araña-del-olvido-dest

Enrique Bonet retrata los claroscuros sobre el asesinato de Federico García Lorca en “La araña del olvido” | #MundoLiterario

“La araña del olvido”, de Enrique Bonet, es una novela gráfica que se centra en

  • “La araña del olvido”, de Enrique Bonet, es una novela gráfica que se centra en el asesinato de Federico García Lorca y los claroscuros que siguen existiendo alrededor de este trágico suceso.
  • Para ello, se retrata la labor de Agustín Penón, escritor norteamericano de padres españoles, que viajó a España para intentar investigar el homicidio del poeta. Sin embargo, la maquinaria de represión franquista le hizo caer en una tela de araña de la que le costó salir más de dos años.
  • Nuestro compañero José Carlos García escribe la reseña.

araña del olvido

El asesinato de Federico García Lorca ha sido, es, y será, una fuente constante de misterio y especulaciones, tanto en Granada como en España y el resto del mundo. Y eso hace que uno de los terrenos donde se aborde esta temática, y que hoy nos ocupa aquí, sea el del cómic.

Aunque la obra que voy a reseñar no solamente aborda el asesinato del famoso poeta granadino, sino que se centra principalmente en la investigación real que sobre este suceso realizó Agustín Penón, un escritor norteamericano que estuvo varios años en Granada, y que se vio atrapado en una peligrosa tela de araña durante todo el tiempo que duró su investigación. Y eso, valga la redundancia, tiene importancia por el título de esta obra, llamada “La araña del olvido”, de Enrique Bonet.

Sobre el autor, Enrique Bonet, quiero hacer varios apuntes. En primer lugar, que en esta obra actúa tanto de guionista como de dibujante, cosa que, para la envergadura y complejidad de esta historia, es doblemente meritorio a un caso más convencional. Es más, a medida que uno avanza en la lectura, se da cuenta de que era él quien debía asumir la faceta de guionista y dibujante (cosa que también me corroboró el autor cuando le pregunté), y no ser delegada una de las dos en otra persona. Es una obra de corte tan personal que, si alguien podía llevarla a cabo, era solamente el autor ocupando la doble faceta creativa.

Fragmento La araña del olvido

Tampoco hablamos de un autor novel en el sector, ya que tiene, entre otras publicaciones, “El juego de la luna” (también con Astiberri, la misma editorial de “La araña del olvido”), y ha colaborado en fanzines, diarios, revistas y otras publicaciones.

Por último, destaco su implicación en el proyecto, similar a la que tiene el protagonista de la obra en la búsqueda de respuestas. Aunque Enrique Bonet me contó que el tiempo material de trabajo en la obra fue de dos años, ese cálculo no incluye la labor de documentación previa, que no es precisamente sencilla en ningún caso, ni es cosa de dos días.

Y ya metido en el análisis de “La araña del olvido”, a pesar de mis indicaciones iniciales, es de justicia empezar con un breve resumen de su trama. ¿Qué se nos cuenta aquí?

Corría el año 1955 cuando Agustín Penón, escritor norteamericano (aunque de padres españoles) decidió ir a Granada para resolver el misterio sobre el asesinato de Federico García Lorca, del que Agustín era un gran admirador. El objeto de todo era el deseo de escribir un libro donde expusiera y compartiera todas sus averiguaciones.

La relevancia del crimen había sido tal, que se conocía al otro lado del charco. Pero se trataba de un suceso que, cometido bajo el régimen de Franco, se intentaba ocultar en nuestro país, y principalmente, en la ciudad donde todo tuvo lugar. El problema no era la falta de personas deseosas de hablar del tema y contar lo que sabían, sino el miedo a abrirse a otra persona, por las funestas consecuencias que habría. No olvidemos que por aquella época, hasta respirar de un modo sospechoso podía ser mal visto por las autoridades y las personas leales al régimen franquista. 

Fragmento La araña del olvido bis

Lo que en principio iba a ser para Agustín una estancia de poco tiempo en Granada, se prolongó hasta casi dos años de duración. Tiempo que le marcaría para siempre, no solamente por lo vivido y averiguado cada día, sino por las consecuencias de esa etapa de su vida, donde conocería a muchas personas implicadas en la muerte de Lorca, así como a familiares, amigos y distintas personalidades relacionadas con el poeta. Aunque no todo fue bueno, la fortuna y la salud de Agustín fueron violentamente golpeadas en su afán por encontrar la verdad sobre la muerte de Lorca. Y lo peor de todo: nunca llegó a escribir el libro que tanto deseaba antes de ir a Granada.

Menos mal que Enrique Bonet no imitó a Agustín Penón en este último aspecto, porque si no… ¡no habríamos podido disfrutar de una obra tan interesante para su lectura!

Como conclusión, animo a la gente a leer “La araña del olvido”. No solamente se trata de una obra real sobre Federico García Lorca y las posibles respuestas a su muerte, sino que encierra en sí un minucioso análisis de la figura de Agustín Penón, tanto en su esplendor durante el tiempo de la investigación, como en la recta final de su vida, llena de tormento, dudas y acompañada de una sombra que empezó a seguirle en su viaje a Granada.

Autor de la reseña: José Carlos García

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.