Roberto Echeto: lo irreverente y divertido de una Máquina Clásica | #MundoLiterario

 Roberto Echeto es un polifacético artista venezolano (escritor, dibujante, editor…) que encuentra su inspiración en

  •  Roberto Echeto es un polifacético artista venezolano (escritor, dibujante, editor…) que encuentra su inspiración en la convulsa ciudad de Caracas.
  • Recientemente la editorial Alfaguara ha publicado su nuevo libro La Máquina Clásica.
  • Una recopilación de historias, cuentos divertidos y descarnados.
  • Escribe la reseña nuestra compañera Mariana Campos.

La máquina clásica_Echeto Roberto_portada

[dropcap]N[/dropcap]acido en Caracas (Venezuela) en 1970. Es dibujante, productor de espacios radiales, docente, es también redactor y editor. Hablamos en esta oportunidad de Roberto Echeto, quien ha publicado un libro llamado La Máquina Clásica junto a la editorial Alfaguara. Este venezolano tiene en su haber una novela (No habrá Final) y dos libros de relatos (Cuentos Líquidos y Brevario Galante), y mantiene un blog de carácter siempre polémico y directo titulado Roberto Echeto presenta.

Esta máquina es una recopilación de historias, cuentos divertidos y descarnados. Una muestra clara de que la vida es una fábrica implacable de momentos y situaciones absurdas. Este libro camina despacio y de forma silenciosa, y se colara en la cotidianeidad de quienes lo lean, enseñándonos que lo mejor es aprender a reír de nosotros mismos, porque hemos venido a este mundo para vivir repetidas veces el momento del ridículo.

roberto-echeto-escritor

Roberto Echeto y la inspiración

La inspiración llega al escritor de la mano de sus intereses personales, películas de serie B, pulp magazines, literatura negra, y sin duda de la experiencia de vivir en la convulsa ciudad de Caracas. Escuchar y leer a este escritor es una apuesta por el asombro, la irreverencia y el humor siempre mordaz e inteligente. Responde cuando habla de su vida como escritor de esta manera, ¨Mi cabeza es un condominio de fantasmas, pero no estoy seguro de que esos inquilinos ectoplásmicos me hagan escribir. Escribo las historias y las reflexiones que se me ocurren. Las escribo porque, al menos durante una milésima de segundo, considero que son indispensables para algo, para reírnos de nosotros mismos, para mostrar cuán idiotas, groseros o sabios somos, o para que mis puntos de vista sobre la vida y el arte no se diluyan en la nada¨.

Veremos que La máquina clásica nos habla ya desde su portada, pues Echeto ha escogido para ilustrarla al reconocido artista venezolano Carlos Zerpa. Finalmente, la tarea de captar la esencia de la obra resulto sencilla dada la amistad, afinidad, y concepto del arte compartidos.

La máquina clásica y las nuevas historias

Vale decir también que el libro invita a otros a probar la escritura de nuevas historias, al incluir un listado bastante generosa de una serie de posibles títulos, en un espacio particular dentro de su contenido. Una pequeña muestra de esta lista a continuación:

  1. Ni un besito
  2. La mujer sin sobra
  3. El negro siempre queda bien
  4. Puro cachete
  5. La cara mala
  6. Pa´la lona
  7. Aquí huele a cunaguaro
  8. Misticismo italiano en El Cafetal
  9. Pura gordita
  10. Mi morcillita

¨Parte de mi trabajo consiste en observar a la gente, ver qué hace, oír qué dice y cómo lo dice. Las dos listas de títulos que se encuentran en La máquina clásica forman parte de los distintos productos que salen de esas observaciones¨, esto ha dicho el escritor sobre esta curiosidad.

La obra se suma entonces a la tradición de la novela negra, aquella que consiguió su asidero en los magazines de los años treinta. Se convierte así en un espacio para la convivencia de personajes dasforados, dentro de un mundo moral donde la decencia lucha ferozmente contra el mal y el vicio, pero de maneras muy poco ortodoxas.

Este escritor propone a cada instante que seamos sinceros con nosotros mismos, aun cuando eso signifique mirarnos para dentro, y que al hacerlo encontremos cosas que no sean muy fotogénicas. Los libros, los discos, las películas, las conversaciones interminables con los amigos francos y sinceros, son un caldo de cultivo para este este escritor venezolano del siglo XXI.

La marca de estos cuentos sórdidos y divertidos, es sin duda la reverencia a la maquina violenta que mueve al mundo, cuya fuente de energía para que funcione y no se detenga, somos cada uno de nosotros.

Compra el libro ahora

Autora de la reseña: Mariana Campos

eyeemfiltered1437570724844Mi nombre es Mariana Campos Mónaco, tengo hoy 39 años, soy venezolana y vivo en la convulsa ciudad de Caracas. Hija de un médico toxicólogo y farmacólogo, de quien heredo el amor por los libros y la buena literatura, y de una madre que siempre me ha enseñado a ser ordenada, metódica y con los pies en la tierra. Crecí en una casa donde siempre había buena música, libros y olor a cocina italiana las tardes de domingo.

La pasión por el conocimiento, la literatura y las artes me acompaña desde comienzos de mi vida adulta, lo cual me ha permitido por elección tener escritores incunables, músicos maravillosos, un par de sellos en mis pasaportes, vinos tintos y platos favoritos.

Estudie la carrera de Nutrición en mi país de origen, y quizás con orgullo diga que he sido la oveja negra del gremio en algunas oportunidades, porque creo en la vida sin excesos pero disfrutando de todos los placeres de la buena mesa.

Escribir sobre los mundos que me enriquecen como ser humano, la literatura,  la música, la pintura, la fotografía, los viajes, la buena mesa, se convierte hoy  en una oportunidad maravillosa e imperdible en mi vida.

One thought on “Roberto Echeto: lo irreverente y divertido de una Máquina Clásica | #MundoLiterario

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.