«El diablo en el cuerpo», de Soledad Galán | #MundoLiterario

«El diablo en el cuerpo» (Grijalbo) es la nueva novela de Soledad Galán.  Una novela muy

  • «El diablo en el cuerpo» (Grijalbo) es la nueva novela de Soledad Galán. 
  • Una novela muy bien documentada que retrata a una Isabel II desenfadada y adelantada a su tiempo, con decenas de amantes y un lenguaje castizo que encandilaba al pueblo llano.
  • Escribe la reseña nuestra compañera Marisa Caballero:

El diablo en el cuerpo

[dropcap]L[/dropcap]a joven Isabel II tiene dieciséis años cuando la han casado con su primo, Don Francisco de Asís de Borbón, Duque de Cádiz. Pese a que ha sido educada para lograr hacer de ella una ignorante, una mujer sumisa y religiosa, ella no es estúpida. Sabe que ese matrimonio será un desastre: “Paquito no podía, Paquito no iba a poder”, pero Paquito quería ser rey a toda costa… Es reina gracias a la Ley Sálica. Su intrigante madre Dña. Mª Cristina de Borbón-Dos Sicilias piensa que podrá seguir gobernando en la sombra.

Palacio Real

Palacio Real

«Paquita» y su desinterés por el sexo

Desde el principio una gran repugnancia física impera en el matrimonio. “Paquita”, como llama la reina a su esposo, no puede tener relaciones sexuales. No puede no solo porque la abertura del pene se encuentre en mitad del mismo, enfermedad conocida como hipospadias (como ella dice “ tiene el pito con el ojo en el centro”), sino porque tampoco existe el más mínimo interés por parte de él en intentarlo. Pasa el tiempo y la reina sigue siendo virgen, hasta que harta le manda a El Pardo con su minga muerta”. La madre, la iglesia y los políticos presionan para que Paquito vuelva al Palacio de Oriente, hasta el Papa les piden que vuelvan a llevar vida conyugal. Por razón de estado el matrimonio debe seguir.

El pueblo canta: “Paco, rey consorte, con la minga fuera y el culo al norte”, y otras coplillas semejantes.

Isabel II y sus amantes

La joven reina en esos años goza de las simpatías del pueblo, le ríen sus locuras, su hablar castizo y desenfadado, su exuberancia física. Un buen día la joven virgen descubre  al general Francisco Serrano y adiós virginidad, y adiós los problemas que esta le producían.

Isabel está enamorada de él, y él del poder de ella. Viven una pasión ardiente en el palacio de La Granja, y en “El Laberinto” dan rienda suelta a su pasión.  Manda a su madre a París, a Sor Patrocinio y sus llagas -valedora de Paquito- y a todos los intrigantes que rodean a la Regente a paseo y se dedica a gozar lo que hasta ahora estaba fuera de su alcance, sexo a todas horas del día y la noche, con una antigua sabiduría que desconcierta al bello general.

Laberinto del palacio de La Granja

Laberinto del palacio de La Granja

Cuando la relación se enfría, Isabel se despide del amor, se da cuenta que ella tiene que pagar, con dinero o con información el sexo y empezará a utilizar a los hombres. Oficialmente el rey y la reina tendrán doce hijos, aunque no todos sobreviven.

A través de las páginas de esta novela vamos a seguir las andanzas amorosas de esta mujer adelantada a su tiempo. Tenía claro que si un rey podía permitirse amantes y llevar una vida licenciosa y a la vez ser mirado con simpatía, ella no iba a ser menos, aunque la sociedad considere que un hombre y una mujer no son iguales. También veremos pasar los personajes relevantes de una etapa convulsa de la historia del país donde la reina estaba manipulada por los políticos, por los religiosos, por su santa madre, con una cosa en común: todos iban a enriquecerse, sacar tajada a corto plazo era el objetivo. Incluso los avances que llegaron al país eran utilizados con ese fin.

El diablo en el cuerpo

Esta novela de ciento setenta páginas, dividida en dos partes está narrada en primera persona por la propia Isabel, ya muerta: su alma planea por su Madrid querido, aunque su cuerpo esté enterrado en El Escorial, con el hábito de  San Francisco. De ella dijo el Papa de Roma: “es puta, pero pía”. Está muy bien documentada, vamos a disfrutar en ella de las tórridas escenas de sexo de una monarca que hizo del goce su oficio, tanto en España como en su exilio de París. La Prefectura de Policía tenía un dossier completo, o eso creían ellos, de todos los amantes que pasaron por su cama en el destierro, de los que ella decía: “los hombres, me han hecho pasar las de Caín, con haberlos amado tanto.”

“A Paco le gustaba El Pardo porque era como él: frío, feo, esmirriado; olía a orines a leguas. Mi hijo murió con aquella humedad, en aquellas estrecheces, con aquel hedor que se te metía adentro de los ojos para que no dejaran de escocerte. Con lo jaranero que era él, se moriría de pena entre las imágenes de Felipe III, de Felipe IV. Pero María Cristina no consintió en abrirle una ventana. ¡Seca como los Habsburgo, la gachí!. Felipe III, Felipe IV. Unos maricas los dos. Por eso Paco estaba allí en su salsa.”

En esta mujer comilona hasta la glotonería, sufriendo por sus excesos de carne, con problemas de piel, alegre, castiza, mal hablada, vital, incansable ante el sexo va creciendo obsesivamente en ella un poso de amargura según pasan los años, sabiendo que por todo tiene que pagar.

GrijalboEl libro es la historia de una mujer que reinó sin gobernar contada por ella misma con un lenguaje desinhibido, chulapo, castizo, lleno de sexualidad, erotismo, y escenas tórridas de sexo. También la historia del final de una época marcada por revoluciones que se veían venir. Es un libro que hace alarde en su lenguaje de una gracia irreverente que lees entre la diversión y la ternura hacia su protagonista que “de muerta se ha vuelto una viajera entusiasta…”

Autora de la reseña: Marisa Caballero

Compra el libro ahora

BIOGRAFÍA DE LA AUTORA: SOLEDAD GALÁN

soledad galán

Dirige e imparte talleres de escritura creativa desde hace catorce años. A raíz de la aparición de su primer libro, Adiós cigüeña, el placer de parir (2009), participa asimismo en congresos sobre Mujer y Maternidad, donde sus conferencias se han convertido en referente nacional. Dentro del ámbito periodístico, ha colaborado como columnista y tertuliana en diferentes medios de comunicación.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.