“Óxido”, de J. Daniel Aragonés, la nueva entrega de “Crónicas del pantano” | #MundoLiterario (Novela)

El escritor J. Daniel Aragonés Cuesta publica una nueva entrega de sus “Crónicas del Pantano”.

El escritor J. Daniel Aragonés Cuesta publica una nueva entrega de sus “Crónicas del Pantano”. Esta nueva novela se titula “Óxido” y es una narración verdaderamente original que el autor califica como “pulp visceral” y que publica la editorial Alfasur. Nos trae la reseña de esta obra nuestra compañera Marisa Caballero:

Una vez más, Fredek intenta acallar las voces que le martillean, pero el habitante de su cerebro repite nuevamente machaconamente las frases demoledoras que nublan su entendimiento.

Oxido-J-Daniel-Aragones

Nada calma la angustia crónica de este asesino maduro salvo el alcohol a granel, pero él rehuye esa solución. Así que aquí le vemos, en un tugurio con un refresco en la mano, escuchando blues, intentando domar su demonio interior.

En su oxidado vehículo, pisando con fuerza el acelerador, se siente a salvo de la depresión, la ansiedad y las ganas de beber sin control. Cuando ella aparece haciendo autostop, sabe que tiene que frenar y recogerla. Lo que tal vez no sepa (o quizás sí) es que esa chiquilla le va a obligar a enfrentarse con sus viejos demonios.

Ella es muy joven, y Fredek siente cómo el optimismo le invade cuando la contempla. Le domina una gran atracción sin ninguna intención sexual. La acaricia, escucha su terrible [pullquote-left] “Nada calma la angustia crónica de este asesino maduro salvo el alcohol a granel, pero él rehúye esa solución”. [/pullquote-left]historia y sabe que tiene que librarla de sus fantasmas. La llamará Fusca, por ella volverá a “Saliente”, al terrible pantano, a los monstruos que encierra… y esta chiquilla será lo más parecido a una hija que haya tenido jamás este sanguinario asesino con honor.

Comienza así una historia en la veremos que ha pasado el tiempo y que Fredek trabaja en el bar de Flor -otra muchacha a la cual protege-, cuando recibe una extraña nota de [pullquote-right] “Esta chiquilla será lo más parecido a una hija que haya tenido jamás este sanguinario asesino con honor”. [/pullquote-right]Fusca: corre peligro. Se acabó su tranquilo y pacífico retiro, deberá abandonar el desierto, volver a las peligrosas y siniestras tierras del pantano: vuelve a ser un asesino sediento de sangre. Los espectros de la infancia nunca desaparecen del todo, piensa mientras atraviesa esa tierra maldita.

Sembrará a su paso muerte y destrucción: fue un perro maltratado que probó el sabor de la sangre y que ya no puede prescindir de ella. Emprenderá un doloroso viaje al pasado y, muy a su pesar, tendrá que recorrer el camino hasta el final.

El autor nos lleva de la mano de Fredek por el amenazante planeta que ha creado. Para llegar a la ciudad de Saliente, que quiso ser una copia de Las Vegas y resultó un desastre, había que atravesar las ciénagas y el pantano, esa tumba rebosante de agua negra, pestilente y mortífera que le atrae como una maldición. La ciudad fantasma espera, allí la vida no tiene valor alguno.

Nuestro protagonista se irá encontrando en su camino a sórdidos personajes que tienen en común la posesión de un Smartphone rojo. Sabe que es una trampa, que le están conduciendo a la muerte, que la tela de araña se va espesando a su alrededor, que el círculo se va cerrando.

Óxido es la segunda novela escrita por J. Daniel Aragonés Cuesta de la Trilogía de Crónicas del pantano, pero no es imprescindible haber leído la primera para disfrutar plenamente de esta- El autor adelanta el título de la próxima: Sórdido. “Óxido es la purga, el barrido, el exterminio, el principio de otro final.”

Es una novela que resulta sorprendente por múltiples razones: el vocabulario, su estilo, el personaje, Fredek, salvaje, brutal, sanguinario, sádico, con una fijación por el fuego enfermiza y a la vez quijotesco, noble, protector con las mujeres jóvenes, tierno y apasionado con las maduras. Resulta apoteósica la descripción de las escenas de amor.

«El humo salía por la ventanilla. Sudaba mucho, en exceso. Pisaba con fuerza el acelerador y divagaba sobre la posibilidad de volver a mi pueblo natal en busca de respuestas. Pero el rumbo no estaba definido, simplemente conducía y vagabundeaba tontamente. En la lejanía se podía ver una silueta, parecía un autoestopista. Deceleré inconscientemente, necesitaba compañía, y a ser posible alguien poco hablador. Según me acercaba la silueta se transformaba en una figura visible, se trataba de una chavala, iba en minifalda y no parecía tener más de veintidós años. Pensé en no parar, las chicas de esa edad suelen hablar por los codos, pero me dio pena y frené de golpe, impulsivamente. Cuando ella se acercó todo olía a rueda quemada. Seguía sudando, el calor era aplastante. Mi frente parecía un radiador aguado».

Son magníficas las descripciones del paisaje y ciudades que el protagonista recorre. La lluvia constante, la nube negra que cubre todo, las urbes mugrientas y peligrosas. Por todos estos sitios Fredek irá sembrando destrucción y sangre en compañía de Chuly, una gata callejera que ha recogido. Odia a la raza humana pero nada le impedirá -excepto la muerte- [pullquote-right] “Sembrará a su paso muerte y destrucción: fue un perro maltratado que probó el sabor de la sangre y que ya no puede prescindir de ella”. [/pullquote-right]acudir en auxilio de su dulce niña. Esta mente atormentada nos irá suministrando buena música a lo largo del camino en busca de la felicidad. El autor utiliza un lenguaje, desenfadado, intimista y sorprendente, que en más de una ocasión te hace sonreír, aunque sepas que no es lo más adecuado. Además, tiene un final más sorprendente todavía.

En este mundo lleno de crueldad Fredk irá sentenciando y ejecutando sobre la marcha. Sembrando violencia a su paso, con frases lapidarias y diálogos cargados de ironía, sexo y [pullquote-left] “La ciudad fantasma espera, allí la vida no tiene valor alguno”. [/pullquote-left] desenlaces brutales, el protagonista nos conducirá como si de una montaña rusa se tratara desde el personaje cautivador, tierno y tranquilo (con ganas de olvidar y ser olvidado), al depredador más sanguinario. En continua lucha sus dos personalidades no nos dan tregua. No sabemos si conseguirá su objetivo, pero seguro que nos vamos a divertir mientras lo intenta.

Daniel Aragonés califica su novela como pulp visceral” y os aseguro que si os gusta el género vais a disfrutar con ella. No sabréis qué es real y qué fantasía, anarquía o sueño en este mundo surrealista y oscuro en el cual nos sumerge. A lo largo de sus ciento cincuenta y ocho páginas atravesaremos con Fredek las siniestras callejuelas, de sus ciudades, la lluvia nos calará, la brutalidad nos hará estremecer y nos conmoverá la ternura que es capaz de desplegar con los más débiles este inquietante personaje con un físico poderoso, eterno cigarrillo en la boca y al que siempre le falta el mechero. En fin, yo he disfrutado mucho con el libro, que demuestra que J. Daniel Aragonés es un autor original y con una sorprendente capacidad de creación escénica, que ha creado un protagonista carismático y paradójico al mismo tiempo. Como siempre, ya me contaréis qué os parece.

Autora: Marisa Caballero

oxido

ISBN: 9788415079415

Editorial Alfasur

Precio: 10 euros.

Se puede pedir por correo (llamando al 91 692 28 88), o encargarla en tu librería.

2015

BIOGRAFÍA DEL AUTOR: J. DANIEL ARAGONÉS CUESTA

J-Daniel-AragonesDaniel Aragonés es un joven manchego afincado en Madrid. Amante de la música y escritor por necesidad. Su estilo, aunque variable en cada uno de sus trabajos, viaja por los términos del Pulp, la novela negra y la ficción de explotación. Sus obras tienen una gruesa piel protectora, pero una vez ahondas en las tramas, todo se vuelve distinto. En cuanto a su rama poética, es catalogado como poeta apocalíptico. En 2009 auto-edita su primer poemario: “Pensamientos en espiral”. “Surrealismo subjetivo” aparece en 2010. Allí publica poesía, relatos cortos, cuentos, artículos de opinión, diálogos absurdos y demás locuras. En 2010 auto-edita su segundo poemario: “Trapos Sucios”. En 2011 auto-edita “Maleta de ironías”, su tercer poemario. En ese mismo año se une a la revista digital Globo sonda: http://www.elglobosonda.com/. Lugar en el que sigue publicando.

En 2012 la Editorial Alfasur publica su primera novela: “Basura no compartida”. En 2013 la Editorial Alfasur le publica dos poemarios: “Tres Ochos” y “Tres Ochos versión Dissident”. En 2014 la Editorial Alfasur publica su segunda novela: “Creosota”. La primera de las Crónicas del pantano. Es su primer trabajo como editor técnico. En 2015 la Editorial Alfasur publica su tercera novela: Óxido. Segunda de las Crónicas del pantano y segundo trabajo como editor técnico. Participa en varias antologías y publicaciones en papel: Globo Sonda (publicado en 2014 por Alfasur), Fanzine (publicado en 2013 por Alfasur), Antología de relatos “Como matar a…” (publicado en 2013 por Universo)

ENLACES DE INTERÉS:
http://gafasciegas.blogspot.com.es/2014/07/cronicas-del-pantano-creosota.html
Entrevista:
http://zigzagdigital.com/not/9519/-no-podria-existir-oxido-si-los-personajes-no-intentasen-cambiar-el-rumbo-de-su-destino-/
Reseñas, críticas, visiones:
http://alcorze.blogspot.com.es/2015/02/libros-leidos-2015-8-creosota-j-daniel.html?spref=fb
Otras reseñas:
http://alcorze.blogspot.com.es/2013/07/libros-leidos-2013-38-basura-no.html” rel=”nofollow
http://miscriticassobrelibrosleidos.blogspot.com.es/2012/08/basura-no-compartida-de-j-daniel.html
http://notengoporque.blogspot.com.es/2012/07/basura-no-compartida-daniel-aragones.html
http://bolaochojoint.blogspot.com.es/2013/02/basura-no-compartida-de-j-daniel.html
Zigzag entrevista a Daniel Aragonés
http://zigzagdigital.com/not/6498/_ldquo_marcamos_un_nuevo_comienzo_y_el_punto_de_partida_es_el_desengano_rdquo_
Apocalípsis y regeneración
http://zigzagdigital.com/not/6595/apocalipsis_y_regeneracion

One thought on ““Óxido”, de J. Daniel Aragonés, la nueva entrega de “Crónicas del pantano” | #MundoLiterario (Novela)

    Deja un comentario, pulsando AQUÍ

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.