Reseña de “La tierra del Cebú”, de Mario Brito Fuentes | #MundoLiterario (Novela)

“La tierra del Cebú”, de Mario Brito Fuentes (Atmósfera Literaria) retrata con ingenio y fina ironía la vida

“La tierra del Cebú”, de Mario Brito Fuentes (Atmósfera Literaria) retrata con ingenio y fina ironía la vida de los habitantes de la ciudad cubana de Ríos de Primavera. Escribe la reseña para Universo la Maga nuestra compañera Rosa Yaguas:

Orencio Montes de Oca no puede pegar ojo en la cama. Le corroe el deseo de mejorar el pueblo donde vive, Ríos de Primavera, pero una y otra vez se topa con los mismos obstáculos, la mayoría de ellos relacionados con la falta de agua. Es verdaderamente difícil hacer prosperar un lugar cuando las materias primas están racionadas, el comercio no oficial es ilegal y la naturaleza se pone en tu contra.

71XskL8Uq4L

Desde que abandonó su empleo como profesor de Kárate para viajar a las montañas a este pequeño poblado, su deseo era mejorar la vida de los agricultores, resolver sus problemas y facilitar sus duras vidas. Por ello acabó siendo Presidente del Consejo Popular número siete, momento a partir del cual sus conciudadanos comenzaron a llamarle El Delegado y a atosigarle con sus múltiples problemas sociales y económicos.

Al principio Orencio deseaba solucionarlos a todos, pero ahora se encuentra más que frustrado al demostrarse ser una simple correa de transmisión entre las quejas de los ciudadanos y las decisiones que siempre vienen de arriba: «Un Delegado al cual los electores venían a plantearle sus problemas y se encontraban con que este no podía resolverlos. Orencio tramitaba y, transcurrido un tiempo, le hacía llegar al elector una respuesta; casi nunca una solución».

El caso es que Orencio no deja de pensar en Costanera, que se volvió loco por el tema del agua, o en el delincuente de poca monta que recientemente se suicidó, Ranfla Moñúa. En Ríos de Primavera, pese a las duras condiciones de vida, los suicidios no son en absoluto [pullquote-left] “Orencio Montes de Oca no puede pegar ojo en la cama. Le corroe el deseo de mejorar el pueblo donde vive, Ríos de Primavera, pero una y otra vez se topa con los mismos obstáculos” [/pullquote-left]frecuentes. En los últimos años solo se había cometido un intento frustrado por parte de una embarazada, así que el de Ranfla resulta ser el primero en décadas. Quizás sea por ello que el Capitán Muguruza, encargado de la ley, quisiera ver en el suicidio un asesinato en relación con traficantes y demás actividades ilegales. Pero Orencio no deja de pensar que son puras fantasías del viejo y continúa dándole vueltas al por qué de la muerte autoinflingida de Ranfla.

Los días de Orencio suelen comenzar con problemas desde primera hora de la mañana.  Con el café aún humeante en la mano hoy le toca recibir a Moisés Bolloloco, alcohólico crónico que recientemente fue víctima de violación cuando se encontraba fuertemente aturdido por los efectos del ron. Lo peor es que conoce a la perfección quién fue el culpable: Mamía, un lugareño sin escrúpulos que recoge borrachos para sodomizarlos y después abandonarlos inconscientes en el cementerio. Bolloloco le pide a Orencio que le dé una solución, pero éste no podrá hacer más que transmitirle el supuesto crimen al encargado de la ley, el Capitán Muguruza, que en realidad no es policía, sino un jubilado ocioso de talante paranoico que instaló un calabozo en su vivienda y que colabora con el gobierno delatando o reteniendo a supuestos criminales.

 Sin un verdadero representante de la ley, la labor de Orencio puede convertirse en una actividad totalmente absurda, pero también es un caldo de cultivo para que el capitán, con su talante caprichoso, acabe deteniendo o acusando a quien no es por cada delito que se encuentra a su paso. Como por ejemplo el ultraje de una enorme estatua que representa al animal autóctono de Ríos de Primavera, el poderoso y resistente toro cebú. Alguien ha escrito un ambiguo mensaje sobre la mole de cemento, y el capitán tiene a un sospechoso que Orencio para nada cree que sea el culpable de tamaño mensaje, entre otras cosas por la fina ortografía del mensaje.

Además está la problemática de discernir el verdadero significado del mensaje: SÓLO YO PUEDO RESISTIR. El toro cebú, por su especial constitución física, es capaz de resistir amplios periodos de escasez, y algunos representantes del pueblo (sobre todo el capitán Muguruza) no pueden dejar de ver en ello un mensaje contrarrevolucionario: sólo el toro cebú sería capaz de resistir la sequía del Período Especial.

Sin entrar mucho en el tema, el Período Especial en tiempos de paz es una franja cronológica de la historia cubana que se inició en 1991 con la caída de la URSS y, que junto al bloqueo exterior que sufrió la isla, provocó una grave crisis económica que duró hasta 1998, momento en el cual se encontró en la Venezuela de Hugo Chávez un importante socio. Las consecuencias de la devastadora crisis, sin[pullquote-right] “Los días de Orencio suelen comenzar con problemas desde primera hora de la mañana. ” [/pullquote-right] embargo, se siguieron notando en los años siguientes, debiendo esperar hasta 2007 para encontrar niveles de crecimiento similares a los de principio de los años noventa. Durante el Período Especial se sufrió un racionamiento brutal que provocó una hambruna generalizada a la que se asoció el padecimiento de graves patologías asociadas a la inanición continuada. Este pequeño resumen puede hacer una idea al lector de las consecuencias sociales de una economía totalmente deprimida, y la desesperación que produce en Orencio la imposibilidad de cambiar la realidad sin poder satisfacer ni siquiera las necesidades más básicas de sus vecinos. ¿Cómo podrá Orencio mejorar la realidad que le rodea si él es un simple elemento más del sistema y de la macroeconomía, apenas una hormiga más que trata de sobrevivir?

La narración de Mario Brito Fuentes nos mostrará las trágicas condiciones de vida de los habitantes de Ríos de Primavera que, sin embargo, no pierden en muchos casos su talante vital y optimista. La lucha por la supervivencia ha creado en algunos de ellos una falta de ética total, que choca con los principios más tradicionales; pero en otros simplemente ha creado una necesidad de emprender y mejorar que sin embargo choca con las escasas posibilidades que permite el inmovilista sistema. El gobierno no cesa de recordar a la gente que en cualquier momento puede acabarse la paz, pero Orencio sabe bien que la única guerra es el hambre (os daremos un dato: un ciudadano cubano perdió de media entre un 5% y un 25% de masa corporal durante el Período Especial).

Conoceremos de primera mano las calles estrechas de Ríos de Primavera, sus viviendas lóbregas, sus habitantes que en la noche no siempre son de fiar. Contemplamos la rutina de este pueblo, las vidas míseras pero llenas de esperanza que lo pueblan, sus ciudadanos que, en muchas ocasiones, imposibilitados ante la posibilidad de obtener legalmente un sustento, deben abandonar su ética. Como Soligial, que se[pullquote-right] “La narración de Mario Brito Fuentes nos mostrará las trágicas condiciones de vida de los habitantes de Ríos de Primavera que, sin embargo, no pierden en muchos casos su talante vital y optimista.” [/pullquote-right] ve obligada a sus años a cuidar del Bisa, su suegro demente, y que recientemente ha recibido una estremecedora oferta: recibirá quinientos dólares si deja que se lleven al anciano para ser pasto de Dundee, el cocodrilo de un hombre poderoso. Con quinientos dólares (más otros quinientos por su silencio) Soligial podría hacer muchas cosas, además del hecho de que desprenderse de la carga que es el Bisa podría mejorar los pocos años que a ella le quedan de vida. ¿Su necesidad será mayor que su poderosa ética? ¿Logrará la supervivencia corromper su decisión inicial?

La vida no es fácil en un país bloqueado externamente y adormecido internamente por un aparato de Estado anacrónico y en la mayor parte de las ocasiones demasiado conservador. Por otro lado, observaremos el choque entre tradición y evolución social, y entre la inmensa mayoría de la población (simple receptora de los deseos e intenciones del Gobierno) y los pocos poderosos que controlan la nación. Hay igualdad pero, tal y como le recuerda a Orencio su esposa Berlania, algunos son más iguales que otros.

Para nuestro protagonista es difícil no tirar la toalla cuando la prosperidad se antoja una utopía y la recompensa por el trabajo hecho una pura quimera. La narración incide en el talante costumbrista para hilar su sutil ironía, para lo cual está organizada en dos días, con sus mañanas, tardes y noches. Dos días en los que asistiremos a la realidad de Orencio (implicado además en una operación secreta del ministerio del interior), de Soligial (presa de sus dudas), del capitán Muguruza (empecinado en buscar la verdad a pesar de la misma verdad), de Trinina (preocupada por lo que está tramando el loco Costanera)…

Los apagones, el racionamiento, la falta de agua, de materias primas y de jabón, los precios por las nubes… Esta es la realidad de Ríos de Primavera que, además, se prepara para la celebración de la gran Feria Agropecuaria. Para ello habrán de resolver el enigma de la pintada sobre la estatua del toro cebú, pero también dilucidar si los complicados razonamientos de Costanera son peligrosos o no. Como decimos, la prosa de Mario Brito Fuentes llena la narración de color y humor (en muchas ocasiones negro), mostrándonos el difícil panorama de los cubanos pero sin resultar un retrato devastador, sino pleno en ironía y sutileza. Nada será blanco o negro, y en la psicología de los personajes encontraremos la raíz de la brecha implícita que se abría en la sociedad cubana de finales del siglo XX. Un recuerdo revolucionario que se ha convertido paulatinamente en un freno hermético para las ilusiones de muchos, pero que representa un franco ideal aún para otros. El autor, por su parte, se sitúa en la frontera de lo objetivo, de lo literario, centrándose en narrar los pensamientos más internos de los personajes, mostrándonos su humanidad con todos los claroscuros que ésta suele presentar.

Con sus páginas conoceremos de primera mano qué es el PDR, que son los FH, qué es el MININT cubano… Nos sumergiremos en las peculiaridades de la lengua cubana, pero siempre con un equilibrio lingüístico que hace a esta novela una obra totalmente accesible al [pullquote-left] “Es una obra de planteamientos originales y cuya resolución resulta sorprendente” [/pullquote-left]público español. En este sentido, “La tierra del cebú” se presenta, junto a las obras de otros/as autores/as cubanos que ya hemos reseñado aquí, en la categoría de Nueva Novela Negra Cubana, destacando en particular en esta novela la influencia de experimentación psicológica que hay en dicha corriente literaria más que la presencia de una situación criminal de asesino y víctima. La importancia se centra en el tablero de juego, que decide en realidad los posibles movimientos de los actores de la trama.

Es una obra de planteamientos originales y cuya resolución resulta sorprendente y totalmente a la altura del resto de la novela. Nos sentiremos parte de este pequeño pueblo de las montañas que se sitúa en las puertas de la evolución económica pero frenado continuamente por las imposibilidades logísticas de progresar. Al igual que ocurre con autores como Reynaldo Cañizares, Lorenzo Lunar, Rebeca Murga o Osvaldo Antonio Ramírez, Mario Brito Fuentes se nos presenta como un autor que pronto será conocido por el gran público de lectores en España, pues sus planteamientos literarios son excepcionales y porque tiene un manejo del ritmo narrativo capaz de enganchar a una gran franja de consumidores, pero también porque nos muestra una realidad que no es para nada ajena en una España que atmósfera literariaconoció el racionamiento durante años y que lleva casi diez años sumidas en una gravísima destrucción de la economía. Además, los personajes que crea este autor son inolvidables, y esta es otra de las razones por las que Mario Brito Fuentes, un autor con una larga trayectoria literaria que no cesa de ganar seguidores. Esta es la primera vez que se edita su obra en España, y ha sido de la mano del sello Atmósfera Literaria, que no deja de exportar autores/as cubanos/as de planteamientos originales y que aportan aire fresco al panorama de la novela negra internacional. ¿Logrará Orencio hacer prosperar su terruño? Deberemos leer “La tierra del Cebú” para saberlo.

Autora: Rosa Yaguas

Compra el libro ahora

BIOGRAFÍA DEL AUTOR: MARIO BRITO FUENTES

Mario Brito FuentesCiego Diego, Barajagua, provincia de Cienfuegos. Es  Licenciado en Español y Literatura por el Instituto Superior Pedagógico de Santa Clara y trabaja como Promotor del Libro en la librería 23 de diciembre de Manicaragua. Comenzó su carrera literaria en 1991 con la publicación de su libro de cuentos En torno al equilibrio por la Editorial Capiro de Santa Clara.

Ha publicado novelas y libros de relatos entre los que destacan el ya mencionado En torno al equilibrio, Editorial Capiro, Santa Clara, 1991, la colección de relatos Fuegos fatuos, Editorial Capiro, Santa Clara, 2002 y Ríos de primavera, Editorial Capiro, Santa Clara, 2008. Entre sus novelas destaca Dile al corazón que ame en voz baja, Editorial Capiro, Santa Clara, 2003. La tierra del cebú sale a la luz bajo el sello de Atmósfera Literaria.

BOOKTRAILER: http://youtu.be/XidQ58YBqoE

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.