Ilium

Entrevista a Miquel Codony, creador de la web “La Biblioteca de Ilium” | #MundoLiterario

Continuamos entrevistando a grandes bloggers de la literatura. Hoy recibimos a Miquel Codony, creador de

  • Continuamos entrevistando a grandes bloggers de la literatura.
  • Hoy recibimos a Miquel Codony, creador de la web «“La Biblioteca de Ilium”. 
  • Una gran web donde tiene cabida la literatura fantástica y de ciencia ficción, pero también muchas cosas más.

¿Cómo nació tu pasión por la literatura? ¿Cómo te comenzaste a decantar por la ciencia ficción?

Esta es fácil. En casa siempre hubo una biblioteca razonablemente amplia y los libros (y cuentos, y cómics, etc.) siempre me llamaron la atención. Por lo que me dicen los ojeaba antes incluso de saber leer. Mi padre también era muy aficionado a la lectura y tenía una buena colección de ciencia ficción, un género del que además me hablaba basante, así que podemos decir que me lavó el cerebro, me infectó con el virus de la afició, etc, etc. Súmale que de niño era más bien tímido y que vivía al lado de la biblioteca pública y tachán, receta infalible para lo que hoy llamaríamos un geek en ciernes.

¿Cuándo diste tus primeros pasos por la blogosfera?

Pues ya tenía 29 años. El primer paso lo di el 7 de junio de 2007, con un primer blog de cuyo nombre me acuerdo pero no repetiré aquí en el que ya empezaba a hablar de series, libros, juegos, películas… un blog personal típico, vamos. Supongo que la idea de tener un espacio público propio en el que hablar me atraía. Desde entonces he cambiado algunas veces de blog y, sobre todo, he restringido más el ámbito de lo que escribo, de manera que es raro que hable de algo que no sean libros, especialmente de género fantástico. La idea es compartir lo que me gusta y conocer gente con gustos similares (en ese sentido el éxito ha sido absoluto), pero sobre todo aprender sobre cómo leo y tratar de comprender mi propio criterio. Parece una estupidez, pero para mi no lo es.

Actualmente escribo menos en el blog y estoy trasladando mi actividad en cuestión de reseñas a Neo Nostromo, un podcast cortito y frecuente que estamos intentando lanzar con el compañero Alexander Páez de Donde Termina el Infinito. Además, con Álex y el escritor Jesús Cañadas llevamos una especie de club de lectura online en formato videopodcast llamado The Spoiler Club y participo en el podcast Los VerdHugos, una tertulia sobre ciencia ficción. Y escribo en la revista SuperSonic Magazine, editada por Cristina Jurado. Vamos, que el blog está parado porque mi capacidad de generar material ha llegado a su límite y he preferido diversificar, pero parado no significa muerto.

Ilium

¿Cómo surgió el nombre de tu web, “La Biblioteca de Ilium”?

Se me da muy mal poner nombre a estas cosas. Mucho, mucho. Dicho esto, estoy satisfecho con La Biblioteca de Ilium. Que sea una biblioteca no tiene mucho secreto: hablo de libros. Lo de Ilium da más juego, aunque sobre todo es una referencia personal. Por un lado, el significado más evidente es que Ilium es Troya, la ciudad Griega, con lo cual quería vincular el nombre del blog a un sitio que participa de forma más o menos indirecta en el mismo nacimiento de la literatura, y de forma notable en la fantástica. Por otro lado, y esto es más oculto, Ilium es una ciudad ficticia que sale en varias novelas de Kurt Vonnegut, un autor de ciencia ficción que me interesa mucho. La combinación de ambos significados me pareció irresistible. El subtítulo, “Literatura fantástica y otras cuestiones de variable interés”, lo añadí mucho más tarde y es una broma relacionada con la descripción que se hacía de La Biblioteca de Ilium (junto con otros blogs similares) en un libro sobre la historia de la ciencia ficción española que publicó Alianza.

¿Qué encuentran los usuarios que entran en ella?

Otra pregunta fácil: reseñas de libros, especialmente de ciencia ficción, pero puede entrar cualquier libro que me interese. Intento que sean reseñas razonadas y humildes, que valoren más una experiencia de lectura que el libro en sí mismo y que intenten identificar lo que tiene de bueno un libro, no solo lo malo. Nunca he reseñado todo lo que leo y tiendo más a hablar de libros que me gustan que de los que no. Eso hace que en el blog puedan estar sobrerrepresentados los libros con valoraciones positivas, pero personalmente creo que eso es una ventaja. Muy de vez en cuando he sacado alguna entrevista o algún artículo de opinión.

¿Quiénes trabajáis actualmente en “La Biblioteca de Ilium”?

Yo solo. Es un espacio estrictamente personal. Dicho esto, me gustan mucho los proyectos colaborativos y ya he mencionado algunos en los que colaborao, pero La Biblioteca de Ilium no es eso.

¿Cuáles son los autores/as de referencia para ti?

A algunos les sigo desde siempre, a otros los he descubierto estos últimos años: Ursula K. Le Guin, Kurt Vonnegut, China Miéville, Cristina Fernández Cubas, Greg Egan, JM Coetzee, algunas cosas de Javier Marías, Cormac McCarthy, Philip Roth, Lavie Tidhar, Albert Sánchez Piñol. Me gusta mucho la obra de Elizabeth Bear, me tienta incluirla, pero creo que no entra. Luego hay algunos autores españoles jóvenes que están haciendo cosas que me interesan mucho, como Jesús Cañadas, Guillem López y Laura Fernández. En cualquier caso ya sabéis como son estas cosas, seguro que me he dejado nombres.

¿Cómo ves el panorama de la ciencia ficción en España? ¿Existen nuevos referentes para la narrativa de este género?

Pues yo lo veo bien, gracias. No me voy a referir a su salud económica, a la dificultad o casi imposibilidad para que exista un plantel de autores que vivan de la literatura, a la tendencia a leer autores traducidos (incluso bien traducidos, en algunos casos) frente a autores nacionales, ni al problema, creo que a veces mal comprendido, de la piratería. Todas esas son áreas muy, muy, muy problemáticas que pueden arrojar un diagnóstico funesto, pero yo lo estoy valorando como lector, y como lector veo que empieza a consolidarse un canon (en sentido laxo) del género, que están apareciendo nuevos autores (¡yu autoras!) procedentes de tradiciones diferentes y con ganas de jugar y experimentar con el género, que las barreras del mismo cada vez son más permeables y que cada vez es menos raro ver títulos claramente fantásticos en sellos y colecciones de temática general. Dentro del caos y la inestabilidad que creo que vive el género, me parece que este se está explorando a si mismo y está creciendo, en todos los aspectos menos el económico. Ese crecimiento conlleva la aparición de obras notables y de obras (que a mi me pueden parecer) infumables, pero eso puede ser indicativo de fecundidad y no me parece mala señal. Como digo, me refiero a la existencia de obras, en ningún momento a cuáles son las que triunfan comercialmente o no, pero como lector con ínfulas de crítico hiper-amateur, lo que me interesa es eso.

Siempre he tenido un punto de ingenuidad y optimismo, creo. Y sospecho que si fuera un autor mi valoración sería distinta. ¿Y hacia donde se podría dirigir este panorama? ¿Cuál es su pronóstico? No tengo ni la más remota idea.

¿Qué opinas de la cada vez mayor publicación de libros autoeditados?

Me parece interesante y positivo, y estoy seguro de que irá a más y a mejor, pero todavía está en su infancia, al menos en este país. Creo que para convertirse en algo interesante (más allá de la obra interesante puntual) debe profesionalizarse un poco. Autoeditado no debería significar, como significa muchas veces, mal editado. Me imagino que la tendencia, y ya hemos visto algunos ejemplos en este sentido, será a que un mismo autor o autora combine la publicación en editoriales tradicionales, la publicación en editoriales experimentales y la autoedición, y que la elección de uno u otro responderá a criterios estratégicos sobre la propia carrera (¿a qué público me dirijo? ¿cuanto quiero hacerme cargo de tareas más allá de escribir?…). Creo que me parece más interesante eso que como entrada al mundo de la publicación para autores noveles, pero es más por desconfianza personal que por otra cosa, y también encontraríamos excepciones. Quizás, como lector, mi mayor dificultad es orientarme en el inmenso mercado de lo autoeditado.

Dicho todo esto, si yo escribiera un libro lo autopublicaría.

¿Qué opinas sobre el dilema entre libro impreso y libro digital? ¿Crees que coexistirán en el futuro o que uno de los dos formatos desbancará al otro?

Soy muy defensor del libro digital y creo que, aunque convivirán, el formato dominante será el digital. Sobre todo a medida que la tecnología avance y la experiencia lectora de ambos soportes se vaya acercando más, como creo que sucederá. El libro en papel será un objeto más preciado, más caro y más elitista (no lo digo con connotaciones negativas) pero el libro como artículo de consumo será digital o no será. Y esa transición puede ser apocalíptica. Mi previsión es esa, y si me equivoco pues bueno, me trago mis propias palabras sin problemas.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.