Reseña del libro de poemas «Paisajes de una dama»: una concatenación de voces femeninas

En 2013 se publicaba el libro de poemas de Isabel Rezmo «Paisajes de una dama«, un

En 2013 se publicaba el libro de poemas de Isabel Rezmo «Paisajes de una dama«, un libro íntimo que viaja desde la poesía amorosa y erótica hasta el misticismo. Nuestra compañera Carmen Díez Salvatierra analiza esta obra para nuestro blog de libros #MundoLiterario.

Libro de poemas Paisajes de una dama[dropcap]P[/dropcap]aisajes de una dama es el primer poemario de Isabel Rezmo, publicado hace dos años en la editorial “El taller del poeta”. En él, la poeta da rienda suelta a las obsesiones y los deseos más profundos, en un tono ciertamente confesional que ha caracterizado, y caracteriza, a buena parte de la poesía contemporánea. Pero la poesía de Rezmo va más allá de la confesión, viajando por la poesía amorosa, erótica e incluso mística. Quizá su labor de catequista haya influido en este aspecto, pues encontramos poemas muy profundos que nos hablan de Dios como un lugar protector, un escondite sagrado, dice Isabel en el poema “Junto a la sal”. Un remanso de paz en medio de la vorágine urbana en la que a veces perdemos la capacidad de comunicarnos con los demás y con nosotros mismos.

La obra, construida en torno a aparentes contradicciones temáticas, tiene como hilo conductor uno de los temas más recurrentes en poesía: el amor romántico fundamentado en el idealismo. Un amor que desea la posesión del otro y al mismo tiempo su libertad, un amor que ansia la eternidad y que al mismo tiempo se sabe conocedor de lo efímero de las afectividades. Un amor a Dios, un amor a la Dama, la soledad. No obstante, no siempre predomina un tono melancólico, nostálgico e incluso violento: también hay episodios más optimistas, nutridos por el recuerdo de una infancia sin sobresaltos. Y una escuela fundamental: la de la escritura del yo, donde la poesía alcanza su cumbre, y se entiende como un proceso sanador: Me aflojé las ataduras de la propia ruindad que me carcomía (del poema “Esta mañana”). Este magnífico verso nos recuerda a otro verso, muy famoso, de Charles Baudelaire: soy la herida y el puñal, el yo como potencia e impotencia, el ying y el yang, los opuestos aparentemente reconciliables, el desdoblamiento, la búsqueda [pullquote-right] «La obra, construida en torno a aparentes contradicciones temáticas, tiene como hilo conductor uno de los temas más recurrentes en poesía: el amor romántico fundamentado en el idealismo»[/pullquote-right]del equilibrio… Y es que otra de las obsesiones de la autora parece ser el tema de la identidad y sus múltiples caras, así como la crítica al exacerbado individualismo contemporáneo: un espejo es una deshumanización corrosiva, declara.  El mundo, a veces, sentido como un lugar inhóspito, selva de rarezas y mediocridades, se salva únicamente al contacto con el otro.

La poesía de Rezmo tiene tintes surrealistas: en ocasiones desconcierta su sintaxis, como si llevase a cabo un proceso de escritura automática, fragmentada, discontinua, tal y como ella misma escribe:  Como un lienzo, trazos inacabados, en su poema “Junto a la sal”. Su manera de combinar  modernidad y [pullquote-left] «La poesía de Rezmo va más allá de la confesión, viajando por la poesía amorosa, erótica e incluso mística» [/pullquote-left] tradición, así como el restate y la revisión que hace de los tópicos literarios clásicos como el carpe diem o el tempus fugit, hacen de su poesía un espacio acogedor, seguro, en el que perdernos las tardes lluviosas de invierno. Esos días en los que se hace balance de la propia vida, del paso del tiempo. En un verso, ella clama: El reloj de arena, soy yo (del poema “Esta mañana”), haciendo referencia a la responsabilidad que tenemos en la gestión de nuestro tiempo. Isabel entiende la poesía como un intento de hacer ocurrir los milagros que crea nuestra imaginación.

Tal y como ella misma dijo en una entrevista a la Revista Mito, sus poemas “piden clemencia a uno mismo, piden atención, piden amparo, piden respuestas, piden actitudes o piden armonía, llaman a gritos a un interlocutor”. Porque sin interlocutores ni interlocutoras, no existiría la poesía.

Autora de la reseña: Carmen Díez Salvatierra

Comprar el libro ahora

BIOGRAFÍA DE LA AUTORA: ISABEL REZMO

Isabel Rezmo (Úbeda, Jaén, 1975) es formadora, escritora, cuentacuentos y catequista. Ha participado en numerosas tertulias, encuentros y antologías poéticas. Colabora en varias revistas digitales y en papel como Mito, Gealittera y Orbipoemia. Es locutora de radio en programas como OndaAmistad (Alicante) o Aroma de versos (Castellón). En 2013 ganó el I Certamen Internacional rumano-español de poesía Poetic-Performance en la sección de lengua española. Sus versos han sido traducidos en veranos blogs al italiano, portugués, rumano o catalán. Pronto verá la luz su segundo poemario, Ego Amare.

Fotografía de la poeta Isabel Rezmo

ENLACES DE INTERÉS: 
Página web/blog y redes sociales de la autora:

Redes sociales de la autora:

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.