RESEÑAS UNIVERSALES | ‘Marchito azar verdiblanco’, pasión por la vida

Hoy le damos la bienvenida a Enrique, nuevo colaborador en Órbita Cultural, publicación digital de

Hoy le damos la bienvenida a Enrique, nuevo colaborador en Órbita Cultural, publicación digital de Universo La Maga. En esta entrada nos va a hablar sobre ‘Marchito azar verdiblanco’, un libro escrito por Antonio Luque (Sr. Chinarro) sobre las vicisitudes del fútbol y la vida. Os dejamos con la reseña de Enrique, que nos hablará en futuras entradas sobre novelas y más cosas que os iremos descubriendo.

Me han invitado a hacer el comentario del libro ‘Marchito azar verdiblanco’ de Antonio Luque porque “entiendo de futbol”. La verdad es que esa impresión de “libro de futbol” he tenido cuando lo he visto, ya que tiene el mismo formato que un Reglamento de Balonmano que compré cuando estudiaba en Madrid. El comienzo del libro da una pista de que no va a ser así: “Las reglas del juego pueden ser muchas, infinitas. Podrían tocarse por los extremos, abarcarlo todo, comprenderlo todo. El juego quedaría olvidado en el centro”. El futbol y el Betis son un hilo conductor que permiten al autor enlazar recuerdos y opiniones, pasado y presente.

  marchito azar verdiblancoEl comienzo de la relación de muchos aficionados con el futbol está unido a la memoria de su padre: la primera vez que acudimos al campo de futbol lo hicimos con él. A partir de ahí, el futbol es un acto social, una excusa para la amistad, una tarde diferente. También es una pasión, pero no por el futbol, sino por la vida. Cuando yo era pequeño, los aficionados éramos hincha del equipo de nuestra ciudad: los demás equipos no nos importaban. Hoy día eso ha cambiado y los aficionados se dividen entre el Barça y el Madrid:Y al Málaga no lo quieren ni en Málaga, digan lo que digan ahora estos del ceceo, cegados de pronto por la polución deldinero de un jeque árabe: estos son del Madrid o del Barça”.

Los recuerdos invaden el libro de principio a final: el incidente de la bandera del Betis, el espectador cascarrabias y la protección del padre; el esférico, tan uniforme cuando éramos niños, tan variable en la actualidad; la agresividad, consustancial con el futbol; ¡y el césped! pisar la superficie verde, con un olor a hierba cortada, donde juegan tus ídolos; el quiosco de la melva para comprar la merienda (cuando el futbol se jugaba en días y horas razonables); el televisor en blanco y negro de un bar para ver el partido. De los recuerdos de niño a los recuerdos de adulto: cambiar a mi padre y a mi tío por J. y Kiko; el blanco y negro de los moscardones y la broca con el precario hostelero por un par de músicos. Estos recuerdos asociados al equipo de futbol –¿dónde está el Betis, sino en nosotros? ¿Y donde estamos nosotros, sino en nuestros recuerdos?– son, en definitiva, el recuerdo de nuestra vida, más intenso el de nuestra niñez, porque también había menos oportunidades de diversión.

Pero, además de recuerdos, hay actualidad y reflexiones sobre la ciudad y los excesos de los recientes años de bonanza que nos han llevado a la situación económica actual. Los equipos como lavadoras de dinero: los equipos van cambiando de estadio en busca del gran negocio urbanístico (el único que el español de bien conoce), y de futbolísticos. El célebre Estadio Olímpico de unas Olimpiadas que nunca se adjudicaron a Sevilla: ¡Menos mal que no se fueron al Estadio Olímpico, ese monumento sevillano al derroche del dinero público!; la relación entre el futbol y las infraestructuras: un constructor de infraestructuras necesarias solo en la mente enferma de los comisionistas; el sarcófago realizado por una aseguradora al quiosco de la melva para que no desentonara con su nuevo edificio.

libros del koCon sentidas pinceladas del Betis, pero no de un Betis estadístico, sino sentido: el Betis no le gana fuera a tal equipo por tres goles de diferencia desde el año de catapúm. ¿Qué Betis? ¿Qué Betis era ese? ¿Quienes jugaban?, el autor nos lleva por su vida, la noción de la vida como atropellada fuga sentimental.

Es un libro que, aunque no es de futbol, gustará a todo el que haya vibrado con un club de futbol y haya disfrutado del ambiente de un campo de futbol y de la compañía de sus amigos.

También recordará a su padre y su primer partido. Igualmente gustará al que no haya visto un partido de futbol en su vida –cosa difícil- porque el libro rezuma pasión, pero pasión por la vida.

EL AUTOR: ANTONIO LUQUE:

antonio luque sr chinarroEl polifacético Antonio Luque (Sevilla, 1970) se encuentra en un momento dulce.

Acaba de publicar su primera novela, lanza un nuevo disco al mercado bajo la identidad de Sr. Chinarro y nos brinda esta obra sobre el Betis.

 

Autor de la reseña: Enrique Hernández Gómez-Arboleya

Comprar el libro

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.