AUTOEDITADOS | Escribiendo sentimientos con tinta verde

¡Hola! Estoy aquí de vuelta esta semana para comenzar con mi espacio sobre el mundo

¡Hola! Estoy aquí de vuelta esta semana para comenzar con mi espacio sobre el mundo de la autoedición.

He decidido empezar con una entrevista a un autor que aprecio bastante, Eloy Moreno, por conseguir con su primera novela, «El bolígrafo de gel verde», trasmitirnos un fuerte torrente de emociones y sensaciones, lograr que nos sintamos parte de la propia historia, notar el dolor de los personajes como si nos ocurriese en nuestra propia piel. El mérito de todo esto no reside solo en la enorme destreza sobre el papel, sino en toda la historia que hay detrás de la novela, de cómo Eloy Moreno partió de cero, tocando puerta por puerta para que la gente conociese su gran obra. Pero vamos a dejar que nos cuente él mismo toda su historia.

Jesús Santiago: ¡Hola Eloy! ¿Cómo va todo después de ver publicada tu primera novela?

Eloy Moreno: ¡Hola! La verdad es que la novela va muy bien, ya lleva 13 ediciones y la versión en bolsillo, además se ha traducido en varios idiomas. ¡Es mucho más de lo que podía soñar cuando empecé con mi primera edición de 300 ejemplares!

JS: ¿Qué te impulsó a comenzar a escribir?

EM: Siempre me ha gustado contar historias. Empecé con pequeños relatos que presentaba a concursos, y al ir ganando algunos, finalmente me decidí a escribir una novela.

JS: Bien, una vez diste por terminada la novela, ¿qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza?

EM: Nunca la llegué a enviar a editoriales porque pensé que al no ser nadie conocido no me harían mucho caso. Pensé que la novela se quedaría en un cajón olvidada, así que enseguida opté por autoeditarla. Era una forma de controlarla mejor y de darle alguna esperanza de vida.

JS: ¿Encontraste facilidades para esa autoedición?

EM: No fue un proceso fácil. Me encargué de maquetarla, de buscarle una portada, de imprimirla, distribuirla… Fue un trabajo de varios meses hasta que conseguí que la novela viera la luz.

JS: ¿Cómo te moviste para que «El bolígrafo de gel verde» fuera siendo cada vez más leído?

EM: Me dediqué a ir todos los fines de semana por la librerías, y allí, en la puerta, me ponía a promocionar la novela. Hice miles de marcapáginas en los que explicaba mi pequeña historia y animaba a la gente a comprar el libro. Poco a poco la gente lo fue recomendando y comenzó a funcionar el boca a oreja.

JS: Cómo todos sabemos, ahora publicas con la editorial Espasa, ¿mandaste alguna copia y coló o ellos contactaron contigo?

EM: No, como he comentado antes, en cuanto terminé de escribir la novela opté por la autoedición. Finalmente, tras un tiempo con la novela autoeditada en varias librerías, Espasa contactó conmigo para publicarla en toda España. Imagínate cómo me sentí, todo el esfuerzo había valido la pena.

JS: Además de escritor, tienes otra profesión, ¿no?

EM: Sí, soy informático y he estado trabajando prácticamente siempre con los ordenadores.

JS: ¿Has notado un aumento de éxito tras fichar por una editorial?

EM: Claro que sí, una gran editorial te da un gran apoyo a nivel de distribución y de promoción en medios de comunicación. Las ventas a partir de publicar con Espasa han crecido considerablemente.

JS: Bueno, y ya para finalizar…¿Estás trabajando actualmente en algo nuevo?

EM: Sí, ya estoy con la segunda novela que saldrá a la venta el año que viene.

Ha sido todo un placer poder hablar contigo, Eloy. En nombre de todo el equipo de Universo La Maga, te doy las gracias por concedernos respuesta a estas preguntas, y darte las felicitaciones por esa novela tan intensa y cargada de sentimientos que es «El boligrafo de gel verde». Sigue así y espero que volvamos a hablar cuando publiques lo nuevo. Las puertas están abiertas. ¡Gracias y mucha suerte en este mundillo!

Puedes obtener más información sobre la novela y    su autor en :

http://www.elbolígrafodegelverde.com

Jesús Santiago.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.