James Tissot

James Tissot y el lánguido aburrimiento | #MundoBellasArtes

Hoy recibimos a James Tissot, pintor y grabador francés del siglo XIX. Su obra, centrada durante

  • Hoy recibimos a James Tissot, pintor y grabador francés del siglo XIX.
  • Su obra, centrada durante su primera etapa en el mundo femenino y más tarde en los sucesos bíblicos, se encuadra dentro del japonismo (japonesque), corriente artística que muestra una transferencia directa de los principios del arte japonés, especialmente las realizadas por artistas franceses.
  • Nuestra compañera Marisa Caballero analiza la obra de este artista.

James Tissot

Aquí tenemos a James Jacques-Joseph Tissot, que nació en Nantes el 15 de Octubre de 1836 y murió el 8 de Agosto de 1902. Tissot fue pintor y grabador francés, y estudió en la École des Beaux-Arts de París (bajo maestros de la talla de Ingres, Flandrin y Lamothe) y expuso por primera vez en el Salón de París a la edad de veintitrés años. En 1861 mostró su Reunión de Fausto y Margarita, que fue adquirido por el Estado para la galería de Luxemburgo. Su primer periodo estuvo caracterizado por la pintura de mujeres encantadoras.

james-tissot-13

En 1870 conoció a una irlandesa divorciada, Kethleen Newton, que tenía un hijo y tuvo otro con él. Vivieron juntos con gran escándalo de la pacata sociedad victoriana (tuvo que sufrir el abandono de sus clientes por el «terrible escándalo») hasta la muerte de Kethlen a la edad de 28 años. Algunos de sus cuadros más conocidos son: En la playa, Habitación, Reposo, En el jardín, El conservatorio, Convaleciente…

james-tissot

En todos ellos encontramos una dulzura y exquisitez visual increible. La belleza del entorno, el cuidado de la vestimenta y los detalles un decorado de cuento de hadas son asombrosos. A mí personalmente, sin discutir la calidad del artista y perfección de sus cuadros que reflejan su momento de una manera magistral, siempre me ha producido un rechazo profundo de la época en sí. Me angustia ver a esas mujeres encorsetadas, llenas de encajes, volantes y lazos, sedas, satén, fruteros en las cabezas y esos hombres abúlicos. En ambos descubres y ves un aburrimiento profundo en su mirada perdida, en sus gestos lánguidos. Contemplo el vacío interior envuelto en papel de regalo.

James Tissot

Criadas para ser muñecas, objetos ornamentales. Con corsés que a veces afectaban a sus órganos internos (he leído que el hígado se desplazaba buscando un hueco). Compradas por sus maridos para ser un elemento más que demostrase su poder adquisitivo, sin ninguna preparación ni sexual ni cultural para la vida que les esperaba.

James Tissot

Se veían desde muy jóvenes obligadas a llevar casas complicadas con numeroso servicio, espacios grandes y manejar, sin poder disponer realmente de ello, un presupuesto respetable, pariendo hijos que no podían criar (una señora no hace eso), su compañero ante Dios y su iglesia muchas veces era su torturador y quien más profundamente las despreciaba. Tissot refleja muy bien esas expresiones lánguidas, desencantadas con un aburrimiento y a veces desesperanza profundos. Debió ser terrible para muchas no solo vivir ese infierno enjoyado, también preparar a sus hijas para repetir el patrón.

James Tissot
Además, la depresión y las enfermedades hacían estragos entre ellas. Si no me equivoco era Virginia Woolf quien decía que a esas pobres mujeres les sobraba ropa y les faltaba agua y jabón. Así que: Admira la belleza de los cuadros pero que no te duerman con cuentos de hadas.

Decidme que os parece y hasta otro día.

Autora: Marisa Caballero

Galería Online de James Tissot

One thought on “James Tissot y el lánguido aburrimiento | #MundoBellasArtes

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.