“Ni a Dios ni al Diablo”, la descarada novela de César David Delgado | #MundoLiterario (Novela)

Hoy en Universo La Maga presentamos la reseña de “Ni a Dios ni al Diablo”

Hoy en Universo La Maga presentamos la reseña de “Ni a Dios ni al Diablo” de César David Delgado Pulido, joven escritor que publicó en 2013 con Ediciones Éride esta intensa, aguda y descarada novela.

Ni a Dios ulm_001[dropcap]N[/dropcap]i a Dios ni al diablo comienza en los años previos de Sergio como universitario. En esta primera parte nuestro singular personaje se muestra un tanto pasivo ante las responsabilidades que le otorga su entorno, tarea que recae principalmente en su madre y amigos, que no se cansan de recordarle que existen otras formas de vida mucho más recomendables.

Sin embargo, Sergio huye de todo tipo de convencionalismos, del camino fácil que la mayoría de la sociedad elige: casarse, tener hijos y trabajar de sol a sol. En un principio se presenta como una especie de nuevo mesías, aunque de una forma un tanto irónica; es tan diferente su forma de reflexionar sobre la vida que ello llega a condicionar en exceso sus relaciones sociales. Pagando el precio habitual en estos casos, gran parte de su entorno lo percibe como un ser bastante extraño y en ocasiones llega a sentir un cierto estado de soledad e incomprensión. Eso sí, sin perder su peculiar sentido del humor.

[pullquote-left] “Sergio huye de todo tipo de convencionalismos, del camino fácil que la mayoría de la sociedad elige: casarse, tener hijos y trabajar de sol a sol” [/pullquote-left]

Pasa por distintos trabajos, elegidos siempre con el criterio de hacer lo que le gusta. A la vez, va haciendo suyas las obras de grandes filósofos, buscando siempre el enriquecimiento de su vida cotidiana con las experiencias que le aportan estos dos elementos. Esto le lleva a tomar nuevas decisiones y dar un paso hacía su futuro, y a la edad de 23 años retoma uno de sus puntos flacos, los estudios, matricularse en la temática de una de sus pasiones, Historia de la Filosofía.

Cesar DemonioAquí comienza el nodo de la novela, relatando sus vivencias en la universidad, las relaciones con sus nuevos compañeros…  pero siempre con el razonamiento crítico que lo caracteriza y que agudiza a lo largo de la carrera, en una constante lucha por satirizar aquello con lo que no está de acuerdo. El fracaso con el sexo opuesto parece perseguirle desde el principio al fin de la novela, no quedando claro si es por voluntad propia o no, pues después de innumerables rechazos, y cuando consigue por fin que le ronde el amor, no muestra un enloquecido interés en mantenerlo. El tono filosófico y perfeccionista de Sergio contrasta con un lenguaje común que en ocasiones se tiñe de obsceno. No repara en describir de forma descarada y atrevida sus experiencias sexuales, mostrando una faceta de perversión sexual propia de alguien que lleva tiempo, por así decirlo, en dique seco, pero siempre tratado con su fino toque de humor y sarcasmo. De este mismo modo describe las experiencias ajenas de amigos y compañeros.

[pullquote-right] “Sus reflexiones filosóficas se intensifican, y poco a poco vamos viendo un Sergio más sabio y benévolo con su entorno, pero incansable en llevar a su día a día las convicciones que son su leitmotiv” [/pullquote-right]

Cosechando excelentes resultados en la carrera y con una asimilación constante de conocimientos parece que sus reflexiones filosóficas se intensifican, y poco a poco vamos viendo un Sergio más sabio y benévolo con su entorno, pero incansable en llevar a su día a día las convicciones que son su leitmotiv. En la personalidad de Sergio existen dos dimensiones paralelas, la vida real, normalmente tratada con tono crítico y otra que transcurre en el entorno de el libro y la literatura. No se cansa de leer, y a lo largo de la novela hace continuas referencias a obras literarias: Nietzsche, Bukowski, Miller, Celine, Kafka, Hesse, etc. Ambas dimensiones desembocan en lograr su verdadero objetivo: escribir un libro.

Cesar AngelSe narra en primera persona a través de su protagonista, Sergio Palo, un joven tan cargado de ego como de carencias. Sus pensamientos, narrados con acierto sin ningún tipo de tapujos, utiliza un lenguaje jovial a la hora de transmitir sus reflexiones filosóficas, esto nos permite entender el por qué de sus razonamiento y la percepción de sus andanzas universitarias desde el punto de vista propio de la edad.

Sobre el personaje de Sergio he tenido bastantes sentimientos opuestos. En un principio puede parecer un personaje prepotente, pero a lo largo de la novela se va convirtiendo en un ser muy interesante, llegando a ser irresistible y adictiva su peculiar visión de la vida, de las personas y de su particular tratamiento del sexo y el amor. Pienso que todo este conjunto está condicionado por sus principios porque, aunque con altibajos, nunca se traiciona a sí mismo. Es con esta persistencia, rebeldía y constancia con las que emprende el camino hacia el logro de todos sus objetivos.

La novela está editada por Ediciones Éride, consta de 236 páginas dividas en 5 Partes, cada una de estas partes contiene varios capítulos, muy ágiles y amenos, de unas 2 ó 3 páginas cada uno. Es breve y de muy grata lectura.

BookTrailer “Ni a Dios ni al Diablo”

Autor de la reseña: José A. García

Compra el libro ahora

BIOGRAFÍA DE CÉSAR DAVID DELGADO PULIDO

CESAR DAVID DELGADO PULIDO

Comenzó a escribir a los 20 años. Escribió un poemario titulado “La mejor de las respuestas”, un conjunto de 33 poesías en las que trata de reflexionar sobre la existencia de Dios, el miedo a la muerte, el dolor del mundo… En la mayoría de estas composiciones hay un clima de reproche hacia esa posible existencia de Dios, a la que se pone en duda constantemente. Los poemas pueden recordar a Blas de Otero, uno de los pocos poetas a los que respeta. A los 30 años volvió a escribir de nuevo, con la firme idea de publicar lo escrito. Esta vez fue una novela.

Le llevó nueve meses escribir “Ni a Dios ni al diablo”, y en este libro de tintes autobiográficos, cuenta la historia de un alumno en sus años de universitario. Sin cortapisa alguna en el lenguaje, el personaje va desarrollando su visión del mundo y del ser humano. El estilo puede recordar en muchos pasajes a varios de los autores que más le han marcado: Stendhal, Hermann Hesse, Henry Miller, Charles Bukowski o John Fante.

CESAR DAVID DELGADO PULIDO EN LA RED

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.