Lucy, con Scarlett Johanson y Morgan Freeman| #Mundomultiescena

Como en otras ocasiones, nuestra colaboradora Miriam Lake vuelve a nuestro mundo multiescena para hablarnos de

Como en otras ocasiones, nuestra colaboradora Miriam Lake vuelve a nuestro mundo multiescena para hablarnos de las últimas películas se han estrenado. En esta ocasión nos presenta Lucy, con Scarlett Johanson, Morgan Freeman y dirigida por Luc Besson, os dejamos con ella.

Lucy-PosterNo nos engañamos con esta peli si la catalogamos de simple en su expresión, en lo que intenta decirnos. Dejaremos aun lado la amplia controversia del mito de 10%, mito creado por un mal entendimiento explicativo que en su momento no fue aclarado (todo sea dicho). Lucy tiene fuerza y mucha, por su arrebatador mensaje y un más que razonable grito llamándonos “insensatos!”. Luc Besson ha conseguido calar en mi conciencia (a parte de conseguir ver a Johansson creíble como actriz de ciencia ficción (solo me convenció en Los Vengadores, hasta la fecha). Como contrapunto pondría que los malos son demasiado lineales, no esperas menos de una peli como esta; un malo que sepa llevar a la protagonista al límite de sus capacidades y, también, un final más trabajado (se le fue “un poco” de las manos, bajo mi humilde opinión). Pero no nos adelantemos, os cuento su argumento:

Lucy nos pone en su punto de partida cuando se ve obligada a hacer de mula para unos traficantes, la droga en cuestión es de diseño y el derrame de la sustancia dentro de su cuerpo haría estragos, si la bolsa reventase. A causa de sendas palizas, la bolsa de droga hospedada en su estómago se pica y comienza a segregar pequeñas cantidades de la sustancia que se reparten por todo su cuerpo, convirtiéndola en una persona con unos sentidos hipersensibles, una capacidad de entendimiento muy por encima de lo normal y un desbloqueo de memoria genética absolutamente brillante. Todo esto entre otras muchísimas cosas que, por supuesto, no os desvelaré. Imagina el poder de tu mente, imagina por un segundo, que eres capaz de aprovechar toda tu capacidad cerebral pues, al fin y al cabo, es lo que nos plantea el señor Besson en su cinta.

Peter Bradshaw (The Guardian) la definió como “Encantadora dentro de su estupidez”, no estoy de acuerdo; atrevida sí, estúpida no. Os voy a explicar cómo la he entendido y lo haré de la misma manera que lo hice en mi fb privado, esto es fácil; Nuestro cerebro es como un videojuego en el que tienes que ir desbloqueando pantallas/subiendo niveles (información). El problema, según esta peli, es que nos hemos acomodado tanto en las 10 pantallas que ya conocemos y controlamos, que no queremos esforzarnos más. Resumiendo: la comodidad es antievolutiva/ desevolutiva. No sé si podríamos llegar a todo lo que L.B. nos plantea pero, desde luego si seguimos con esta falta de ilusión por evolucionar, lo único que evolucionará en nosotros es la vejiga de tanto aguantar las ganas de “mear” por no levantarnos del sofá (es así y lo sabes!)

Así que, muy señor@s mí@s, os reto a meditar sobre este “orangutanismo ilustrado” en el que se está convirtiendo nuestra civilización y empezar a desbloquear las pantallas del mayor videojuego del mundo; TU CEREBRO.

Hasta pronto, mis mag@s!

Miriam Lake

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.