Reseña de ‘Todos esos rostros que faltaban’, de Rafael Horrillo Ledesma

Rafael Horrillo Ledesma, plantea un relato que en el que dos hombres se encuentran encerrados,

  • Rafael Horrillo Ledesma, plantea un relato que en el que dos hombres se encuentran encerrados, frente a frente, en una Escuela de Bellas Artes.
  • Esta ausencia inicial de contexto  es precisamente el anzuelo de esta original novela que hoy reseña Irene B. León-Nogales para nuestro #MundoLiterario.

El despacho que ocupa el profesor en la Escuela de Bellas artes es su santuario, un refugio inexpugnable para los alumnos y personal de la institución, hasta que un día se encuentra encerrado, cara a cara con un peculiar hombre con el que compartió un breve episodio de su pasado. Cuando el sol desaparezca solo uno de los dos hombre continuará con vida. El ejecutor es un hombre seducido por la ambición de esculpir su nombre en la Historia de la Humanidad, destinado a convertirse en el libertador de su pueblo. Su víctima un viejo catedrático de arte martirizado por el recuerdo del peor de los pecados. Esta gélida muerte será el preludio para que surjan entre las sombras de la sociedad todos esos rostros que faltaban y con la que Rafael Horrillo Ledesma quiere sorprendernos.

portada

Una de la grandes cualidades de esta novela es, sin duda, la ausencia de contexto inicial. Lo que en otras obras resultaría confuso y frustrante en esta ocasión se convierte en el anzuelo del relato. El escenario en el que se desarrolla la trama pertenece a un plano corto, solo un pequeño encuadre en el que no conocemos ni el lugar ni la época en la que se suceden los hechos.

Del mismo modo resulta curioso que hasta el desenlace no llegamos a conocer los nombres de nuestros protagonistas. Desenlace que por otra parte sabemos desde el comienzo de la obra: dos hombres y una muerte que cambiará el destino de un pueblo.

“Rafael Horrillo Ledesma, plantea un relato que en el que dos hombres se encuentran encerrados, frente a frente, en una Escuela de Bellas Artes

“Todos esos rostros que faltaban” es apenas un fotograma de la historia en el que la gran pregunta es, ¿quién es ese hombre, ese narcisista
[pullquote-left] “Una de la grandes cualidades de esta novela es, sin duda, la ausencia de contexto inicial. Lo que en otras obras resultaría confuso y frustrante en esta ocasión se convierte en el anzuelo del relato” [/pullquote-left]con ínfulas de grandeza? De una forma audaz el autor nos va desgranando pistas sobre el pasado y la personalidad del extraño y neurótico personaje, podremos comprobar cómo de hábiles hemos sido y hasta dónde llegan nuestros conocimientos históricos, cuando tras leer la última línea pensemos ‘¡anda claro… es verdad!’ o ‘¡lo sabía!’

Sea cual sea el caso, el planteamiento y la estructura del relato resulta realmente curiosa, extrayendo de lo que para algunos será una mera anécdota un auténtico efecto mariposa. Cómo una simple anotación crítica pudo desembocar en el nacimiento de uno de los mayores [pullquote-right] “Una lección de cómo la incapacidad para digerir y canalizar la frustración, para regenerarse y reciclarse, aceptando y adaptándose al devenir de la vida” [/pullquote-right]monstruos que ha contemplado la humanidad. Una lección de cómo la incapacidad para digerir y canalizar la frustración, para regenerarse y reciclarse, aceptando y adaptándose al devenir de la vida, la carencia de autocrítica, buscar la causa del fracaso siempre en los demás, hasta agotar los culpables, y entonces perseguir cualquier otro pensamiento, que defiera del suyo propio, acabaría generando odio y violencia incontrolables.

ulm-libros

Un artista mediocre está destinado a convertirse en uno de los asesinos más despiadados que ha conocido la historia. En esta novela breve podemos ver el momento exacto en el que un hombre menos temeroso de sus propios pecados pudo haber salvado a miles de almas de un inefable destino, pero la mala conciencia de un solo hombre dejó a la merced de la locura a toda una sociedad.

Resulta refrescante que en un panorama literario en el que obras de menos de setecientas páginas están relegados a no convertirse jamás en best-seller, aparezcan estos relatos cortos, ideales como compañeros de metro o escapada de fin de semana, ya que solo se necesitan un par de horas para su lectura. Evitando la frustración de obras interminables que acaban abandonadas durante meses sobre la mesilla de noche, esperando a que encontremos las horas necesarias para retomar la lectura.

Lo que más me ha gustado del libro es esa sensación de lectura inversa pero en la que no vemos el cuadro completo hasta el final, que es el principio del horror que sobrevino después. Una especie de precuela en la que al final del metraje se abre el plano y nos deja esa sensación de no poder creer cómo comenzó la historia que se insinúa sin contarse porque por todos es conocida.

Autora de la reseña: Irene Belén León-Nogales

Compra el libro ahora

Booktrailer

EL AUTOR: RAFAEL HORRILLO LEDESMA

430128_106546306142768_1398977653_nRafael Horrillo Ledesma (Madrid, 1974), Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado como redactor en la editorial El Gran Caíd donde desarrolló su profesión en el sector del  análisis del entretenimiento familiar nacional e internacional, como articulista en la revista Tercer Mercado Vídeo.

Ha colaborado activamente en la redacción y edición de varios libros sobre cine: ‘Las fotografías pintadas de Carlos Saura’, ‘ Carteles para una noche sin cine’, ‘Las estrellas del cine español vistas por Jano’ o ‘Así es Madrid…en el cine’.

Ha trabajado en el ámbito de la comunicación corporativa, y desde 2013 es el responsable del blog  ‘Bajo la escafandra. Reflexiones sin oxígeno.’

Puedes comprar el libro directamente en la editorial Grupo Alcalá, aquí.

Puedes leer la reseña de “Todos esos rostros que faltaban” en el espacio de El hombre que se enamoró de la luna y ver el booktrailer del libro: https://youtu.be/-PhZD5wlvaQ

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.