Boris Rozas La senda de las espigas

Entrevista al poeta Boris Rozas: «Siempre me he considerado un cronista de mi propio tiempo» | #MundoLiterario

Entrevistamos al premiado poeta hispanoargentino Boris Rozas.  La editorial Al Margen acaba de publicar “La senda


  • Entrevistamos al premiado poeta hispanoargentino Boris Rozas. 
  • La editorial Al Margen acaba de publicar “La senda de las espigas”, una antología que recoge más de 70 poemas de su ya extensa carrera literaria.
  • Dividida en cuatro partes, se reflejan las diferentes épocas del autor dentro de su producción poética.
  • Lee más reseñas en #MundoLiterario

Boris Rozas La senda de las espigas

En la recién publicada antología “La senda de las espigas”, publicada por la editorial Al Margen, se recogen 15 años de tu obra, condensados en setenta poemas. ¿Es difícil condensar en tan pocas gotas una lluvia tan intensa?

En efecto, no es nada sencillo por múltiples razones. Primero, por la natural evolución y transformación en el estilo poético, que no en la poética, por la variedad de temáticas y estados de ánimo, lugares y momentos, por la propia fisonomía de los poemas. Sí que añadiré, por buscar un común denominador, que se trata de textos ya premiados a uno y otro lado del charco literario, lo que al menos le otorgará al lector una buena perspectiva de lo que se va a poder encontrar en “La senda de las espigas”.

Una antología dividida en 4 partes

La antología se divide en cuatro partes que reflejan a su vez las distintas etapas de tu carrera literaria. Háblanos sobre ello.

A la hora de desarrollar esa poética de la que te hablaba en mi respuesta anterior, surge la necesidad de acomodar al lector en cuatro etapas distintas de producción. “Sombras” recoge los primeros escritos que abundan en ese desdoblamiento forzoso que encontramos en mi obra, imbuída por la literatura de ambos lados del Atlántico. “Puntos cardinales” es una poética en el sentido más literal de la palabra, es lo que realmente me ha traído hasta aquí, la senda que me eligió hace casi ya 15 años.

“Man of Stalker” es una ventana al mundo que me ha rodeado todo este tiempo, con su elenco urbanita fielmente reflejado en mi poemario “Ragtime”, pero también con ese eterno retorno poético a lo natural, a lo Whitmaniano, por la necesidad física que el poeta tiene de reencontrarse.

Finalmente, la última parte me resitúa en mi estado de ánimo actual, literariamente hablando, obviamente. “Invertebrados”, quizás mi poemario más icónico, junto con “Ragtime”, toma aquí la palabra y la voz.

Mi único objetivo siempre ha sido dotarme de un medio eficaz y puntualmente hermoso de expresión ante el mundo que me rodea.

La senda de las espiga


El viaje de la obra poética de Boris Rozas

Adentrarse en la obra poética de Boris Rozas es como partir de viaje, como una conjugación perfecta de los extremos. ¿Qué objetivos persigue actualmente tu producción poética?

Mi único objetivo siempre ha sido dotarme de un medio eficaz y puntualmente hermoso de expresión ante el mundo que me rodea, ante sus vicisitudes e improntas, ante sus gentes y sus lugares. Siempre me he considerado un cronista de mi propio tiempo, con esas premisas construyo mi universo poético para tratar de llegar al lector. Reitero, la poesía me ha dado voz y quizás un camino por el que dirigir mis pasos por la vida, poco más se le puede pedir. Si acoso algo más de trascendencia en esta sociedad nuestra tan extraña, pero eso ya es harina de otro costal…

Uno de tus poemas más conocidos (y que, además, se recoge en “La senda de las espigas”) es “Invertebrados”, donde la mirada poética se detiene en la existencia de un insecto, en concreto con una mosca. ¿Cómo surgió este poema? Háblanos sobre él y sobre su inevitable paralelismo con Kafka.

Kafka fue quizás el primer autor que de verdad me influyó, no a nivel literario, que también pero muchos años después, si no como persona y ser humano que tomaba conciencia de serlo. Leí “La metamorfosis” con apenas 14 o 15 años y causó estragos en mi manera de entender y enmarcar la realidad de las cosas. Ese sentimiento extraño y angustioso de no lograr hacer pie en el mundo, que todos hemos experimentado en mayor o menor medida, esa sociedad que te enseña a evitar en cierto modo las responsabilidades y te juzga siempre en función de lo que vales.

 “Invertebrados” es un intento de volver la cabeza a esa mirada de la que me hablas, además de mi humilde homenaje a muchos otros grandes influenciados por Kafka: Camús, Sartre, Borges… De todo ellos bebí en esa época.

 Kafka fue quizás el primer autor que de verdad me influyó, como persona y ser humano que tomaba conciencia de serlo.

Un artista premiado en innumerables ocasiones

En tu currículo tienes innumerables premios como ganador y como finalista. ¿Vuelves a sentir la misma emoción con estos triunfos o la consecución de tantos galardones ha vuelto algo común esta alegría?

Es una buena pregunta… Yo entiendo los galardones literarios desde el reconocimiento a un buen trabajo y esfuerzo diarios, a una disciplina, a un intento por apostar por la calidad en tu poética. Desde ese prisma, me alegran sobremanera y los disfruto más interior que exteriormente. Que a nadie se le olvide que ganar un premio o simplemente ser finalista, es algo muy difícil, ya que hay poetas extraordinarios, de sensibilidad delicadísima y con un talento increíble. Sólo por estar a su altura ocasionalmente, merece la pena disfrutar los reconocimientos. Por otro lado, obtener premios es una de las pocas maneras seguras de poder seguir editando, y eso no es desdeñable bajo ningún punto de vista.  

¿Cuáles son tus planes futuros?

De momento seguir disfrutando de este acontecimiento poético impensable, que ha supuesto para mi la edición de esta antología, “La senda de las espigas”. Llegar al mayor número de lectores posible, ofrecerme como una alternativa poética solvente en estos tiempos. Después, trabajar y seguir trabajando: viene una edición en Méjico de toda mi poesía completa, y mi octavo poemario en otoño. Mucho esfuerzo, pero que poco a poco va dando sus frutos.  Y ante todo, seguir disfrutando con el día a día de lo que me ha traído hasta aquí, sin perder el norte de esa senda.

La senda de las espigas

El poeta Boris Rozas


El panorama literaria en España y Argentina

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración o, mejor dicho, los catalizadores de tu proceso creativo?

Siempre que me formulan esta pregunta suele contestar lo mismo: probablemente nada diferente al resto de los mortales que me acompañan en este viaje incierto, en esta senda. La vida es la mayor inspiración posible, la mejor sin duda.

¿Cómo ves el panorama literario en España? ¿Y en Argentina?

Poéticamente hablando, estamos sin duda en una época prolífica en cuanto a la edición o autoedición de obras de poesía, no así en cuanto a la gestación de nuevos lectores. Ese contrasentido es inquietante, quiere decir que algo no se está haciendo del todo bien. Sí que hay una cosa que me gusta y que estoy comprobando día a día: el sutil acercamiento del público más joven a la poesía, con sus nuevos lenguajes y formas de expresión. Te podrán gustar más o menos, pero si sirve para que una nueva generación se enganche al fenómeno poético, bien está.

Argentina está experimentando más o menos el mismo fenómeno, con una amalgama de nuevos autores que luchan por asomar la cabeza, muchos de ellos interesándose por el mercado español.

¿Qué opinas de las redes sociales, son una herramienta útil para los escritores?

Sí, con matices. Obviamente, son herramientas de difusión potentísima para cualquier escritor que busque un mínimo de repercusión mediática para su trabajo. Sin embargo, tiendo a dudar de su eficacia en cuanto a la gestión de la calidad del producto final. Esto es, un “todo vale” no es lo que creo que necesite la poesía para su puesta de largo en las redes, sobre todo ante esas futuras generaciones de nuevos lectores. Pero sí entiendo y comparto que todo el mundo tenga derecho a expresarse, en todo caso es labor del que busca llegar hasta lo que espera encontrar.

Leer reseña de «La senda de las espigas»
Compra el libro ahora en Almargen Editorial

Boris Rozas la senda de las espigas amazon

Biografía del autor: Boris Rozas

(1972, Argentina) Es escritor, licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid. En 2004 publica Bagajes del alma, su primer poemario. Al año siguiente publica Lleno de mar, donde se empiezan a apreciar los rasgos existencialistas de su escritura.

En 2007 publicará Hemisferio Sur, obra que cierra lo que el autor concibe como una trilogía poética y en la que viaja a la cultura latinoamericana. En 2010 publica Huyendo de este jardín, me encontré con el viento. Tras su viaje a Estados Unidos escribe Ragtime (2013). Su siguiente poemario,Invertebrados (2014), obtuvo el I Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador. La senda de las espigas es una antología que recorre toda la obra poética del autor a lo largo de 15 años.

Ha resultado finalista en premios de poesía tan respetados como el Jaime Gil de Biedma y ha sido ganador de otros premios literarios. Sus poemas han visto la luz en diversas antologías comoAntología de poesía española. Una propuesta. De la generación del 68 a la del 2000, en el año 2008.

La senda de las espigas

Enlaces de interés

reseña libro

 
 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.