carlos-ortiz-de-zarate

Entrevista al escritor y docente Carlos Ortiz de Zárate: «En mi novela hay chismes que harían empalidecer de envidia a “Sálvame”» | #MundoLiterario

Entrevistamos al escritor y docente Carlos Ortiz de Zárate. En su novela Las cloacas de

  • Entrevistamos al escritor y docente Carlos Ortiz de Zárate.
  • En su novela Las cloacas de la guerra de sucesión a la corona española, retrata los años de una España convulsa: Carlos II no lograba dejar descendencia y el imperio se tambaleaba.
  • Actualmente participa se puede descargar gratuitamente en Freeditorial
carlos-ortiz-de-zarate

El escritor Carlos Ortiz de Zárate

Tras tu carrera docente como profesor en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, hace poco te instalaste en Villaviciosa, donde te dedicas plenamente a la escritura. ¿Por qué elegiste Villaviciosa?

No hace tan poco llevo aquí desde 2008 Opté por Asturias porque me parecía una región con mentalidad parecida a la del País Vasco, mi tierra de origen con precios prohibitivos. Villaviciosa está en el centro del principado y en mis recorridos siempre me encontraba el cartel que me invitaba a entrar. Además con ese nombre… No encontré vicio, pero si una pequeña ciudad muy acogedora. Si vienes, te pasará como a mí.

En tu bibliografía podemos encontrar «Cowboy from Brooklyn», «El principado de la Fortuna», «Villaviciosa hermosa», “Esto es un infierno” y la más reciente «Las cloacas de la Guerra de sucesión a la Corona española», con la que participas en el certamen de Freeditorial. ¿Cómo surgió la idea de esta novela?

Empecé mi carrera docente en un colegio de ursulinas de Arras, ciudad flamenca. Era y supongo que seguirá siendo, un colegio muy caro. Tenía una alumna que se apellidaba Saloppe. Es un término francés que expresa vileza y suciedad física y moral. ¿Cómo alguien con tal apellido había podido acceder a una educación de élite? Allí empezó a fraguarse la idea de una familia que trabajara en el fango  para los poderosos ganadores. Profanarían la intimidad del enemigo a través del servicio. Tendrían  poder en la sombra; el poder del que no habla la historia; trabajan en negro

Imaginaba esta familia durante la ocupación española y en la trayectoria de Arras hasta formar parte de Francia. No olvidemos que Roberspierre inició su carrera en Arras. La cosa quedó ahí, tenía que ganarme la vida y sacar mi licenciatura en Sociología.

La novela ha tardado mucho en emerger; primero estaba mi carrera y mi supervivencia. Con la jubilación tenía asegurada la última y ya no tenía excusa para hacer lo que desde niño había querido hacer: escribir. Como has indicado, he publicado cuatro novelas antes de retomar aquellos sueños. Lo hice hace algo más de un año. La entronización de los borbones en España me pareció un buen escenario. Los Saloppe habrían vivido desde la época de Richelieu en un pabellón del Palais Royal , la suntuosa mansión que el cardenal remodeló para eclipsar el palacio de su soberano. Desde entonces la familia habría estado al servicio de los titulares del dominio, en la época del relato, los duques de Orleans, hermano y cuñada de Luis XIV. La última, la intrigante Palatina, fue la artífice del poder de su estirpe. Lo logró con creces.

Aquí aparece Isabel Carlota Saloppe, descubierta por la Palatina como el diamante en bruto que va a tallar para lograr sus objetivos. La piedra preciosa estaba aún germinando en el vientre de su madre.

Empecé a trabajar, como hago siempre, poniendo personajes que conozco en los escenarios e intrigas del relato. Me quedé trabado con el “Vivo sin vivir en mí” de Teresa de Ávila, material que sirvió a la Palatina para educar y utilizar a su ahijada, en un Versalles en que hacía daño, la niña y el poema. ¿Por qué?, porque mi escritura está marcada por la intriga y por los personajes que lo encarnan. La niña me proyecto su angustia existencial y no pude seguir escribiendo, pese a lo trabajado y documentado que tenía el escenario.

Retomé el proyecto a principios de julio. ¿Por qué? Porque descubrí el concurso de Freedotorial. Disponía hasta el 31 para presentarlo on line. Bastaba con comprometerme a escribir tres páginas diarias para cumplir los requisitos, podía hacerlo. No tenía disculpa para desatascar y me urgía hacerlo.

Los Saloppe trabajan en las cloacas. No cuentan en la historia, pero juegan un papel importante, aunque sea en negro.

¿Cómo fue el proceso de documentación para «Las cloacas de la Guerra de sucesión a la Corona española»?

Hay muchas memorias de la época y sobre todo las que se han publicado con la correspondencia de la Palatina.  Mi profesión me ha llevado a investigar durante años y años. También existe Google. Lo que si te garantizo es que todo lo que afirmo está documentado.

Cloacas de la Guerra de Sucesión

Sabemos que durante la fase de documentación de «Las cloacas de la Guerra de sucesión a la Corona española» intentaste colaborar con el Ayuntamiento de Cádiz pero fue imposible. Háblanos de ello.

Cádiz tenía gran relevancia en la época; era la ciudad más cosmopolita y rica, aunque la sede de la Casa de Contratación estaba aún en Sevilla; de Cádiz desaparecían cargamentos de lingotes de oro para pagar gastos de la Corona.  Era, asimismo, mi ciudad ideal para pasar el invierno.  La gente es encantadora. Siempre he pensado que se ha minimizado la cultura de esta ciudad. No surgió la Pepa de la nada y la Historia de la Literatura minimiza la Ilustración gaditana. Me propongo trabajarlo. Por otra parte, es la capital del paro, esa joya y esa gente no merece eso. En verano hay trabajo, no así en invierno. ¿Por qué no  crear un polo que atrajera a personas de mi perfil y que además de crear puestos de trabajo generara una nueva cultura del nuevo poder municipal. Me ofrecí como voluntario al Ayuntamiento. Sugerí una idea similar a la que utilizamos en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria al principio del programa Erasmus. Crear ficheros de alojamientos con criterios que aseguraran la justicia y la seriedad. Eso es lo que pedía al Ayuntamiento. Hablo castellano, francés e inglés. Solicitaba que me pasaran las llamadas de las personas que, como en mi caso, quieren pasar el invierno en Cádiz. Me ofrecía para promocionar la creación de polos culturales que ayudaran a la emergencia de una nueva cultura. Mi oferta fue rechazada porque “podía despertar suspicacias”. Como el Ayuntamiento no ofrecen el servicio que yo ofrecía gratis, caí en manos de los buitres. Esta es la razón por la que no va mucha gente.

 Yo sigo mis investigaciones, me gustaría hacer más. Cádiz está presente en “Las clacas…”

La novela ha tardado mucho en emerger; primero estaba mi carrera y mi supervivencia. Con la jubilación tenía asegurada la última y ya no tenía excusa para hacer lo que desde niño había querido hacer: escribir.

En «Las cloacas de la Guerra de sucesión a la Corona española» nos encontramos con un periodo convulso de España: el Imperio temblaba tras la imposibilidad de Carlos II para tener descendencia.  En este clima, la protagonista de la novela, Isabel Carlota Saloppe, nos narra que era un escenario ideal para las intrigas de los más ambiciosos. ¿Qué encontrará el lector al sumergirse en su trama?

Chismes que harían empalidecer de envidia a “Sálvame”; de hecho, Karmele Marchante me sigue en twitter. Un ejemplo: la primera esposa del duque de Orleans fue envenenada. Tenía razones para hacerlo Luis XIV; era su amante, usaban de tapadera a la que llegó a ser la primera favorita oficial del monarca y sobraba la finada. También los amantes del marido de la misma tenían razones para envenenarla; el hermano del rey era homosexual.

Los Saloppe trabajan en las cloacas. No cuentan en la historia, pero juegan un papel importante, aunque sea en negro. Yo los saco y la historia que cuento está bien documentada Hay dos cosas que dejo claras: el impacto de las monarquías en la Europa actual: las cloacas que juegan un papel tan importante en la historia y en la actualidad. El morbo del chisme documentado es divertido, pero también nos hace ver lo que había y hay.

La versión de Freeditorial necesita pulido y lo tendrá en la publicación en papel, pero está el mensaje y éste ofrece nuevas perspectivas, tan necesarias en la actualidad.

Tengo que añadir que mi participación en el concurso me ha obligado a buscar descargas gratuitas. Nada fácil, pero si uno participa, tiene que competir. Lo estoy haciendo, empecé cuando mis contrincantes llevaban meses y por tanto el último de la fila. Ahora ocupo la 10ª posición y dispongo de tres meses para ganar posiciones. Estoy aprendiendo a promocionar mi escritura y encontrando complicidades; no habría llegado a ocupar el 10 puesto sin éstas. Te digo más; tengo la esperanza de alcanzar un buen puesto. Es la primera vez que siento que la escritura no tiene que ser un acto solitario.

Tu novela «Cowboy from Brooklyn», con la que obtuviste el accésitor al premio Oscar Wilde, tiene el mismo título que el conocido film de 1938 dirigida por Lloyd Bacon. ¿Hasta qué punto homenajea la novela al film homónimo?

El titulo viene del hecho que el protagonista se parece al personaje que interpretó Reagan en la película; bastante mala, en mi opinión. La novela pretende explicar el éxito de Reagan en unos tiempos, los 60s, en la que se producen movimientos ciudadanos que hubieran hecho presagiar el triunfo de candidatos de izquierda, Reagan triunfa porque usa  El discurso de la arrogancia: https://www.rebelion.org/hemeroteca/imperio/040120ortiz.htm Se sirve de Alain de Milly, un pobre chico que sueña con entrar en el Actors Studio. Es un experto en técnicas del actor, tan ricas en la época. Reagan, como la Palatina con Isabel Carlota Saloppe, se apropia de Alain. La novela, totalmente documentada es una radiografía de la cristalización del “discurso de la arrogancia”, que aún sufrimos actualmente. También es un retrato de “aquellos maravillosos años” en lo que nos dejamos quitar la tostada.

También has escrito recientemente el relato “Siempre nos quedará París”. Háblanos de esta narración que, si no nos equivocamos, se publicará por Letras de Autor junto a «Las cloacas de la Guerra de sucesión a la Corona española» en un libro titulado “Las escorias de la historia y la intimidad del escritor”.

Así es. Los relatos van juntos en mi vivencia. Tuve que irme de Cádiz por razones de salud. Tengo cáncer de próstata; la alarma surgió a primeros de diciembre. En Semana Santa el urólogo me anunció que de esta no iba a morir. Me puso un tratamiento hormonal que está funcionando muy bien. Entonces decidí irme a Medina Sidonia y en el relato cuento mi maravillosa vivencia.

No soy de ninguna parte o soy de «Santa María de Todas Partes». ¿Cambiar? Cambian las perspectivas, pero yo creo que soy el mismo.

Te declaras como “vagamundos”, Sabes hablar castellano, francés e inglés, te formaste en Francia y en Marruecos, Reino Unido y USA… ¿Hasta qué punto los viajes y lugares cambian a las personas?

Nos hacen aprender otras miradas. En mi caso, nacido y criado en el Nacional Catolicismo que inicia su licenciatura de Sociología en Lille, a mediados de los 60s, después de pasar por la escuela de Periodismo del Estudio General de Navarra… Te puedes imaginar. Tuve a Bourdieu y estuve metido en la movida del 68. Creo que una imagen vale más que 1000 discursos. De Lille pasé a Vincennes, aquella universidad que, como dicen, fue creada en las barricadas. Sí conseguimos consensuar nuestra universidad; de allí me fui a Marruecos, luego a Londres, Dublín, Londres de nuevo y finalmente a USA de donde regresé a España. Con estos datos puedes comprender. No soy de ninguna parte o soy de «Santa María de Todas Partes». ¿Cambiar? Cambian las perspectivas, pero yo creo que soy el mismo.

¿Cómo ves el panorama de la lectura en España?

Hay un fenómeno global; nos hemos dejado encerrar en burbujas y hay un exceso de información y de manipulación. Solamente se lee lo que nos dicen los medios concentrados en manos de los poderosos y leemos cada vez menos.

Estamos en nuevos tiempos y no ha cuajado una nueva cultura, como ha pasado en otras épocas. No soy pesimista; veo connatos, por ejemplo la experiencia que estoy viviendo desde que decidí participar en el concurso. Surgirá una nueva cultura cuando nos unamos y seamos capaces de hacerlo mejor que las poderosas editoriales. La escritura es trabajo de equipo.

¿Crees que las redes sociales son una herramienta útil para los escritores?

Como te decía, estoy fascinado por los cómplices que he encontrado en twitter, no es que crea, es que estoy muy esperanzado.

Descarga el libro en Freeditorial

Cloacas de la Guerra de Sucesión


reseña libro

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.