buenos o malos que se quedaron comprimidos dentro. En otros, dejaba aflorar y plasmaba todo aquello que tenía que decir pero que no sabía muy bien cómo y dónde decirlo… Otras, le escribía a alguien en particular dejando pistas al aire… Simplemente me dejaba llevar.

Yo nunca he destacado por nada y ahí comenzó toda esta bendita locura.

¿Cómo diste tus primeros pasos en la blogosfera?

Muchos me han calificado como “Blogger” pero yo no me considero como tal puesto que hay personas que trabajan mucho para crearse un blog perfecto y dedican muchas horas para ello con los conocimientos adecuados para utilizar esa herramienta. Mi blog era y es lo más simple del mundo, incluso me atrevería a decir que era y es todo un desastre en cuanto a diseño se refiere, como cuando escribes en una servilleta de papel, o en un billete de tren y los vas acumulando. Hoy por hoy incluso desconozco muchas vías de las cuáles le podría haber sacado más partido pero eso era lo que menos me interesaba, yo simplemente quería escribir.

Decidí hacerme el blog como si fuese mi pequeño rincón de desahogo, de autoconocimiento en el que, aunque parezca contradictorio, que lo es, me escondía y daba la cara a la vez.

Decidí hacerme el blog como si fuese mi pequeño rincón de desahogo, de autoconocimiento en el que, aunque parezca contradictorio, que lo es, me escondía y daba la cara a la vez.

En todo momento la música acompaña a la lectura, desde Bunbury a Luz Casal, pasando por Amaral. ¿Qué significa la música para ti?

Lo es todo, desde pequeña es una pasión que llevo a fuego. En momentos muy amargos y duros de mi adolescencia me encerré en mí misma, me volví tremendamente introvertida, asustadiza, llegó un momento que dejé de ir al instituto y no quería socializar. La música y artistas como los que nombras fueron mi tabla de náufrago. Pasaba desde la mañana, incluso noches sin dormir escuchando canciones, intentando descifrarlas porque no escuchaba letras de la música habitual que podría escuchar una chica de trece o catorce años.

En el caso de Búnbury o Najwa Nimbri recuerdo grabar en VHS sus entrevistas de televisión, pero esas entrevistas de antes en programas de culto, donde las preguntas eran brillantes y las respuestas más aún. Nada que ver con lo que hay ahora. De hecho, con el vocalista de Héroes del Silencio tenía que tener un diccionario al lado para comprender las palabras que utilizaba, digamos que aprendí muchas cosas de manera autodidacta a través de la educación informal en esa época. Ello me aportó un vocabulario más rico y amplio, no todo se puede extraer de los libros, la educación y la cultura van de la mano y la música está ahí dentro.

Hoy por hoy sigo admirándolos como a muchos otros, aunque desde otro prisma, desde la madurez, intentando no idealizar a los artistas. Pero tanto la música como ellos son una fuente tremenda de inspiración, soy una asistente habitual de conciertos en directo, porque si no, es como si me faltase algo, es ahí donde de verdad la música saca lo mejor de mí, emociones a flote que con ninguna otra cosa se pueden despertar, ni siquiera con la literatura, curioso ¿verdad?

¿Cómo ves el panorama literario en España?

Sinceramente creo que los libros (que no la literatura) se han convertido en una fábrica de la Ford. Las grandes editoriales cada vez rehúsan más en apostar por autores nóveles y van a lo seguro, a lo que les va a proporcionar ingresos inmediatos, a caras conocidas de la televisión, la televisión es un puente veloz para exprimir al máximo al comentarista, presentador, futbolista o modelo de turno. Da igual si tienen talento o no pero es la imagen lo que vende.

Respecto a la literatura de verdad, creo que hay muchísimo talento ahí fuera, que por desgracia se queda sin llegar a la gente por falta de apoyo

¿A qué dificultades os enfrentáis los/as jóvenes escritores/as?

Absolutamente a todas las que pueda haber. Hay que ser conscientes de que ningún “cazatalentos” va a venir a llamar a tu timbre, que hay que dejar el ego a un lado y estar preparado para escuchar muchos “nos” por ser novel y aún así, seguir intentándolo una y mil veces. Publicar un libro, hoy por hoy es algo muy fácil ya que existen métodos como la autopublicación, tiene su mérito pero donde yo veo el verdadero mérito es en la gente que se mueve y que trabaja a diario.

En mi caso, desde que “Encuentros Entre Notas Discordantes” salió a la venta no he dejado de recorrerme librerías, mandar mil correos, hacer mil llamadas, patearme varios sitios de España con la maleta cargada de libros. Puedes tener mucho talento pero si te quedas parado, los libros lo harán también. Si tu finalidad es expandir lo que quieres transmitir debes convertirte en un nómada que debe ir paso a paso, empezando por el primer escalón sin querer subir de una la escalera entera puesto que de lo contrario la caída será tan brutal y ridícula como la de Calixto en la archiconocida obra de Fernando De Rojas.   

Aunque actualmente, estás finalizando tus estudios de Educación Social en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UCLM, llevas trabajando como educadora de forma voluntaria desde hace más de un año gracias a la Asociación Sociocultural La Maleta Nómada. Háblanos sobre ello.

Sinceramente aún estoy recuperándome de tremendas decepciones que me llevé con el voluntariado y con la carrera en sí.

Hubo un tiempo que hicimos cosas extraordinarias con la Asociación, momentos que llevaremos grabados en la retina, puro amor recíproco con las personas que trabajábamos de manera filantrópica. Pero como en todos los campos, hay, y permíteme la expresión, mucha mierda detrás. Ha habido centros que hasta se han quedado con dinero que habíamos recaudado gracias a nuestro trabajo diario, que a veces llegaba a alcanzar las doce o trece horas sin parar. Dinero que guardábamos como hormiguitas para seguir haciendo proyectos.

Luego están las personas que quien menos esperas te defraudan y te venden. Descubrí que un compañero de la Asociación era un “topo” y en las reuniones se apuntaba nuestros futuros pasos para robar ideas y proyectos y pasarle la información a un “mandamás” sin creatividad que se alimentaba del trabajo de los demás y de ese modo el topo se ganó un buen puesto gracias al esfuerzo de otros, en este caso, de nosotros. El mandamás con esa información de su amaestrado siervo, se encargó de hacer eventos con nuestras ideas pero lo que es peor, adulteradas, sin la verdadera esencia con la que nosotros las creábamos, tan solo para marcarse un tanto sin importarle lo más mínimo las personas más desfavorecidas, porque ni siquiera se dignó a ir a conocerlas, simplemente las usaron de instrumento para su propio interés, todo muy repugnante, eso ya iba haciendo mella en mí puesto que fui conociendo la cara más repulsiva e indecente del ser humano. Ya la había conocido antes pero ilusa de mí jamás pensé que en estos campos.

Otros centros no nos dejaban hacer el trabajo y proyectos que proponíamos y que eran especiales e ideales para la inclusión social pero ¿qué pasa? Que las juntas directivas están apoltronadas en sus sillones y cuando viene un grupo que pretende hacerles mover el trasero no les interesa, porque en realidad, por no interesarles no les interesan ni los internos. Ellos con estar en el trono y que les caiga su sueldazo a fin de mes tenían bastante y yo me preguntaba ¿cómo hay gente que estudia ciertas carreras para hacer esto? ¿Dónde está la empatía? ¿Dónde el verdadero amor? Me costó comprenderlo pero simplemente todo aquello que mi cabeza creó donde pensé que habría una reciprocidad y objetivos comunes no existía. Por otro lado, también fuimos amenazados literalmente “con hundirnos la Asociación” todo porque nuestro nombre ya estaba empezando a sonar fuerte y hay personas que temen que les pises el terreno y te preguntarás, ¿pisar el terreno? Sí, tal como lo oyes, porque hay personas que la finalidad de los proyectos les importa NADA, Solo quieren colgarse medallas y hacerse la foto de rigor para salir en los periódicos y claro, quien cree tener el monopolio en ciertos ámbitos no va a consentir que un grupo de “Quijotes” idealistas y con un par de narices se lo arrebate.

Y bueno… luego están esos artistas que salen en televisión y que se jactan de mostrarnos por ahí y por sus redes sociales lo solidarios que son, pero cuando una Asociación de una ciudad pequeña pide ayuda no les atrae porque hicieran lo que hicieran con nosotros eso no tendría repercusión alguna para ellos, les hechizan las grandes fundaciones de renombre para hacer un buen lavado de cara y que la gente se rinda más a sus pies con un unísono: “ohhhh, qué bueno/a y gentil es”.

Eso acabó con mi pasión y mis ilusiones, me quedé en cuarenta y cinco kilos hasta que dije basta. Era mi salud o seguir luchando por nada, todo nos indicaba que era momento de cerrar definitivamente esa maleta y decidimos disolver la Asociación. Como siempre, el débil es el que pierde, y aquí hablo de debilidad en el sentido de que no teníamos los suficientes recursos ni apoyo, la batalla la ganaron los que querían que desapareciésemos y lo hicieron, pero a golpe de “enchufes” y contactos importantes que no dejaban que diésemos pasos adelante. No obstante, estoy muy orgullosa del trabajo que hicimos y sobre todo, con la pasión y el desinterés con lo que lo hacíamos. Aún estoy “convaleciente” de todo aquello y me costará mucho retomar el amor que sentía por la vocación de educadora.

Después de aquello me centré total y completamente en el libro y ello fue mi salvación.

¿Qué no se ha dicho todavía sobre “Encuentros entre notas discordantes”?

Que aún despojándome y abriendo mi alma de par en par, hay muchos secretos guardados entre líneas que, estoy segura de que si se lee como se han de hacer las cosas, a fuego lento, los lectores sabrán captar muchos paralelismos entre relatos y hasta un hilo conductor. Aunque no tiene una cronología, y pese a ser un libro de temáticas totalmente distintas todo está relacionado.

Las rutas son el trayecto para llegar a un “algo” a algún sitio pero en realidad te das cuenta que no existe ese algo ni ese sitio:

“La utopía está en el horizonte, me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos, me acerco diez pasos y ella se aleja diez pasos más allá.

Por mucho que camine nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar…” (Eduardo Galeano)

A buen entendedor…

Autora de la reseña: Mariana Campos
Compra el libro ahora

Encuentros entre notas discordantes (Booktrailer) – Editorial Círculo Rojo from Editorial Círculo Rojoon Vimeo.

Biografía de la autora: Soco Cordente

Soco Cordente nació un 23 de marzo de 1985 en la ciudad de Cuenca. Actualmente, está finalizando sus estudios de Educación Social en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UCLM. Aunque ya lleva trabajando como educadora de forma voluntaria desde hace más de un año gracias a la Asociación Sociocultural La Maleta Nómada, de la cual es vicepresidenta, y donde su finalidad es fomentar la educación, la solidaridad, el arte y la cultura. 

Gracias a ello ha podido trabajar con personas discapacitadas, con niños en el umbral de la pobreza o en riesgo de exclusión social, así como con personas que padecen enfermedades mentales. Dicha asociación se preocupa por la integración, desestigmatización y empoderamiento de los colectivos más damnificados de la sociedad. Los trabajos realizados hasta ahora han tenido una gran acogida y resultados que superaron las expectativas, sin olvidar que en los proyectos se trabaja con el arte como instrumento.

Soco-Cordente Encuentros entre notas discordantes

La escritora y blogger Soco Cordente

Soco Cordente también forma parte de la junta directiva del Ateneo científico, artístico y literario de la ciudad de Cuenca donde tuvo el privilegio de hacer la presentación de una magnífica conferencia ofrecida por el doctor José Antonio López Benedi titulada El método paranoico crítico de Salvador Dalí y sus aplicaciones.

Su afición por la literatura y escritura surgió siendo muy niña. Pero por cuestiones de la vida aparcó casi por completo algo que más tarde se convertiría en otra pasión que permaneció dormida durante años y gracias a un hecho concreto despertó. Fue en el año 2013, al centrarse en canalizar sus emociones a través de sus escrituras compartiéndolas en los medios sociales, cuando comprobó que lograba transmitir bellas sensaciones entre sus lectores, que se sentían identificados con sus escritos, y de ahí decidió recopilar estos relatos y dar el paso de publicar este libro.

Enlaces de interés

reseña libro

Deja un comentario, pulsando AQUÍ