«El honor es una mortaja», la nueva novela de Carlos Bassas | #MundoLiterario (Novela)

Hoy analizamos en nuestro #MundoLiterario la nueva novela del escritor y guionista Carlos Bassas: «El

Hoy analizamos en nuestro #MundoLiterario la nueva novela del escritor y guionista Carlos Bassas: «El honor es una mortaja» (Almuzara). Una novela en la que una serie de misteriosos crímenes nos llevarán a descubrir el cruel  submundo  de la ciudad imaginaria de Ofidia.

“El Iaido es un arte marcial japonés que se practica en forma de katas y consiste en el desenvainado rápido del sable seguido de un corte definitivo. Cada kata se compone de cinco movimientos básicos: Nuki Tsuke (desenvainar), Furi Kabute (armar el golpe), Kiri Tsuke (descargarlo), chiburi (sacudir la sangre) y Noto (envainar), su principal propósito es ser capaz de reaccionar ante cualquier ataque imprevisto.”

el honor es una mortajaOfidia es una pequeña capital de provincia de casi trescientas mil almas. No carece de nada. Tampoco de bajos fondos y maleantes, como muy bien nos pueden asegurar el inspector Herodoto Corominas, un hombre grande con un atractivo a lo Javier Bardem. Tiene una bella esposa, un hijo adolescente, y vive atormentado por una infancia desgraciada bajo la tiranía de un padre despótico y mujeriego con el que hace años que no habla.

También nos lo confirmará el subinspector Carlos Agüero, familiarmente conocido como “Martini” por su semejanza al hombre del anuncio. Es atractivo y elegante, de unos treinta años, trabaja con Herodoto y aunque con frecuencia su superior le resulte incomprensible, lo respeta y admira. O el subinspector Vázquez, un policía de raza viejo y desengañado.

De hecho ha aparecido muerto un rumano, asesinado con un cubo de fregona y posteriormente tiroteado. En principio pasa por un ajuste de cuentas, aunque el escenario es el de un crimen chapucero. Su vecina nos confirma que era un tipo malo, gustaba de putas y del maltrato; tenía una ficha policial impresionante, aunque últimamente estaba limpio. Sin embargo, entra en escena otro cadáver, cuya ejecución sigue el mismo patrón (es decir ninguno), y tienen en común la forma cruel en que se ha llevado a efecto el asesinato procurando el mayor sufrimiento al muerto.

Tirando del hilo el inspector Herodoto nos llevará hasta un atraco en un banco ocurrido dos años antes en el que murieron una mujer y su hijo; el marido resultó gravemente herido, y hoy no recuerda nada. Iremos a la sede central de Seguros Cofidisa donde trabaja Samuel Álvarez, el superviviente, que hoy se define como una “lata vacía”. Entraremos en contacto con Alberto Pujades hoy detective privado y anteriormente policía, con una oscura historia a sus espaldas. Entrará en escena un turbio empresario del crimen. Veremos al dueño de una discoteca, rumano también, y parece ser este lugar el centro de la mafia de su país en Ofidia.

Vemos las diferencias entre los diversos cuerpos de seguridad del Estado, las condiciones de trabajo bajo mínimos de comodidad, las jornadas exhaustivas, el desánimo al ver que ascienden los más trepas. Es una novela que nos dice que “en algunos momentos uno debe escoger entre lo que quiere hacer y lo que debe hacer, ambos caminos no suelen coincidir. En el Japón feudal esta idea regía el código de los samuráis”.

Con un lenguaje crudo, contundente, diálogos punzantes y ágiles, el libro  nos introduce no solo en los bajos fondos sino también en los entresijos de la naturaleza humana. Es una novela que nos habla de venganza, amor, dignidad y perdón, crueldad y ternura.

Logo_almuzaraLos capítulos se estructuran alrededor de un laido que ya hemos dicho que es un arte marcial japonés que se practica en forma de katas: son cinco capítulos y cada uno se inicia con el nombre del movimiento básico correspondiente que hemos indicado al principio. Además, esta novela ha recibido el VII Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona y seguro que la leerás de un tirón.

Autora de la reseña: Aquimarisa

Compra el libro ahora

BIOGRAFÍA DEL AUTOR: CARLOS BASSAS

Es Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. Completó su Formación como guionista con seminarios internacionales impartidos por maestros como Richard Walter o Linda Seger y es escritor audiovisual de diversas productoras, labor que compagina con la docencia en la Universidad Pública de Navarra, en la Escuela de Imagen y Sonido CTL de Pamplona y en cursos FORCEM (Formación para Profesionales de los Medios Audiovisuales). Ha escrito cortometrajes, documentales, largometrajes, videoclips y spots publicitarios para empresas nacionales y multinacionales. También ha dirigido e impartido numerosos cursos de escritura creativa y narrativa audiovisual, ciclos de cine y conferencias sobre el séptimo arte, además de ser comisario de dos exposiciones (“De Altamira al cinematógrafo: una odisea de la imagen” y «Navarra y el cine»). En 2007 fue galardonado con el Premio Plácido al Mejor Guión de Largometraje en el IX Festival Internacional de Cine Negro de Manresa, y su guión Malinche fue subvencionado por el ICAA en las Ayudas al Desarrollo de Guión de Largometraje. Ha desempeñado labores como director de fotografía y montador, además de ejercer la crítica de cine en diversos medios y ser jurado en certámenes de cortometraje (Peralta, Bidasoa, Pamplona). En 2009 fue coordinador del libro Tasio 25, editado por el Gobierno de Navarra con motivo del aniversario de la película de Montxo Armendáriz, y es Vocal de Cine del Ateneo Navarro. En 2012 publicó «Aki y el misterio de los cerezos» en la editorial Toromítico.

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.