El escritor Sergio Milán, autor de

Sergio Milán: “Necesitaba construir personajes creíbles, capaces de soportar el peso de la trama” | #MundoLiterario

Entrevistamos al escritor Sergio Milán, que está alcanzando un enorme éxito con su novela “Leyes

  • Entrevistamos al escritor Sergio Milán, que está alcanzando un enorme éxito con su novela “Leyes de fuego”.
  • Asesinato, corrupción, perversión, tráfico de drogas y un extenso entramado de personajes, que devienen en tragedia al cruzarse sus destinos.

La pérdida de un ser querido a una edad muy temprana deja una huella indeleble, capaz de corromper las profundidades del alma. Este es el punto de partida de “Leyes de fuego”, tu primera obra. ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

“Leyes de fuego” surgió a mediados del 2012. Quería escribir una historia que hiciera reflexionar al lector. Ese era mi principal objetivo. Una historia que girara en torno a un personaje con un trasfondo trágico, tan trágico como para que, en un momento de su vida, decidiera saltar al vacío sin importarle las consecuencias. Además, deseaba mostrar que la criminalidad puede producirse en cualquier momento y no necesariamente tiene que estar delimitada por pertenecer a una clase social específica.

Quería escribir una historia que hiciera reflexionar al lector

Hay una importancia total del ritmo en tu novela, de manera que el lector va quedando atrapado en una trama que incluye asesinatos, corrupción, perversión, tráfico de drogas y un extenso entramado de personajes. ¿Fue un proceso complicado lograr este equilibrio tan bueno entre trama y narración?

Dar con la tecla adecuada no fue nada fácil, sobre todo al principio, cuando los personajes no estaban del todo definidos y todavía no se había producido una interacción entre los personajes de la trama principal y los de la trama secundaria. 

Escribir un libro es una tarea dificilísima. Recuerdo que, a los pocos meses de tener escritos los primeros capítulos, tuve que darme un respiro. Sentía que no estaba preparado. La trama es compleja y no podía desarrollarla de cualquier manera. Necesitaba adquirir madurez y experiencia para estar a la altura de lo que me exigía a mí mismo. Al final, el respiro se alargó más de la cuenta y no lo retomé hasta mayo del año pasado; quizás es demasiado tiempo, pero no me arrepiento.

El escritor Sergio Milán, autor de "Leyes de fuego"

El escritor Sergio Milán, autor de “Leyes de fuego”

¿Te impusiste una rutina de escritura o la creatividad aparecía cuando ella deseaba?

Se podría decir que fue una mezcla de ambas cosas. Fijé un calendario para llevar un cierto ritmo en el avance de la trama. Algunos días, cuando la creatividad estaba a flor de piel, llegué a escribir quince o veinte páginas. A veces, incluso estaba disfrutando tanto que no me daba cuenta ni de la hora; miraba el reloj y podían ser perfectamente las tres o las cuatro de la mañana. Sin embargo, había otros días en los que el proceso de escritura no era tan fluido y finalizar un capítulo se me hizo un poco cuesta arriba. En esos momentos de dificultad, si tenía que descansar la mente, lo hacía. Prefiero hacer una pausa antes de forzar el desbloqueo. De hecho, cuando llevaba la mitad de la novela escrita, hice un paréntesis de una semana y, al volver, retomé la escritura con energías renovadas; ya no paré hasta terminarla.

 A veces, la vida te enfrenta a situaciones al límite y no resulta nada fácil tomar partido

¿Cómo fue el proceso de construcción de los personajes?

Necesitaba construir personajes creíbles que fuesen capaces de soportar todo el peso de la trama y, además, tenía claro que debían transmitir humanidad. No quería escribir personajes planos que no tuviesen nada importante que mostrar. Por eso, intenté dejar bien definida la personalidad de cada uno de ellos y me esforcé en trabajar sus pensamientos, para darles mayor profundidad. Para mí, era vital para el buen transcurso de la historia.

En mi caso, y no porque piense que sea un recurso innecesario, no utilicé una ficha para definir todos los aspectos que conformaban a cada personaje. Tenía una idea aproximada de la manera en que iba a desarrollarlos y, a partir de ahí, iba dejando pequeñas pinceladas a medida que escribía los capítulos.

Puede que haya arriesgado más de la cuenta en mi primera novela, pero, al final, se trata de ser feliz, de hacer lo que uno siente.

¿Qué crees que les llamará más la atención a los lectores de esta novela?

Es una pregunta difícil de responder. Pero creo que es posible que los lectores, si se ponen en la piel de Óliver Segarra, el protagonista, se replanteen en algún momento qué es lo que entienden por justicia. A veces, la vida te enfrenta a situaciones al límite y no resulta nada fácil tomar partido, así que, aunque parezca demasiado evidente, puede haber diferentes interpretaciones aun no siendo moralmente aceptables.

Cuando estaba terminando de escribir “Leyes de fuego”, me di cuenta de que había muchísimas cosas que quería contar y era imposible plasmarlas en la novela, así que decidí dejar un final abierto. 

¿Cuáles dirías que son tus principales referentes literarios?

Soy una persona que intenta progresar cada día y, para progresar, tienes que fijarte en los mejores. Escritores españoles como Julia Navarro o Arturo Pérez-Reverte son un espejo en el que mirarse.

¿Qué planes futuros tienes para el libro?

Cuando estaba terminando de escribir “Leyes de fuego”, me di cuenta de que había muchísimas cosas que quería contar y era imposible plasmarlas en la novela, así que decidí dejar un final abierto. Creo que la historia y los personajes lo merecen. Actualmente, estoy trabajando en la segunda parte.

Por otro lado, en los próximos días, el libro estará a la venta en varias tiendas de la librería Abacus, en Hospitalet de Llobregat, Barcelona y en algunas zonas del Vallés Occidental, como Terrassa o Sant Cugat. Algo que, sin duda, me hace muy feliz. Además, la versión digital se puede encontrar a través de los portales de venta de Amazon y Kobo.   

Y, como no podría ser de otra manera, me esfuerzo día a día para darle la mayor difusión posible. Es un trabajo laborioso, pero merece la pena.

¿Crees que las redes sociales son herramientas útiles para los escritores?

Sí. Creo que es positivo utilizar las redes sociales, sobre todo al principio, cuando has terminado tu primera novela y necesitas ese pequeño empuje que te dé visibilidad. Aunque, al fin y al cabo, la constancia será la que marque la diferencia.

Leer reseña de “Leyes de Fuego”

Compra el libro ahora

Leyes de fuego

Biografía del autor: Sergio Milán Jerez

Nació en Barcelona en 1985. La pasión por escribir le ha acompañado desde muy joven, así como la ilusión por convertirse en escritor. ‘Leyes de fuego’ es su primera novela.

Enlaces de interés:

 

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.