Reseña de «La ciclista de las soluciones imaginarias» | #MundoLiterario (Novela)

«La ciclista de las soluciones imaginarias», de Edgar Borges (Ediciones Carena) es una novela valiente,

«La ciclista de las soluciones imaginarias», de Edgar Borges (Ediciones Carena) es una novela valiente, llena de filosofía, humor e incluso de patafísica. Con ella, descubriremos que a veces únicamente las soluciones imaginarias pueden resolver nuestros problemas. De ahí que dijera Enrique Vila-Matas: “Edgar Borges entiende la literatura como un complot contra la realidad”; nosotr@s celebramos un complot tan bello:

Al señor Silva le ha vuelto “el mal de la mirada trastocada”, ahora mismo al salir al balcón ha visto la nada. Cierra los ojos y su mente recupera la realidad de su barrio, los abre y vuelve a ver la nada. Mentalmente viaja hasta México, recorre la plaza del Zócalo con sus amigos del Club de los contadores renegados; entonces fue feliz. Ahora su situación es muy diferente. Este contable (contador), funcionario del Ayuntamiento de su ciudad, ha sido despedido; en la actualidad es un parado más.

LA CICLISTA DE LAS SOLUCIONES IMAGINARIAS

Tiene cuarenta y dos años, tres hijos, lleva casado quince años, aunque el matrimonio colapsó a los diez años y los últimos cinco han sido un infierno. Ellos, que en su momento fueron la pareja modelo del barrio, ahora son auténticos enemigos. Su esposa, Laura, cada día más agresiva, intentó ser arquitecto; lo dejó el primer año de carrera  y ahora es profesora, la única que trabaja en el hogar. Siempre habla del Sr. Burgos, vecino, muy cercano a ella y poderoso en la ciudad.

[pullquote-right] «El Sr. Silva ha tenido un sueño inquietante: envenenaba a su mujer con matarratas.» [/pullquote-right]

El Sr. Silva ha tenido un sueño inquietante: envenenaba a su mujer con matarratas. Ahora mira desesperanzado desde el balcón de su piso la agobiante ciudad. Por sus vías circulan camiones y camiones cargados de piedras, por las aceras funcionarios con maletines van al trabajo. Recuerda que hoy, 3 de Junio de 2011, al despertarse y ver a su mujer arreglándose, ajena ella a su presencia, ha comprobado que Laura ha perdido su mirada limpia: ahora sus ojos destilan cinismo. En algún momento murió la candidez de su infancia, son dos extraños el uno para el otro.

La aparición de La Ciclista de las soluciones imaginarias ha significado un revulsivo en su vida. Ese cuerpo joven, con su vestido veraniego, sus largas piernas, sus sandalias romanas, la mochila a la espalda, sus jóvenes pechos marcándose, la eterna sonrisa, bailarina en el aire, pedaleando, haciendo fotos, la reina de las acróbatas, ha despertado algo en su interior. Significa la libertad, y corre tras ella como se corre tras los sueños y los ideales. La pierde de vista pero sabe que la encontrará de nuevo, ese será su objetivo, ella será su salvación… ya veremos.
En el barrio las lenguas viperinas la llaman “patafísica” -la ciencia de las soluciones imaginarias- así es como ella se ha convertido en la ciclista de las soluciones imaginarias.

CIUDAD

Comienza así una novela en la que veremos a nuestro protagonista curarse del mal de la mirada trastocada. Gracias a la ciclista irá recuperando la clarividencia que descubrieron en él unos abuelos, no los suyos, cuando era niño. La realidad en la que vive es deprimente, su gritona esposa no para de recordarle su inutilidad (bajar la basura es una constante en su boca), y en el barrio todos parecen autómatas. Su ¿amigo? Oscar, el dueño del bar, le recrimina sus sueños, censura el mundo nuevo que acaba Silva de descubrir; para Óscar no hay que hacerse preguntas, es un privilegiado con lo que tiene y punto.

«Mi esposa vociferaba insultos contra la directora del colegio, me giré hacia ella pero solo podía ver al abuelo ciego de la plaza mexicana. La escuchaba pero no la veía. Tendría que guiarme por su voz, adivinar su imagen y los espacios de la vivienda; tenía que intentar olvidar la realidad mexicana. En esta fase de la crisis lograba llenar la nada con la memoria pero mis oídos solo captaban las voces del presente. Lo peor era soportar la creciente necesidad de descontrol. ¿Para quién podría ser fácil ver el ayer y oír el ahora?…»

[pullquote-left] «La aparición de La Ciclista de las soluciones imaginarias ha significado un revulsivo en la vida de nuestro protagonista». [/pullquote-left]

Su barrio antiguamente fue el barrio de los inventores. ¿Dónde fue la creatividad?, se pregunta nuestro protagonista. Ahora, por no tener no tiene ni música. Recuerda como gratificante su infancia y a sus padres y hermanos. Le explican otra realidad muy distinta. ¿Dónde van los camiones llenos de piedras? ¿Dónde está ese bosque del que todos hablan y nadie ha visto? ¿Cómo pueden ser todos unos autómatas? ¿Vive en la ciudad que cree que vive, Gijón o tendrá razón su mujer y es Madrid? ¿Es posible escapar de la trampa?

logo-carenaEsta fábula nos habla de la alienación del individuo, del empobrecimiento intelectual, en el que no está permitido hacerse y hacer preguntas, del control asfixiante de un sistema que te ignora como persona, de la recuperación de los sueños a través de una mujer. Realmente la ciclista encarna todo un ideal.

[pullquote-right] «Esta fábula nos habla de la alienación del individuo, del empobrecimiento intelectual y del control asfixiante de un sistema que te ignora como persona». [/pullquote-right]

Enrique Vila-Matas dice del autor: “Edgar Borges entiende la literatura como un complot contra la realidad”, y efectivamente el autor nos introduce en un mundo muy particular. La novela, de ciento ochenta y nueve páginas, tiene veintisiete capítulos muy cortos y resulta desconcertante al principio, pero después poco a poco vas entrando en el mundo del Señor Silva y en el significado de la fábula. Veremos si como lector encuentras lo que nuestro protagonista persigue: “el sentido ciclístico de la salvación”.

CICLISTA MUJER

Autora de la reseña: Viridiana

Comprar el libro ahora

 

BIOGRAFÍA DEL AUTOR: EDGAR BORGES

EDGAR BORGESReside en España desde 2007 es autor de obras de ficción y ensayos periodísticos que cuestionan la lógica de una realidad uniforme. Entre sus libros se cuentan ¿Quién mató a mi madre?, finalista del Premio Internacional Ciudad de Ducal de Loeches en 2008; La contemplación, Premio Internacional de Novela Albert Camus en 2010; Crónicas de bar (2011); El hombre no mediático que leía a Peter Handke, beca de Residencia La Rectoría en 2012 y Vínculos, Apuntes con Rubén Blades 2013. Parte de su obra ha sido traducida a inglés, italiano y portugués. Destacados escritores y críticos han coincidido en que se trata de uno de los narradores latinoamericanos más importantes de las últimas generaciones. Sus historias se mueven turbulentas en espacios cerrados, como si con su ficción pretendiera implosionar cualquier realidad absoluta. La ciclista de las soluciones imaginarias es una fábula sobre el condicionamiento de la imaginación de los adultos.

One thought on “Reseña de «La ciclista de las soluciones imaginarias» | #MundoLiterario (Novela)

    Deja un comentario, pulsando AQUÍ

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.