Juan Carlos Méndez Guédez: Un sugerente y personal viaje dentro de una bañera | #MundoLiterario

La editorial venezolana Madera Fina publica «Y recuerda que te espero», de Juan Carlos Méndez

  • La editorial venezolana Madera Fina publica «Y recuerda que te espero», de Juan Carlos Méndez Guédez.
  • El autor, venezolano pero afincado en España, realiza un viaje narrativo a través de la geografía y las emociones.
  • Nuestra compañera Mariana Campos reseña esta novela.

[dropcap]Y[/dropcap] recuerda que te espero, es una novela de Juan Carlos Méndez Guédez, destacado escritor venezolano radicado en España desde hace más de 20 años. En esta oportunidad es la nueva editorial venezolana Madera Fina, quien saca a la luz pública el nuevo título de este autor en octubre de 2015.

La propuesta de Méndez Guédez es un viaje con tonos de novela, crónica o quizás reportaje, que comienza de una manera muy sugerente, sensual e íntima.

Juan Carlos Méndez Guédez

El protagonista se encuentra dentro de una bañera en un hotel junto a una periodista, compañera de un momento de intimidad inesperado, la cual se convierte en confidente de la historia que se comienza a narrar.

Se trata de un venezolano hijo de embajadores que vive en Australia, que creció viajando por todo el mundo, sin [pullquote-left] «La propuesta de Méndez Guédez es un viaje con tonos de novela, crónica o quizás reportaje, que comienza de una manera muy sugerente, sensual e íntima» [/pullquote-left]reconocer como propio ningún lugar ningún país, Fermín Bolívar Coronado. Este hombre vive un momento de quiebre personal y familiar que lo llevan a iniciar un viaje para reencontrarse, movido por la aparición de dos fotografías de una infancia feliz, en las cuales se ve en lugares apenas reconocibles a los cuales desea volver.

Este viaje está centro en dos ciudades fundamentales para el autor de esta novela, Barquisimeto, Venezuela lugar donde nace, y Madrid, España ciudad donde vive y ha creado la mayor parte de su obra literaria.

El protagonista con algunas pistas y la ayuda vital de un “amigo escritor” recorre iglesias, prueba planos de comidas, camina por calles preguntando historias, participa de un ritual de espiritismo, entre otras situaciones propias del trópico que envuelve a Venezuela, lugar donde se ubica la primera fotografía a descubrir.

En su breve paso por la convulsa Caracas se encuentra con Luis Yslas. Este editor y escritor resume el momento país en el que se encuentra, y que el protagonista había notado durante su recorrido por el país diciendo “estos no son buenos días para pasear… ¿Cómo invitar a alguien a que nos acompañe a caminar por este campo minado?… ¿A dónde suelo ir con frecuencia en esta ciudad? Responde: “A mis libros”.

Méndez Guedez entonces rinde homenaje en el trascurso de su novela a grandes de la literatura de su país de origen, como lo son Francisco Massiani, Rafael Cadenas y Salvador Garmendia.

Con ojos de asombro y cierta familiaridad, este personaje de ficción se desdobla para moverse por muchos lugares contenidos en la levedad su memoria.

Al llegar a Madrid a través de la segunda fotografía, se da cuenta que en ese andar ha logrado reeditar el asombro y el placer, y sin duda nos habla de una clara resistencia del adiós. Ahora en esta ciudad el protagonista va de la mano del reconocido escritor español Ernesto Pérez Zuñiga, cuya novela más reciente La fuga del maestro Tartini le había fascinado.

Su amigo al ver el lugar en la fotografía no tardó en dar las claves justas para encontrarlo, debido a que es un buen conocedor de la ciudad. Caminaron juntos y durante la conversación el protagonista dice “Comprendí que transitábamos por un lugar mientras hablábamos de otro, algo muy humano”.     

La historia nos habla de seres desplazados y nostálgicos, que siempre van a extrañar algún lugar. Aquí nos podemos preguntar ¿Cómo se regresa a las ciudades?, ¿Cuántas formas de exploración podemos experimentar?.

Muchos viajes dentro de un gran viaje, Mendez Guedez narrador incasable, inquietante, que no deja de envolver y seducir a sus lectores, una vez más no invita a ponernos cómodos dentro de un lugar bastante particular una bañera, y así vivir un recorrido a través de los sentidos y las múltiples perspectivas de su protagonista. Es así como la realidad y la ficción terminan viajando juntas.

Comprar el libro ahora

Autora de la reseña: Mariana Campos

eyeemfiltered1437570724844Mi nombre es Mariana Campos Mónaco, tengo hoy 39 años, soy venezolana y vivo en la convulsa ciudad de Caracas. Hija de un médico toxicólogo y farmacólogo, de quien heredo el amor por los libros y la buena literatura, y de una madre que siempre me ha enseñado a ser ordenada, metódica y con los pies en la tierra. Crecí en una casa donde siempre había buena música, libros y olor a cocina italiana las tardes de domingo.

La pasión por el conocimiento, la literatura y las artes me acompaña desde comienzos de mi vida adulta, lo cual me ha permitido por elección tener escritores incunables, músicos maravillosos, un par de sellos en mis pasaportes, vinos tintos y platos favoritos.

Estudie la carrera de Nutrición en mi país de origen, y quizás con orgullo diga que he sido la oveja negra del gremio en algunas oportunidades, porque creo en la vida sin excesos pero disfrutando de todos los placeres de la buena mesa.

Escribir sobre los mundos que me enriquecen como ser humano, la literatura,  la música, la pintura, la fotografía, los viajes, la buena mesa, se convierte hoy  en una oportunidad maravillosa e imperdible en mi vida.

 

ulm-libros

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.