Sorolla-2-de-mayo

Entrevista a Alfonso Medel en el aniversario del levantamiento popular del 2 de mayo | #MundoLiterario

Hoy 2 de mayo queremos recordar en Universo la Maga la sublevación popular ocurrida en

  • Hoy 2 de mayo queremos recordar en Universo la Maga la sublevación popular ocurrida en 1808 durante la ocupación de los franceses y que, a la postre, desencadenó la Guerra de Independencia en España.
  • En conmemoración de aquel día, entrevistamos al escritor Alfonso Medel, que recientemente publicaba su novela «La maldición de los Delgado», en la cual el levantamiento del 2 de mayo es una pieza clave para la trama.
  • Para esta novela, el autor debió realizar un enorme esfuerzo de documentación. Hoy comparte con nosotros/as su visión de este importante suceso en la Historia de España.
2 de mayo Joaquín Sorolla, Defensa del parque de artillería de Monteleón

Joaquín Sorolla: Defensa del parque de artillería de Monteleón

En tu nueva novela “La maldición de los Delgado” el levantamiento del 2 de mayo es una pieza clave. ¿Por qué decidiste abordar este episodio histórico?

Leí varios libros que contaban lo que pasó el 2 de Mayo de 1808 en Madrid y me gustó tanto la historia que decidí contarlo yo mismo. Luego tuve que buscar otros dos episodios históricos para completar La Maldición de los Delgado.

¿Cuál era la situación en España los días previos al 2 de Mayo?

La persona que gobernaba en España, Manuel Godoy —amigo íntimo y valido de los reyes Carlos IV y María Luisa de Parma—, pacta con Napoleón el paso de tropas francesas por España con el pretexto de tomar Portugal. Napoleón efectivamente toma Portugal, pero además toma algunas de las principales plazas españolas, entre ellas Madrid, engañando vilmente de esta forma a Godoy y a España. Así que llega el 2 de Mayo con Madrid tomada sutilmente por los franceses. En teoría eran nuestros aliados, pero en realidad habían llegado para quedarse e iba a costar muchos años echarlos.

He intentado contar lo que pasó con rigor, respetando la Historia.

¿Qué desencadena la tormenta?

A primera hora de la mañana, en la plaza de Palacio, un grupo de personas bastante numeroso se concentró en torno a un carruaje preparado para hacer un largo viaje. Empezó a correr el rumor de que los franceses querían llevarse de Madrid al infante don Francisco de Paula, uno de los pocos miembros de la familia real que quedaban en Madrid. El pueblo pensó que no podía consentirlo y se trató de organizar para impedirlo. Un grupo de personas, encabezado por el cerrajero José Blas Molina y Soriano, consiguió entrar en el Palacio hasta las habitaciones reales con intención de comprobar que el infante don Francisco de Paula, solo un niño, se iba a quedar en Madrid. Al poco, el infante salió a uno de los balcones a saludar a la multitud allí reunida. Esto hubiera calmado las cosas, de no ser porque un lugarteniente de Murat acudió muy chulito, revestido con todas sus insignias militares, a ver qué ocurría en plaza de Palacio. Muchos madrileños, incluidas muchas mujeres, quisieron linchar a este oficial francés, quien salió airoso y salvó la vida gracias a un oficial español. Pero esto sentó muy mal a los generales franceses, quienes tuvieron la excusa perfecta para, por fin, quitarse la careta. Enviaron a un batallón de granaderos de la Guardia Imperial con dos cañones hacia la plaza de Palacio, donde los madrileños se jactaban de haber asustado al oficial francés. Los soldados franceses formaron en dos filas. La primera fila echó una rodilla a tierra y apuntó; la segunda fila permaneció en pie, detrás, y también apuntó; y soldados y cañones franceses dispararon contra la población civil española.

¿Cómo narras los sucesos de esos días clave de la Historia de España en tu novela “La maldición de los Delgado”?

He intentado contar lo que pasó con rigor, respetando la Historia. He tratado de hacerlo desde un punto de vista objetivo, totalmente imparcial, a pesar de que soy español y mis simpatías están con los ciudadanos que lucharon ese día por tratar de echar de las calles de Madrid a los invasores extranjeros. Pero también hubo franceses que ese día tuvieron comportamientos honorables, y así lo cuento en la novela. Y he intentado hacerlo de la manera más divertida que he sido capaz.

¿Qué hicieron los militares españoles mientras el ejército imperial francés y los paisanos españoles peleaban en las calles de Madrid?

En líneas generales, permanecieron al margen, obedeciendo las órdenes de sus superiores: «Hacer retirar las tropas a sus cuarteles y no permitirlas juntarse con el paisanaje». Solo unos pocos desobedecieron esas órdenes y se unieron a los civiles para luchar con ellos contra los soldados franceses. De todos ellos destacaron especialmente los artilleros que recuperaron y defendieron el Cuartel de Artillería de Monteleón.

¿Dónde ocurrieron los hechos más significativos?

Los hechos más significativos ocurrieron en la plaza de Palacio, donde empezó todo; en la Puerta del Sol, donde cargaron los mamelucos por la carrera de San Jerónimo, acontecimiento que Goya plasmó en un cuadro de manera magnífica. Hay que tener en cuenta que la Puerta del Sol entonces ya era un lugar muy importante, porque de alguna forma era considerado el centro simbólico de Madrid y de España; y en el Cuartel de Artillería de Monteleón, donde un grupo de paisanos, organizados pos dos oficiales españoles, estuvieron defendiendo el cuartel durante varias horas.

A mi juicio, lo que pasó en la plaza de Palacio inicia la Guerra de la Independencia contra los franceses

¿Quiénes eran Daoíz y Velarde y por qué hoy son tan conocidos?

Daoíz y Velarde eran dos capitanes de artillería que aquella mañana desobedecieron a sus superiores, se unieron a la población civil y pelearon contra las tropas napoleónicas dándoles buenos escarmientos. Luis Daoíz era sevillano y tenía 41 años; y Pedro Velarde era cántabro, de Muriedas, y tenía entonces 28 años. Ambos pasaron a la Historia ese día.

¿Qué le pasó a Manolita Malasaña?

No está claro lo que le ocurrió. Unos historiadores sostienen que fue una bala perdida la que acabó con su vida, mientras ayudaba a su padre, que peleaba contra los franceses en el palacio de Monteleón. Otros historiadores sostienen que dos soldados franceses abusaron de ella y acabaron con su vida. Después de estudiar distintas fuentes, me inclino por esto último, aunque ¡ojalá me confunda! y fuera una bala perdida la que le envió al Elíseo, donde momentos después la acompañarían Daoíz, Velarde, Clara del Rey y tantos otros.

¿Las mujeres jugaron un papel importante ese día?

Importantísimo. De hecho, en el grupo de paisanos que se reunieron a primera hora de la mañana en torno a un carruaje en la plaza de Palacio había muchas mujeres. Ellas tuvieron mucho que ver en lo que ocurrió momentos después.

También había muchas mujeres reunidas en la Puerta del Sol cuando cargaron los mamelucos con sus bigotes, sus turbantes y sus sables. Costureras, carniceras, mujeres de toda clase y condición pelearon e hirieron con sus tijeras y cuchillos a los soldados egipcios y a sus caballos.

Clara del Rey fue otra mujer que pasó a la historia ese día. Vecina del barrio de las Maravillas, perdió la vida en la defensa del Parque de Artillería de Monteleón, donde peleó junto a su marido y sus hijos.

Las monjas del convento de Nuestra Señora de las Maravillas —ubicado en frente de la puerta principal del Cuartel de Artillería de Monteleón— animaron y atendieron a los españoles que fueron heridos en la pelea contra los franceses; pero también socorrieron a todos los franceses que pudieron, y fueron muchos los que cayeron en torno a Monteleón.

Las monjas del convento de las Salesas Nuevas —este convento colindaba con Monteleón— ayudaron a escapar a varios españoles a través de sus instalaciones una vez que el parque de Monteleón fue tomado por los franceses.

En fin, ese día, en muchos lugares de Madrid, las mujeres fueron protagonistas de hechos extraordinarios.

¿Sirvió para algo que el pueblo de Madrid se sublevara?

Sin duda. A mi juicio, lo que pasó en la plaza de Palacio inicia la Guerra de la Independencia contra los franceses, guerra que duraría años. Poco a poco, distintas ciudades y regiones fueron declarando la guerra a los franceses. El primero que lo hizo fue el alcalde de Móstoles, y lo hizo ese mismo día. Le siguieron Asturias, Cataluña, Aragón, Galicia, Vascos… y otras muchas regiones de España. El 2 de Mayo de 1808 fue un acontecimiento que unió al pueblo español en torno a un objetivo común: echar a los franceses de España.

Quien decida leer La Maldición de los Delgado ¿conocerá lo que ocurrió durante esa jornada?

Eso he intentado. El objetivo de esta parte de la novela ha sido contar al lector lo que pasó el 2 de Mayo de 1808 en Madrid, cuando el pueblo, no los políticos ni las personas que mandaban en el país, sino los ciudadanos normales, la gente corriente, se unieron como si fueran un solo hombre contra el invasor francés, como reconocería Napoleón años después.

Espero que el lector que decida leer la novela disfrute especialmente la parte correspondiente al 2 de Mayo.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.