Entrevista al escritor venezolano Miguel Itriago | #MundoLiterario

Entrevistamos al abogado y escritor venezolano Miguel Itriago, que acaba de publicar nueva novela, «La

  • Entrevistamos al abogado y escritor venezolano Miguel Itriago, que acaba de publicar nueva novela, «La dama del avión».
  • Un asesinato, un escenario tan inverosímil como un avión y un conflicto internacional son el comienzo de una historia donde nada es lo que parece y nadie parece estar a salvo de sospechas.
  • Charlamos sobre esta novela con él y sobre otras facetas de su carrera.

El punto de partida de tu nueva novela “La dama del avión” es irresistible: un escenario tan inverosímil como un avión y un conflicto internacional. Son el comienzo de una historia donde nadie parece estar a salvo de sospechas. ¿Cómo surgió la trama de esta nueva novela?

Un avión comercial no necesita descripción y es el escenario perfecto para una novela en la que se mezclen pasión, acción y suspenso. Pensé que el número de pasajeros y de tripulantes, que necesariamente debían convivir durante muchas horas dentro de la aeronave, me daba la oportunidad para crear una trama interesante, múltiple, pero coordinada, surgida en el aire, aunque posteriormente desarrollada y culminada en tierra.

Quise que desde el primer momento, el lector, al igual que yo, se sintiese instalado en la misma confortable butaca del embajador más brillante del mundo, al lado de esa bellísima y desinhibida joven. Me esmeré en describir a esa chica de tal manera, que prácticamente el lector pudiese verla, apreciar su calor corporal, tocarla, sentir el cosquilleo de sus rojos cabellos; y ser seducido por su encanto y juventud, al igual que lo fue el embajador Rushmore.

La-dama-del-avión---Portada

Como destacábamos en nuestra reseña, esta nueva novela se podría comparar, tanto por su ingenio y enorme calidad como por su planteamiento policíaco completamente abierto, con el clásico de Ágatha Christie “Asesinato en el Orient Express”. Es decir, afrontamos un escenario del crimen cerrado, del que el asesino no puede huir. Por otro lado, el lector se enfrenta a una gran cantidad de sospechosos. Sin embargo, el formato de “La dama del avión” es humorístico. ¿Había un deseo de revisar el clásico de Christie desde una perspectiva más actual y cómica o la analogía se debe simplemente a las particularidades de la trama?

Desde pequeño fui un incansable lector de las obras de Ágatha Christie. No quiero ni pretendo, ni puedo, compararme con ella y, menos aún, superarla. Simplemente traté de crear una nueva clase de novelas dentro del mismo género policial, pero distintas, un poco más modernas, incorporando a ese género, que hoy luce “acartonado” o demasiado formal, “un toque de locura”.

Para ello impregné de humor a mis novelas, les insuflé acción e hice que sus personajes pudiesen utilizar algunos recursos desconocidos en la época de los grandes de la novela de detectives, como es, por ejemplo, el recurso de la prueba de ADN. Admito que me agradó sobremanera la honrosa reseña que “Universo la Maga” hizo de “La dama del avión”, en la cual generosamente la comparó con ese magnífico e insuperable clásico que es “El asesinato en el Orient Express”.

“La Dama del avión”

También me satisfizo el alto honor que esa reseña me dispensó al relacionar de alguna manera mi estilo con el de ese grande de la literatura española moderna, que es Eduardo Mendoza.

Además del humor otra característica de mis novelas es el respeto a los lectores. El autor de una novela de detectives tiene que escribirla dejando sembradas, en el transcurso de la novela, todas las pistas e indicios necesarios para que, sin despojarla del elemento “sorpresa”, sus lectores puedan seguir la trama y descubrir el desenlace final de la misma.

Un gigantesco Airbus sería nuestro ‘Orient Express’, y Pablo Morles nuestro Hércules Poirot. Cómo definirías al detective Pablo Morles?

Los personajes de mis obras están claramente definidos y, el detective Pablo Morles, que es el protagonista de todas mis novelas de detectives, no es la excepción. Físicamente, es lo opuesto al legendario Hércules Poirot:  Es joven, atlético, alto, flaco, desgarbado, de cabellos largos, nariz aguileña, labios finos y penetrantes ojos. Pero lo que caracteriza y diferencia a Pablo Morles de Poirot, es su carácter: irreverente, jocoso, alegre, espontáneo, audaz, nada formal, pero dotado de una profunda y extraordinaria inteligencia.

Pablo no proviene de una acaudalada clase social: Es huérfano. Sus padres, que también eran policías, murieron asesinados, cuando él apenas era un niño. El compañero de patrulla de su padre natural, el capitán Harry Campbell, lo adoptó y lo crió en su hogar, como un hijo suyo más. La infancia de Pablo transcurrió en una dependencia policial, al lado de su padre adoptivo. Parte de mi estilo es resaltar la diferencia de caracteres entre esas dos generaciones, que aparentemente chocan, pero que en realidad se complementan.

Como contrapunto al detective Morles, encontramos a Allan Rushmore, discreto, elegante y poseedor de un complejo léxico. ¿En quién te inspiraste para crear este personaje?

El embajador Allan Rushmore es un personaje imaginario, o mejor dicho, ideal: Es el diplomático como todos queremos que sean quienes nos representen en el plano internacional: Un hombre sencillo, honesto, preparado, humano, con la experiencia y conocimientos que dan no solo los libros, sino también los años. Pero su rasgo más resaltante es su deseo de lograr la paz mundial. Para alcanzarla está dispuesto a dar su propia vida.

El contraste entre él, y los policías Campbell y Morles es evidente. Quienes han leído “La dama del avión” han quedado cautivaos por ese diplomático fino, respetuoso, elegante y con un lenguaje acorde con su trayectoria y profesión.

Otra de las características más notables de esta obra es que se concibió para ser una obra de teatro. Háblanos sobre ello.

Mi estilo se basa principalmente en el diálogo, que es la manera como normalmente nos comunicamos los seres humanos. El diálogo hace que la lectura sea natural, fluida, sencilla, agradable y contrastable. El novelista no debe ser un catedrático que desde lo alto de su tarima haga una exposición unilateral, para que sus lectores tengan el trabajo de extraer lo que les quiere decir.

En mi opinión, el autor debe permitir que ese público, al que no ve, pero que sí lo ve a él a través de sus libros, sienta que participa en la investigación; que le aporta algo; que el descubrimiento del culpable no es solo obra del detective, ni del autor, sino también de él. No es lo mismo ver armar un rompecabezas, que armarlo uno mismo. Para ello, el novelista tiene que adivinar los diferentes razonamientos, e incluso, cuestionamientos que sus lectores podrían hacer a su obra. Y, como ese público no está físicamente presente, el diálogo es la mejor forma de hacerlo participar y disfrutar de la trama.

En efecto, el diálogo presenta al lector un abanico de respuestas a las más probables dudas del lector, y hace que se sienta dentro del escenario de los hechos que le está narrando. El autor no debe imponerle sus ideas, ni siquiera el resultado de la investigación. Es el lector quien tiene el derecho de extraer sus propias conclusiones de esa imaginaria confrontación de ideas que encierran los diálogos de la obra. Pero esa forma de  expresión no es una exclusividad del teatro, aunque, desde luego, es por antonomasia el medio utilizado en las obras teatrales.

Algunos amigos, entre ellos, los de Universo la Maga, han pensado que escribo mis obras para que sean llevadas al teatro. Sería para mí una gran distinción, pero no soy tan profundo: El diálogo es solamente mi manera preferida de redactar, de expresarme.

En “La dama del avión” se advierte también una narrativa directa, que recuerda a los clásicos de la novela negra como Raymond Charler. ¿Cuáles dirías que son tus influencias literarias en materia de novela negra?

Todo escritor de novelas policiales, incluyéndome (aunque me quede grande calificarme como tal), lleva en su sangre los genes literarios de los grandes clásicos o pioneros del género: Edgard Allan Poe, sir Arthur Conan Doyle, Ágatha Christie y G- K. Chesterton, y de quienes posteriormente escribieron en la famosa “Revista Negra”, de la cual en parte deriva el nombre de la llamada “Novela Negra”. El cine y la televisión, están llevando a las nuevas generaciones las obras de los clásicos de la novela detectivesca. Es difícil sustraerse al embrujo de esas formidables novelas. También, mucho más recientemente, los autores nórdicos han entrado a la palestra  y están haciendo patente su calidad literaria.

Confieso que me sorprendió que ubicaran “La dama del avión” dentro de ese género, porque quizás como padre de la criatura, la veía casi como una obra romántica; pero reconozco que la actuación de los protagonistas de mi colección Pablo Morles va más allá del descubrimiento de los culpables de los delitos, pues mis obras exponen, a veces muy crudamente, aunque siempre atenuadas con algo de humor o romance, los graves problemas sociales que hoy afectan a la Humanidad.

¿Cuáles son tus planes futuros para esta novela?

“La dama del avión” forma parte de una colección de novelas de detectives que estoy escribiendo. Cada novela es independiente de las otras, aunque comparten el personaje central y muchos otros. Por tanto, cualquiera de ellas puede ser leída sin que se hayan visto las otras.

La primera de esa serie de detectives fue ‘Mansión Belnord’; la segunda, es precisamente “La dama del avión”; la tercera se llama “Balas y flores en el fango”; y la cuarta, es “La boda de Klaus”, la cual acaba de salir a la luz pública y ha sido muy bien recibida. Actualmente estoy escribiendo la quinta novela de Morles, que se denominará “Cuando la muerte quiso ser bella…”. Todas esas obras han sido publicadas recientemente y están disponibles en Amazon.

El proceso de redacción, revisión, edición y maquetado de todas ellas ha sido tan intenso que no he podido dedicarme a su promoción y difusión. Pero “La dama del avión” está “rompiendo el celofán” y ha recibido una extraordinaria acogida.

En tu bibliografía encontramos más de 15 obras literarias que has compaginado con tu ardua labor como docente y autor de obras de Derecho. ¿La próxima obra que estás preparando será literaria o ensayo?

Hasta ahora he escrito y publicado más de veinte cuentos, una biografía, una novela futurista y cuatro novelas de la colección detective Morles, aparte de varias obras de Derecho. Como antes señalé, estoy redactando la quinta novela de esa colección (“Cuando la muerte quiso ser bella”). Escribo por placer. Verdaderamente disfruto haciéndolo. Creo que seguiré redactando novelas de detectives, con Pablo Morles como figura central. Ya hasta me preguntan por él.

Felicito a Universo la Maga por su excelente y variada labor internacional de promoción y difusión de la cultura y del saber en general. Universo la Maga es un portal moderno, ameno, interesante, abierto a todas las tendencias e ideas. La juventud, conocimiento de la computación y profesionalismo de sus coordinadores y demás miembros, permiten a esa organización llegar con facilidad, no solo al público de los libros en físico, sino también al nuevo y  al nuevo público de los lectores digitales, que está creciendo en forma progresiva; campo en el que todavía no han podido entrar muchas de las organizaciones tradicionales.

Lee la reseña de «La dama del avión»

Compra el libro digital en Amazon.com

Compra el libro digital en Amazon.es

Compra el libro impreso ahora

Biografía del autor: Miguel Ángel Itriago Machado

FOTO MAIM LIDO

Venezolano, abogado (Universidad Central de Venezuela), casado, padre de cinco hijos, exprofesor de los cursos de posgrado de ingeniería de sistemas de la Universidad Simón Bolívar; experto en instituciones sin fines de lucro; conjuntamente con su hermano Antonio L. Itriago Machado, autor de varias obras de Derecho Asociativo; fundador, miembro y/o directivo de varias fundaciones, asociaciones, redes y otras organizaciones privadas de la sociedad civil venezolana; asesor de empresas y presidente de la firma de abogados Escritorio Dr. Pedro L. Itriago P.

En el campo literario, es autor, entre otras, de las siguientes obras: La dama del avión, Mansión Belnord, Balas y flores en el Fango, La boda de Klaus, Amarte en Marte, El postre de Dios, El misterio de la Calle 14, El sensual cuerpo de Cristina, La increíble historia de miss Ester, La princesa, El mejor economista del mundo, La serpiente de plata, El fantástico bote azul, Cuando Bolívar entrevistó a Chungapoma y 7 cuentos fugaces.

Enlaces de interés

One thought on “Entrevista al escritor venezolano Miguel Itriago | #MundoLiterario

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.