“Sin aire”: el mal tiene muchas caras. Novela negra adictiva | #MundoLiterario

La editorial Cuadernos del Laberinto publica “Sin aire”, del escritor y músico Daniel Pérez Morales.

  • La editorial Cuadernos del Laberinto publica “Sin aire”, del escritor y músico Daniel Pérez Morales.
  • Su anterior novela, “Acer nigrum” cosechó una gran éxito de crítica. 
  • Nuestra compañera A. Miracle entrevista a este autor.

“Sin aire”, de Daniel Pérez Morales (editorial Cuadernos del Laberinto),  es el nuevo y estremecedor caso de los agentes Isabelle LemaireNoah Page quienes se enfrentan a una amenaza que surge del pasado. Un extraño asesinato pone en alerta a la policía de Montreal: el cuerpo de una modelo es encontrado sin vida en su propia casa, con las manos y las piernas atadas a cada extremo de la cama. La mujer ha sido estrangulada.

sin aire: novela negra adictiva

Todo apunta a que El Poeta, un prolífico asesino en serie de los años setenta ha regresado. El apodo hace referencia a los versos que enviaba a los medios de comunicación después de cometer cada crimen. Un caso que nunca se resolvió y que ahora Page se ve incapaz de esclarecer solo. Su antigua compañera, Isabelle Lemaire, ha abandonado la policía tras los traumáticos acontecimientos vividos junto a Page en su anterior caso, cuando tuvieron que enfrentarse al Carnicero de Emmerin (Acer Nigrum). Pese a que en un primer momento Isabelle se niega a tomar parte en la investigación, finalmente descubre que el deseo de atrapar a El Poeta es más fuerte que sus prejuicios. Mientras, los cuerpos de mujeres continúan apareciendo.

Lemaire y Page se enfrentarán a un inquietante rompecabezas cuyas piezas les llevarán del pasado al presente tras las huellas del asesino. Pero, a veces, las apariencias son engañosas y la figura que oculta el puzle no se desvela hasta la última página, cuando se coloca la pieza final.

Una novela negra que te impide vivir hasta que cierras su última página. Adictiva. emocionante y llena de un ritmo que te precipita.

DANIEL PÉREZ MORALES nos ha recibido para desvelarnos las claves de Sin aire:

-¿Qué tiene el mal para atraer tanto?

Su naturaleza presenta tantas características interesantes que casi no sabría por dónde empezar. El mal siempre existirá. Si la humanidad no ha resuelto sus misterios a lo largo de siglos, cabe esperar que nunca lo consiga. Por un lado, el mal nos infunde miedo porque causa sufrimiento. Por otro, pretendemos comprenderlo para protegernos frente a él o reparar sus consecuencias. Actos originados por el mal están presentes un día tras otro en las noticias y nos recuerdan lo incierto que es el mundo en el que vivimos. Y los seres humanos necesitamos certezas para vivir. En ocasiones, por evasión o por restablecer cierto equilibrio con nuestros deseos, nos entregamos a historias que narran el conflicto entre el bien y el mal, siempre con la esperanza de que prevalezca el primero.

Novela negra adictiva: Daniel Pérez Morales

 

-¿En su caso la novela negra sirve para comprender el mundo, lo irracional del ser humano?

Rotundamente, sí. La literatura es una poderosa herramienta para conocer la naturaleza humana. Nos muestra la vida de otros, nos abre las puertas a sus conciencias. Por eso el oficio de contar historias ha perdurado con éxito desde el origen del hombre. De entre todas las creaciones artísticas, la novela negra es precisamente la que más explora la irracionalidad del ser humano. Puede que no ofrezca respuestas definitivas, porque nadie las tiene, pero sí que permite comprender algunos de los aspectos más oscuros de nuestra naturaleza.

-¿De dónde nacen los personajes, cómo es la génesis de creación de una personalidad literaria?

La única regla es que no hay reglas. Al menos en mi caso, los personajes pueden nacer de maneras muy diferentes. A veces son inspirados por personas reales, incluso anónimas, que creo que pueden aportar algún valor a la historia. Pueden ser producto de la imaginación o impuestos por el escenario, dependiendo del ámbito en el que se desarrolle la novela. En contra de lo que puede considerarse una opinión generalizada, considero que el autor no llega a conocer a la perfección a sus propios personajes, del mismo modo que tampoco puede conocer en profundidad al resto de las personas. Siempre es necesaria cierta incertidumbre en aras de la verosimilitud.

-Hace poco ha sido invitado al Getafe Negro, uno de los festivales de novela negra más prestigiosos de España, ¿qué siente ante el éxito?

Sobre todo, satisfacción. Creo que un autor solo es el dueño de su novela mientras trabaja en el borrador. En el momento en el que es publicada, los lectores se apropian de ella. Son ellos los que determinan lo que han percibido al leerla, los verdaderos jueces a la hora de evaluar el trabajo. Y certámenes como Getafe Negro nos acercan a lectores y escritores, y nos permiten intercambiar todas esas impresiones. Para mí supone una gran experiencia estar en contacto con ellos y descubrir lo que les han transmitido mis obras.

-¿Qué le cuesta más: escribir una escena de sexo o de violencia?

Admito que me cuestan las dos, aunque las escenas de violencia tienen un agravante. En ocasiones, es necesario documentarse al respecto, y las escenas de violencia que han sucedido en la realidad son difíciles de asimilar. En cualquier caso, creo que las escenas en general deben servir a la historia, y que no hay que hacer concesiones a la hora de salvaguardarla. Nos cuesten más o menos, hay que afrontar todas las escenas con la intención de construir la mejor novela posible.

-¿A qué personaje histórico le hubiese gustado conocer?

Jesucristo, no tanto por su dimensión religiosa, sino por su dimensión histórica. Creo que su biografía constituye el gran misterio de la historia occidental. Me cuesta asumir que conozcamos tantos detalles más o menos precisos sobre otros personajes contemporáneos o anteriores, y que ni siquiera exista acuerdo sobre su figura a pesar de haber resultado tan trascendental en nuestra historia y cultura.

-Aparte de la escritura es usted músico, más concretamente es guitarrista de una banda de rock ¿Necesita la expresión artística para sentirse vivo?

Me hace sentir vivo, desde luego. Y también me permite explorar el arte en todas sus dimensiones, desde dentro y desde fuera. Mi inclinación creativa surgió de un modo natural. Las artes me entusiasman y llegó un momento en el que necesité participar activamente en ellas. Además, tanto la música como la literatura permiten transmitir sentimientos y emociones que no resultan tan sencillos de compartir a través de una conversación. Una canción puede resultar más poderosa sobre el estado de ánimo de una persona que unas palabras con buena intención. Es un modo de comunicarse.

-¿De qué no puede prescindir?

De las personas que me rodean. De eso no me cabe duda.

-¿En qué proyectos literarios anda embarcado actualmente?

En el plazo más inmediato, mi intención es que la serie que comenzó con Acer Nigrum y continuó con Sin Aire cuente con una nueva entrega. Son historias y personajes con los que me siento muy cómodo y el cuerpo me pide seguir trabajando con ellos. Respecto a un futuro más lejano, aún no lo tengo claro. Pero lo mejor de escribir es precisamente que hay muchas posibles opciones entre las que elegir.

 

Más información:

Colección ESTRELLA NEGRA, Nº8
400 páginas • I.S.B.N: 978-84-944036-0-6 • 15€

http://www.cuadernosdelaberinto.com/EstrellaNegra/sin_aire.html

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.