Un retrato de Libia e Italia en «Las raíces del mal» | #MundoLiterario (Novela)

Hoy recibimos en nuestro #MundoLiterario la nueva novela de Roberto Costantini, «Las raíces del mal»

Hoy recibimos en nuestro #MundoLiterario la nueva novela de Roberto Costantini, «Las raíces del mal» (Grijalbo). Una novela de intriga en la que se retrata la convulsa Libia de los años sesenta y la difícil época que se vivió en la corrompida Italia de las décadas siguientes.

«Como un pájaro posado sobre un cable
Como un borracho en un coro de medianoche
He intentado a mi manera ser libre»
(Leonard Cohen)

LAS RAICES DEL MAL

[dropcap]E[/dropcap]s el 25 de Mayo de 1962 y Michelino está con su abuelo, un campesino véneto que se ha instalado en Trípoli (Libia): es propietario de unos olivares que les han convertido en una de las familias más ricas e influyentes de la ciudad.  En la oscuridad de la sala Alhambra ven una película del oeste, allí aprende el niño, en compañía del abuelo que le quiere, que el bueno no siempre gana y la chica no siempre se enamora de quien debe.

Es un niño feliz. Su infancia es privilegiada: vive en una villa confortable; su madre, Italia, le adora; su hermano mayor, Alberto, le protege; además es el amigo del alma de sus inseparables Ahmed y Karin (son árabes y hermanos) y de Nico, su primo italiano (y pariente pobre de la familia).

Es el cabecilla de la pandilla. Han hecho un pacto de sangre donde se prometen fidelidad eterna. Juntos se defienden, e incluso son capaces de acabar con los abusos sexuales del padre Eugenio Pizza. Se sienten invencibles,  ignoran que dentro de siete años un horrible crimen cambiará sus vidas para siempre. Se acaba de encontrar dos cuerpos en la fosa de estiércol, una joven y un bebé, eran negras y llevaban un tiempo muertas, nadie sabe quiénes son ni de dónde vienen.

Han pasado cinco años. Michele, de diecisiete años,  no brilla en los estudios pero sí en las artes marciales, la caza y la pesca. La pandilla sigue unos derroteros inquietantes, siempre protegido por su poderosa familia.

La madre de Michele se siente cada vez más aislada.  Apenas habla, fuma y bebe continuamente, el padre (un hombre ambicioso) anda en oscuras intrigas con Mohammed (padre de sus dos amigos árabes), el padre Eugenio Pizza y Emilio Busi, joven comunista  de treinta y dos años. Los tres están en contacto con un joven desconocido: Gadafi.

El 5 de Junio de 1967 Israel ataca a Egipto y nuestros amigos escapan hacia allí para enrolarse en el ejército, pero cuando llegan ya ha terminado la contienda.

[pullquote-right] «¿Qué ocurrió  ese Agosto de 1969?  Es la pregunta que se hace ahora Michele.» [/pullquote-right]

A partir de aquí conoceremos no solo los avatares de los jóvenes, sino también la época convulsa de los años 60, 70 y 80 tanto en Libia como en Italia. La vida regalada de la colonia, el fin de la misma,  la expulsión de las 20.000 familias italianas que tuvieron que abandonar sus posesiones en Libia y, en su momento, fueron el motor económico de un país terriblemente pobre. La mala acogida que encontraron en Italia, el ascenso del general Gadafi, la deriva hacia la delincuencia de los jóvenes, el primer amor y la brutalidad en que envuelve todo Michele y por fin el terrible crimen que se cometió en su entorno y el asesinato de Italia, su madre.  Pese a la insistencia de todos él se niega a admitir que se pudo suicidar.

¿Qué ocurrió  ese Agosto de 1969?  Es la pregunta que se hace ahora, en 1982, el comisario Michele Balistreri. Vive en Italia, que está gobernada por una clase política que nació traicionando a su país y donde el interés personal está por encima de la lealtad, donde la palabra corrupción es la que con más frecuencia se utiliza, según sus propias palabras.

[pullquote-left] «El asesinato de una estudiante recién llegada a Roma le obligará a enfrentarse a las sombras más oscuras de su pasado.»[/pullquote-left]

Hasta ese momento su vida ha sido azarosa, y ahora es un policía desencantado de la amistad y de las mujeres, un personaje cínico al que nada le interesa. El pasado y los asesinatos sin resolver le atormentan, pero algo dará un giro de 180º a su vida. El asesinato de una estudiante recién llegada a Roma le obligará a enfrentarse a las sombras más oscuras de su pasado. Porque es allí, en la Trípoli de los sesenta, en los años en que cuatro niños sellaron su pacto de amistad con arena y sangre, donde se hunden las raíces del mal.

GrijalboEn “Las raíces del mal”  conoceremos la infancia y primeros años de juventud del comisario Michael Balistreri en Trípoli, así como qué le ha llevado a convertirse en lo que es hoy.  Esta novela es la precuela de la anterior “Tu eres el mal”; no es una mera novela de intriga en la que se unen conspiraciones políticas, crímenes, poder, sexo, sadismo y misterio, sino que es también una novela que relata de forma detallada la convulsa época de Libia en aquellos años, la llegada al poder de Gadafi,  también la difícil  historia de Italia, con los asesinatos terroristas, la corrupción, la mafia, el P2, la banca Vaticana y el miedo, el miedo siempre presente a lo largo de toda la obra. La mezcla de novela histórica y novela negra la hace todavía más interesante, la clara diferencia entre las dos épocas de Michele, la primera en Libia, la segunda en Italia, y la forma en que se relacionarán una con otra, está muy conseguida.

 Autora de la reseña: Aquimarisa

Compra el libro ahora

BIOGRAFÍA DEL AUTOR: ROBERTO CONSTANTINI

Nació en Trípoli (Libia )en 1952 y vive en Roma. En otoño de 2011 se convirtió en el autor revelación de la rentrée literaria italiana con la publicación de su primera novela, “Tú eres el mal”, protagonizada por el enigmático comisario Michele Balistreri. Fue finalista al Scervanenco y ganó el Azzeccarbugli, los dos premios de novela negra que se conceden anualmente en Italia; lleva vendidos más de 150.000 ejemplares en su país, y ha sido publicado con éxito en Alemania y Gran Bretaña.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.