Regreso al Oeste

«Regreso al Oeste», un viaje gráfico al mítico Spaguetti Western | #Cómic

La novela gráfica «Regreso al Oeste», de Rafa Amat, es un homenaje a la Almería

  • La novela gráfica «Regreso al Oeste», de Rafa Amat, es un homenaje a la Almería mítica de finales de los sesenta, cuando triunfaba el Spaguetti Western y la ciudad recibía a importantes directores.
  • Una parodia de superhéroes, con un patoso Superjóven como protagonista, y que tiene el aroma del mejor del tebeo español de Bruguera.

El dibujante Rafa Amat vuelve a sorprendernos con su nueva novela gráfica. Si en su anterior trabajo, «In the flesh», realizaba un íntimo viaje a la mente enferma de un psicokiller a ritmo de Pink Floyd, en su nueva y original apuesta «Regreso al Oeste» rescata el mítico Spaguetti Western de la mano de un inolvidable (anti)héroe: Superjóven.

No es la primera vez que este dibujante  se adentra con éxito en el género del humor y la parodia de los superhéroes, como muestran sus obras «Los 4 Fanáticos» o «Airon Man». En este caso, además de la baza paródica que Rafa Amat sabe aprovechar estupendamente, hay algo que brilla tremendamente en este cómic: «Regreso al Oeste» es un homenaje a la Almería mítica de finales de los sesenta, que recibía a importantes directores para rodar un género con un estilo muy marcado y grandes historias a su alrededor. Un (super)cómic para niños de 9 a 99 años en el que se respira el aroma al mejor tebeo español, con referencias cinematográficas inolvidables y mucho, mucho humor.


Superjóven, un (anti)héroe y un patoso irremediable

Y es que «Regreso al Oeste» es, ante todo, un cómic de superhéroes pero desde una perspectiva verdaderamente divertida. Y es que nuestro protagonista, Superjóven, el (anti)héroe cuyas aventuras nos hacen troncharnos, es definido así por el propio autor: «Superjoven es un zoquete. Un metepatas. Un pupas. Básicamente. Y a pesar de no tener ningún superpoder especial -salvo el del crear el caos y la destrucción a su alrededor-, se enfunda su (super)pijama e intenta, el pobre, echar una mano en lo que puede… empeorándolo todo, claro».

Con estas premisas iniciales queda claro que nos disponemos a reír con ganas conforme vayamos avanzando en las páginas y sus peripecias siempre desafortunadas durante sus viajes espacio-temporales. Porque nuestro Superjoven, al igual que en la película ‘Regreso al futuro’ de Robert Zemeckis (con el querido Michael J. Fox como protagonista), viaja en el tiempo a bordo de un coche supersónico. Sin embargo, nuestro patoso Superjoven lo hará en un castizo Seat 124 (en lugar de un Delorean) y adonde se dirigirá será a la década de los sesenta, época dorada de los rodajes de Spaghetti Westerns en España.

En concreto, visitará la Almería de 1968 y los sets y decorados de las películas que se estaban rodando por entonces y, claro, lo echarán de la mayoría de ellas por sus meteduras de pata. Durante el rodaje de la película ‘Hasta que llegó su hora’ se enamorará perdidamente de la tunecina Claudia Cardinale y entablará amistad con todo el equipo de rodaje de la película (incluyendo al mismísimo Sergio Leone, que perderá los nervios en más de una ocasión por culpa de las torpezas de nuestro querido Superjóven).


Desde Klaus Kinski a José Galera “El Habichuela”

Pero también conocerá a otros actores y actrices como Tomas Milian, Burt Reynolds, Raquel Welch o Klaus Kinski. Aunque será con José Galera Balazote, más conocido como “El Habichuela“, con quien entablará una amistad muy especial. Y es que con la ayuda de los amigos siempre puedes superar los momentos más amargos, y es algo que también brilla con luz propia en «Regreso al Oeste».

José Galera “El Habichuela” fue un figurante almeriense que intervino en centenares de películas durante las casi tres décadas que se dedicó al cine. Desde ‘Lawrence de Arabia’ (1962) a ‘Indiana Jones y la última cruzada‘ (1989). Un vertiginoso ritmo de trabajo que Rafa Amat inmortaliza en un sentido homenaje, dando fe de su prolífico carácter: ¡durante el mes que pasa Superjoven en el año 1968 participará en media docena de películas!

Superjoven a punto de meterse en problemas por su amigo Pepe

Pero en este viaje atrás en el tiempo, Superjoven también conocerá otros personajes de la época: Florencio Amarilla (jugador de fútbol del C.D. Almería y luego actor de Spaguetti Western), un joven Antonio Ruíz Escaño (más conocido como el Niño Leone), José Salcedo (productor y amigo íntimo de Pepe), los taxistas Diego y Juan Fernández (que ejercieron de localizadores de exteriores), Luis Guerry (fotógrafo que retrató a media Almería), etc.

Paseará y recorrerá las calles de aquella Almería, visitará lugares que ya no existen (El Sotanillo, Café Puerto Rico, Talleres Oliveros, Cine San Miguel) o están irreconocibles por el paso del tiempo mucho (Paseo de Almería, Puerta Purchena, Gran Hotel Almería), así como los decorados y localizaciones donde se rodaron películas claves –Rancho Leone, Las Salinillas, MiniHollywood…


Un super álbum a todo color

Todo ello lo podremos disfrutar en un cómic a todo color de 56 páginas que tendrá además un buen puñado de extras (El Spaghetti Western en Almería, La Almería de 1968, Diccionario de expresiones almerienses, etc).

Para financiarlo, Rafa Amat ha lanzado una campaña en Verkami, en la cual ya ha conseguido buena parte de su objetivo inicial pero que aún necesita tu apoyo para hacer posible «Regreso al Oeste».

El libro tendrá un formato álbum de 24×32 cm y una encuadernación rústica de tapa dura y cuidada hasta el más mínimo detalle. En sus páginas podremos disfrutar de una novela gráfica cuyo el autor define como «un tebeo que intenta recuperar la esencia aventurera y el espíritu humorístico y aventurero de los títulos de la añorada Editorial Bruguera».

Sin duda, es verdaderamente sorprendente cómo este autor es capaz de reinventar sus trazos y crear un trabajo tan distinto de su anterior novela gráfica «In the flesh». Conocedor de que la historia manda, su originalidad es capaz de adaptar por completo su estilo al concepto que desea remarcar en cada obra. Un artista camaleónico y perfeccionista que apunta y acierta exactamente donde desea.

Los mecenas que aportéis vuestro granito de arena a su campaña de financiación en Verkami, además del (super)cómic podrás conseguir una serie de recompensas (Rewards) verdaderamente originales y para todos los gustos.

Desde pósters, fotocromos a discos en vinilo o libros relacionados con las películas que se homenajean. En total, más de 20 opciones donde destacan ilustraciones originales con la firma de JAN (padre de Superlópez), José Luis Munuera (autor de Spirou) o  Juan Manuel Muñoz Chueca (colaborador del gran Francisco Ibáñez), que ha realizado expresamente para este crowdfunding una ilustración con los personajes de Mortadelo y Filemón parodiando la portada del film ‘Hasta que llegó la gorda’.


Una oportunidad para aportar tu granito de Arena

El dinero recaudado se destinará fundamentalmente a la edición del cómic. Otra parte se dedicará a pagar gastos varios: coloristas, maquetación, colaboradores externos, etc. Una oportunidad única para hacerte con un cómic lleno de humor asegurado y realizado con el mayor esmero artístico y en una edición que está totalmente a la altura de la ocasión.
Y, como siempre, una oportunidad para aportar vuestro granito de arena a un proyecto cultural de un artista lleno de emprendimiento y originalidad.

 

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.