RESEÑAS UNIVERSALES | Lorenzo Silva (Premio Planeta 2012) y ‘El alquimista impaciente’

Hoy nuestra colaboradora Aquimarisa nos presenta al Premio Planeta de este 2012: Lorenzo Silva. Nos

Hoy nuestra colaboradora Aquimarisa nos presenta al Premio Planeta de este 2012: Lorenzo Silva. Nos reseñará una de sus novelas más interesantes, ‘El alquimista impaciente’ por la que obtuvo el Premio Nadal en 2000.

Un hombre es encontrado muerto en la habitación de un motel de carretera; está desnudo, sin rastros de violencia pero atado a la cama y con un objeto contundente hincado en su trasero. No se sabe si se trata de un asesinato. Deben resolver el enigma el sargento Rubén Bevilacqua y su ayudante la guardia Chamorro. Estos agentes destinados en Madrid pertenecen a los servicios centrales de la Guardia Civil. Bevilacqua es un investigador atípico, nacido en Uruguay que hace 36 años vino a España de niño; es psicólogo y al terminar la carrera estuvo dos años en paro hasta su ingreso en la Guardia Civil en la que lleva 10 años. Es un hombre de trato informal y progresista, que en sus ratos libres pinta soldados de plomo. Virginia Chamorro tiene 25 años y es reservada, idealista, atractiva y por las noches estudia las estrellas con sus manuales de astronomía. Hacen buena pareja, hay mutua admiración, la tensión sexual entre ellos está levemente sugerida.

Por la documentación del muerto descubren que su nombre es Trinidad Soler, Ingeniero de Caminos y trabajador de una central nuclear en Guadalajara. Entró en el motel con aspecto de ir borracho y drogado, y lo acompañaba una joven alta, rubia y extranjera de la cual nada se sabe. La autopsia confirma que iba lleno de droga y alcohol. Meses más tarde aparece el cadaver de la joven rubia en un descampado de Palencia.

 Las pesquisas llevan a los investigadores a la central nuclear y a la casa del fallecido, una mansión grande y lujosa que no puede justificarse con el sueldo que el difunto tenía. Nuestra pareja va descubriendo que la víctima llevaba una doble vida y se veía envuelto en un entramado de dinero, infidelidades e intereses oscuros. Para desentrañar el misterio deben ir a varias ciudades, entrevistarse con gente muy variada, chulos, prostitutas de lujo de la mafia de la Costa del Sol y con el mundo de la especulación inmobiliaria entre personajes ricos poderosos e inmorales entre los que la víctima se movía con soltura. Soportan verse menospreciados por ser unos «maderos» con pocos ingresos entre una clase social donde la valía la da el poder económico y la falta de ética.

 De una forma amena Lorenzo Silva consigue en ‘El alquimista impaciente’ que tu interés se centre en la víctima, en la complejidad de su carácter, en la tensión que tenía que soportar por su doble vida. No sabes quiénes eran sus amigos, quienes sus enemigos. Nuestros investigadores con una paciencia infinita van desentrañando la maraña de personajes y situaciones hasta dar con la solución. La pareja Bevilacqua-Chamorro siempre son humanos con las debilidades ajenas, no tienen ideas preconcebidas, incluso en mundos marginales encuentran ternura.

Como los buenos alquimistas nuestros detectives no han buscado convertir el plomo en oro, han ido tras la verdadera transmutación que era mejorar la naturaleza del propio alquimista. Lorenzo Silva ganó con esta novela el Premio Nadal del año 2000, y pocos años antes con La flaqueza del bolchevique resultó finalista en la edición de 1997.  Y, como tod@s sabéis, Lorenzo Silva ha ganado la 61 edición del Premio Planeta con la novela La marca del meridiano.

Ya me direis si os gusta la novela.

Autora de la reseña: Aquimarisa

LORENZO SILVA 

Lorenzo Manuel Silva Amador nació en el barrio madrileño de Carabanchel, estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y ejerció como abogado de empresa desde 1992 hasta 2002. Ha escrito numerosos relatos, artículos y ensayos literarios, así como varias novelas, que le han valido reconocimiento internacional. Una de ellas, El alquimista impaciente, obtuvo el Premio Nadal del año 2000. Esta es la segunda en la que aparecen los que quizá sean sus personajes más conocidos: la pareja de la Guardia Civil formada por el sargento Bevilacqua y la cabo (en la última novela) Virginia Chamorro. El 15 de noviembre de 2010, le fue concedido por la Guardia Civil el título de Guardia Civil Honorífico por su contribución a la imagen del Cuerpo. Otra de sus obras, La flaqueza del bolchevique, fue finalista del Premio Nadal 1997 y ha sido adaptada al cine por el director Manuel Martín Cuenca. Ganador del Premio Planeta 2012 con la novela La marca del meridiano.

 

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.