Modulo prefabricado vivienda modular

Los módulos prefabricados y su compromiso con la eco-sostenibilidad | #MundoArquitectura

Los módulos prefabricados y el respeto al medio ambiente Es innegable que la preocupación por

Los módulos prefabricados y el respeto al medio ambiente

Es innegable que la preocupación por el medio ambiente afecta cada vez a más y más ámbitos de nuestra vida y sectores de la sociedad. Si durante décadas ha predominado un modelo de crecimiento basado en la falta de previsión, cada vez cobra más peso el carácter sostenible en la planificación de nuestras sociedades.

No podía ser una excepción, por supuesto, la arquitectura de edificios, en los cuales cada vez se busca un menor impacto ambiental, tanto en el aspecto de eficiencia energética como en su propio diseño y construcción. En este sentido, es una realidad que cobra cada día más fuerza que la construcción modular puede comprometerse con todas estas necesidades de la sociedad moderna de un modo óptimo tanto en su propio diseño y desarrollo como en la relación de calidad y coste.

Modulo prefabricado vivienda modular


Reducir el impacto ambiental, un compromiso total

La construcción mediante módulos prefabricados es, sin duda, una de las mejores maneras de preservar el entorno donde finalmente se localizarán dichos módulos. Es lógico pues, al construirse en fábrica, estamos localizando todos los posibles impactos y contaminación acústica (relacionados con la propia construcción) en un lugar controlado y lejos de la Naturaleza.

De esta manera, solo las operaciones de posado y ensamblaje finales serán los que se realizarán sobre el terreno, evitándose las costosas y ruidosas obras, además de produciéndose infinitamente menos desechos en su proceso de construcción.


El poder de ser reubicadas, un factor clave

Otra de las ventajas de las viviendas modulares es que en la mayoría de casos podrán ser reubicadas en otro lugar distinto del inicial donde se emplazó. El 60% de los módulos prefabricados pueden ser desplazados a otro lugar, con unos costes tremendamente bajos y dando una gran libertad por tanto a sus propietarios para poder desplazarse reduciendo al límite los costes en comparación a los que se generarían de la nueva construcción de una vivienda. Una vez más, se reduciría tremendamente el impacto ambiental (la vivienda no altera de manera perpetua el paisaje) y, como decíamos antes, los desechos derivados de construcciones.


Selección de materiales y apuesta por el futuro

Las viviendas modulares están desarrolladas con materiales que resisten la degradación a largo plazo. Hay que tener en cuenta que la construcción de viviendas modulares precisa menor cantidad de materias primas y, por lo tanto, se tiene un mayor control sobre los materiales utilizados. Además, la maquinaria y empleados necesarios para su construcción son menores, por lo que se puede realizar un trabajo más eficiente y con una garantía mayor de perfección de acabado. Todo ello juega en favor de un mayor carácter sostenible de la construcción, tanto en su ecosostenibilidad como por la resistencia al paso del tiempo.


Ahorro y eficiencia energética

Si nos atenemos a la eficiencia y el ahorro energético, la construcción modular tiene un compromiso total con los convenios de reducción de consumos y suministros. Si se acompañan de planes de optimización en el uso de la energía, permite la reducción del consumo energético en hasta un 40%, algo muy difícil de lograr en otros tipos de viviendas.

El cerramiento de las viviendas modulares está fabricados a partir de materiales destinados a un aprovechamiento óptimo de la energía. Las fachadas, carpintería exterior y forjados se construyen con materiales que son capaces de soportar distintos climas y estaciones (diferentes tipos de aislantes y espesores), ajustando de esa manera las características del módulo a las necesidades climáticas y energéticas de su propietario.


Diseño Bioclimático y adaptación al medio

De esta manera, se logra un control óptimo en todas las variables de eficiencia de la vivienda, tanto por el proceso de construcción controlado al milímetro, como por las posibilidades de emplazamiento posterior de la vivienda en el terreno. Orientación de la edificación, aprovechamiento de huecos, optimización de su inercia térmica o su dimensionamiento para captación solar y protección de vientos dominantes y temperaturas extremas son todas variables que logran una perfecta adaptación natural de la vivienda modular a su entorno.

Dentro del sector modular, Algeco destaca por su compromiso con la sostenibilidad y el ahorro de energía simple. Prueba de ello son sus sistemas basados en la optimización de posiciones de iluminación, calentadores inteligentes, sistemas de calefacción, refrigeración y agua mediante la instalación de cierres de grifo con mezclador y el uso de válvulas de retención en los cuadros de ducha, entre otros.

Estamos hablando de una empresa cuyo compromiso, además, mejora aún más las condiciones de las viviendas modulares, pues podrán crear un proyecto individual y específico para el propietario, agilizar los plazos de entrega y lograr siempre el mayor control posible sobre los recursos energéticos, materiales y humanos necesarios para su implementación.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.