ipulp

La colección iPulp rescata el género Pulp para acercarlo a tu smartphone | #MundoLiterario

Es una realidad que la literatura no cesa de encontrar nuevos cauces para llegar a

Es una realidad que la literatura no cesa de encontrar nuevos cauces para llegar a los ojos de los lectores, que se adapta a los nuevos tiempos y que los formatos se vuelven cada vez más atractivos y cercanos. Un ejemplo magistral de ello es la excelente colección «iPulp», una colección que retoma un formato clásico y lo reinventa completamente. Su nombre lo toma de las novelas Pulp,  género misterioso y sensual que tuvo su auge en la primera mitad del s. XX y sirvieron de inspiración para la conocida Pulp Fiction. Ahora iPulp las rescata con el espíritu de traerlas al mundo digital y abrir el abanico de lectores que puedan sumergirse en ellas.

ipulp

Es en gran manera una manera de reivindicar la función lúdica de la lectura, en tramas cuyo objetivo principal es entretener al lector, abrirle la puerta a mundos muy distintos y que albergan dentro de ese formato una gran variedad de géneros literarios. La única diferencia, que ahora podremos disfrutar esas viejas novelas llenas de encanto desde nuestro eReader, nuestro Smartphone o nuestra tableta. De nuevo, las novelas Pulp tienen ese carácter viajero, que acompaña al lector y le evade en las esperas, que tiñe de suspense la realidad con sus tramas a veces deformadas y siempre atractivas.

Como los creadores de la colección nos indican, «Con una línea editorial coherente, iPulp no es una simple colección de libros: es una celebración del género literario. En nuestra colección, disponible vía Amazon, siempre podrás encontrar algo de tu gusto». Desde luego, han sabido recoger la esencia ecléctica de la escena Pulp en historias que resultan verdaderamente frescas para el lector. En iPulp ahora mismo podemos encontrar Ciencia-Ficción Nerd, novela negra policíaca, suspensa y misterio, género noir de bajos fondos, thriller, terror, relatos, novela romántica… Literatura para todos los paladares y momentos, dentro de un diseño que nos deslumbrará. Autores como Mikel Atz, David Pallol, Norma Boe o Marisa Villardefrancos.

IPulp no es una operación de revival sino de revitalizar. El nuevo escenario nos favorece: ahora el kiosco lo llevas encima, en forma de dispositivo electrónico.


Arístides Solaar y El Efecto Foehn

Y si algún autor destaca por su compromiso con esta colección es Arístides Solaar, un filósofo apátrida cuya novela «El efecto Foehn» (una fantasía cuántica y neoclásica) es a día de hoy el título más apolíneo de la colección iPulp. Tras este pseudónimo (todos los autores de la colección lo utilizan para continuar el homenaje al género) se esconde un profesor de matemáticas que se licenció en una Escuela Normal Superior francesa y que estudió un máster en robótica aplicada en el MIT. Que da clases en un oscuro instituto de enseñanza media y que hace tiempo que garabatea cuadernos con historias que se le ocurren. Que viste con trajes de Tweed y que, dada la temática de su novela prefiere conservar su anonimato: «El efecto Foehn»  es una alegoría política de tono visionario pero también subversivo que puede identificarse con el momento actual, y hasta con nuestro país, y comprometerme seriamente”, confiesa el autor. Ahora, de hecho, se encuentra preparando la segunda parte, en lo que probablemente sería una trilogía. «Arístides es amigo nuestro y, al enterarse de la idea de la colección, se ofreció a colaborar aportando El efecto Foehn, un título que tenía casi escrito en un cajón y que remató especialmente para su publicación en iPulp», nos comentan los creadores de la colección.

Arístides


Entrevista a los creadores de iPulp y a Arístides Solaar

¿Cómo surgió la idea de esta colección? ¿Os fascinaba previamente el género pulp?

Nos fascina porque hizo de la literatura un fenómeno de masas, algo parecido a lo de las series hoy día. Pero en iPulp no somos unos románticos; ese momento ya pasó. IPulp no es una operación de revival sino de revitalizar. El nuevo escenario nos favorece: ahora el kiosco lo llevas encima, en forma de dispositivo electrónico. La inmediatez es mayor. Nuestros títulos están a un toque de pulgar. Nada más cómodo. Además, son atractivos. Diferentes. Es neopulp, pero con clase y un sello inconfundible. Sin olvidarnos de los clásicos, de los que nos precedieron en esto. Como Marisa Villardefrancos, autora fundamental de novela romántica española que decidimos incluir en la colección, aunque solo sea por reivindicar su memoria. O la antología de relatos de ciencia-ficción soviética que también publicamos. En iPulp iremos alternando pulperos venerables con lo radicalmente nuevo. Solo nos asusta una cosa: ser predecibles.

¿Cómo afrontasteis la creación del catálogo de iPulp? ¿Fue complicado encontrar autores/as?

Hubo algún recelo inicial -son inevitables-, pero ahora la cosa va sobre ruedas. Nuestros planes de edición están cubiertos de aquí a un año. Y con títulos de lo más variados.

¿Por qué apostasteis por el género digital? ¿Han democratizado de algún modo nuestros smartphones y tablets el consumo de literatura?

Pues claro. Aunque es la última revolución cultural pendiente. Todavía tiene que darse un cambio de paradigma. Mucha gente está todavía muy apegada al libro tradicional, por razones románticas más que nada, porque es una causa perdida. Guttemberg ha muerto: lo mató Steve Jobs. El libro físico es un formato en decadencia, aunque siempre quedará mercado para un puñado de irreductibles, como ha pasado con el vinilo. La tendencia es inevitable, y la gente se acabará acostumbrando a leer ficción en sus smartphones o tablets con la misma normalidad con la que hoy leen la prensa digital y no compran ya el periódico. Pero antes hay que vencer el último prejuicio, que es el que más se está resistiendo: el de todas esas personas que creen que la experiencia de leer es más gratificante cuando se asocia a un libro físico. Esa es la última frontera, aunque más temprano que tarde caerá. En iPulp somos optimistas.

¿En qué canales os podrán encontrar los lectores?

Tenemos web propia (www.coleccion-ipulp.com), página en Facebook (www.facebook.com/iPulpLibros) y canal en youtube (busca ‘colección iPulp’), al que esperamos dar vidilla muy pronto. Esos son básicamente nuestros tres canales. De momento.

Arístides, ¿cómo fue tu incorporación a la colección?

Todo fue por una de esas felices casualidades de la vida. Por decirlo de otra manera, estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado.

¿Temes represalias por el contenido de tu novela «El efecto Foehn»?

Jajajaja, eso de represalias suena muy tremendo. El libro está inspirado en una de mis películas favoritas, Z, de un director que admiro muchísimo, Costa Gavras. Todo ese escenario seudogriego, las intrigas políticas, los gobernantes corruptos, esa policía secreta temible… No es más que un homenaje retorcido a la película.

Sabemos que estás trabajando en la segunda entrega y que en total será una trilogía. ¿Nos puedes adelantar algo al respecto?

En un principio no me lo planteé así. El efecto Foehn pretendía ser una historia cerrada. Pero de repente, sin quererlo, dejé cabos sueltos… Pústula huye de la ciudad jurando venganza y que algún día volverá… Pústula es un personaje que todavía puede dar mucho juego. Y Póstumo, por otra parte, conocerá los sinsabores de estar en el poder. No se lo van a poner nada fácil. Siempre será un héroe discutido.

¿Qué planes futuros tenéis para la colección iPulp? ¿Nos podéis dar alguna primicia?

Nuestro siguiente título será de ciencia-ficción, la primera parte de una trilogía, ‘Ciudad Axila’. Será la nueva entrega para la colección de Daruma Neko, esa promesa felina de la ficción visionaria que tenemos entre nosotros. La gente no nos cree, nos dicen que flipamos, pero es verdad: se trata de un gato fluorescente que sobrevivió al desastre nuclear de Fukushima. Es un hibakusha auténtico, solo que maúlla. Y escribe historias fantásticas. En iPulp suponemos que la radiación tendrá que ver. Daruma Neko es un gato mutante que, desde que se puso en contacto con nosotros, nos tiene fascinados.

¿Qué opináis de las redes sociales? ¿Contribuyen a visibilizar los libros?

Las redes sociales son un maremágnum, como diría el bueno de Arístides. Hay millones de voces y todas gritan lo mismo: ‘Eh, a mí, yo, yo, YO’. Hacedme casito. En el caso de los libros, lo que hay es una hiperinflación de autores, de gente que se autopublica, pero no hay filtro editorial, no hay criterio, con lo cual, a esa sensación abrumadora de no saber por dónde empezar, se añade que hay que filtrar demasiada morralla. No nos extraña que a la gente le dé pereza, la verdad. En iPulp nos hemos propuesto corregir eso, poner un poco de orden y coherencia dentro del caos. En iPulp garantizamos criterio y calidad.

Enlaces de interés

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.