Vivelibro publica “Tejados de lata”, la primera novela de Manuel Pena

Vivelibro publica “Tejados de lata”, la primera novela de Manuel Pena. Una novela que retrata

  • Vivelibro publica “Tejados de lata”, la primera novela de Manuel Pena.
  • Una novela que retrata el drama del desempleo centrándose en el sector de la metalurgia, muy castigado en los últimos años.
  • Un grupo de desempleados recibirán una sospechosa oferta de trabajo que, dada la precariedad de su vida, tendrán que aceptar.
  • Escribe la reseña nuestra compañera Viridiana Ochoa

Tejados-de-lata-

Ese bar de toda la vida que es “El Viejo Jornal” está situado enfrente de los astilleros. Sin embargo, desde hace tiempo no se escuchan en él las risas de los trabajadores que toman unas cervezas tras la dura jornada de trabajo.


“El astillero cierra”

Armando y Rosa son los propietarios. El dueño se acerca a la mesa que ocupan nuestros protagonistas: Ángel (de 56 años), Luis (de 50) y Pedro (de 27, el único soltero y sin cargas familiares). Los tres explican a Armando que se ven en la calle. Después de años de trabajo, el astillero cierra. Así lo confirma Julio, enlace sindical.

En el “El Viejo Jornal” hace tiempo que no se escuchan en él las risas de los trabajadores que toman unas cervezas tras la dura jornada de trabajo.

Los mayores saben que no van a volver a encontrar trabajo y que, por lo tanto, no habrá futuro ni para ellos ni para sus hijos. Sin astillero tampoco podrá sobrevivir El Viejo Jornal, reconoce llorando Rosa. Como es lógico, la depresión es generalizada.

Los mayores saben que no van a volver a encontrar trabajo y que, por lo tanto, no habrá futuro ni para ellos ni para sus hijos.


Una misteriosa oferta de trabajo

Cuando aparece Tony Jones, con una magnífica oferta de trabajo y pocas explicaciones, nuestros protagonistas, pese a las dudas, aceptan la propuesta tras consultar con su familia. No tenían otra opción, sus vidas y la de los suyos dependían de ello.

Deberán embarcar en el nuevo barco y realizar unos trabajos específicos. Su destino final es Sudáfrica. El capitán del barco será Andrés, un hombre silencioso que se movía por el astillero. El resto de la tripulación son extranjeros.

Cuando aparece Tony Jones, con una magnífica oferta de trabajo y pocas explicaciones, nuestros protagonistas, pese a las dudas, aceptan la propuesta tras consultar con su familia.


La aventura comienza

Ahora, a bordo del flamante carguero Liberty, la aventura comienza.

Pronto el enrarecido ambiente que reina en el barco desgasta la relación de los amigos. El impetuoso Pedro les lleva a situaciones comprometidas. Se ven obligados a reconocer que lo ofertado fue un engaño y que esta gente es mucho más peligrosa de lo que puedan imaginar.

De una manera u otra, están metidos en algo muy feo que les salpicará. El carguero se ve obligado a cambiar de rumbo para huir de la justicia.

Solos, desvalidos, en manos de gentes extrañas y sin escrúpulos mientras la nave surca los mares.


Tejados de lata, de Manuel Pena

Comienza así una novela en la que veremos a nuestros protagonistas enfrentarse a situaciones peligrosas. Solos, desvalidos, en manos de gentes extrañas y sin escrúpulos mientras la nave surca los mares. Recorreremos con ellos los puertos de África hasta los más escondidos recovecos.

Tejados de lata

Nos muestra la miseria que impera en el continente, cómo el gran logro de sus gentes es el sobrevivir día a día. Elewa, nacido en Guinea Ecuatorial, será el traductor de los tres europeos y también su amigo.


Abocados al peligro por la precariedad

No sabemos si todos estos honrados trabajadores, que hasta ahora han llevado una vida sencilla, saldrán con vida de la aventura a la que se han visto abocados por la precariedad de su situación.

Viviremos con nuestros protagonistas escenas dramáticas y situaciones al límite. También veremos que no todo es maldad a su alrededor.

Hace hincapié en cómo se destruyen las vidas, el presente y el futuro de las personas que se encuentran sin trabajo

Es una novela escrita desde el más profundo sentimiento, diríamos que desde las entrañas, con honestidad. Destacaría que hace hincapié en cómo se destruyen las vidas, el presente y el futuro de las personas que se encuentran sin trabajo, sin que su formación sirva para poder reemprender otra actividad.

Centrada fundamentalmente en el sector metalúrgico: astilleros, fábricas y talleres donde la crisis ha tenido especial incidencia.

No sólo soportan el dolor que esto ocasiona, también sufren el desgaste psicológico por su familia de la cual se sienten responsables y que se encontrarán tan desvalidos como ellos cuando no hay ningún ingreso en la casa.

La desesperación hace tomar decisiones que en otra situación jamás se hubieran producido.


La desesperación: un drama que pasa desapercibido

Este drama pasa casi desapercibido por la frecuencia con la que se produce. Estas personas pueden convertirse en presa fácil para delincuentes y gentes sin escrúpulos. La desesperación hace tomar decisiones que en otra situación jamás se hubieran producido.

Denuncia que vivimos bajo un tejado de lata. Un tejado que, en nuestra ingenuidad, creíamos poderoso y seguro. También nos pone ante la indiferencia generalizada de organismos y gobiernos que, desde principio de este siglo, han visto cómo se deterioraban los sectores comerciales mientras se apostaba por los países emergentes donde la mano de obra era más barata.

En fin, el autor nos dice que “por muy duro que sea el libro, refleja la cruda realidad de la vida” y estoy de acuerdo. Es la 2ª edición del libro, lo cual muestra que su poderosa narrativa y la importancia de su temática no cesan de ganar lectores/as.

Manuel Pena

Manuel Pena en una de las presentaciones de «Tejados de lata», acompañado de sus seguidores/as.

Autora de la reseña: Viridiana
Compra el libro ahora

Tejados-de-lata-amazon

Biografía del autor: Manuel Pena Pérez

«Nací en la ciudad de Vigo el 1 de Junio de 1962. Mi carrera profesional nada tenía que ver con el mundo de las letras, pero, por circunstancias, la vida me puso en ese camino y, tras tener que abandonar forzosamente mi profesión, me refugié en los libros. Pasé por momentos muy complicados personalmente, pero esa senda que la vida me quitó me la ha devuelto con ilusión y he comenzado una nueva etapa en mi vida “escribiendo”. Esto me ha ayudado a salir adelante y me ha dado la fuerza suficiente para continuar».

Manuel-Pena

Enlaces de interés

reseña libro

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.