MUNDO LITERATURA | «Ruido de cañerías», un detective muy bukowskiano (Ed. Alrevés)

He leído Ruido de cañerías (Ed. Alrevés), de Luis Gutiérrez Maluenda,  con gran placer y

He leído Ruido de cañerías (Ed. Alrevés), de Luis Gutiérrez Maluenda,  con gran placer y sorpresa.  Enamorada de la novela negra  norteamericana,  me encuentro con un escritor que ha sabido plasmar su espíritu, trasladado a la Barcelona del siglo XXI con tal habilidad y facilidad que nos vemos plenamente identificados con la historia y su entorno.

Atila, un detective marginal del barrio del Raval tiene su vivienda en un humilde piso donde  oye contínuamente como corre el agua por las cañerías cada vez que uno de sus vecinos tira de la cadena del inodoro.  Su vida es una ruina.  Tiene serios problemas con la bebida, y el whisky es su perdición. Su novia Valentina «lo más parecido a la mujer de su vida  que hay en su vida» intenta que controle su adicción  con un resultado más bien pobre.  Su lugar de trabajo: una mesa colocada al fondo de un locutorio público de la calle Escudelleres. No es de lo más elegante, pero Lena, la dueña del locutorio, no le cobra ni un euro por el alquiler.

En la casa de enfrente se comete lo que en principio parece un crimen machista. El brasileño Antonio Carlos ha matado a su mujer Mariza. Atila no cree ni por un momento que las cosas son tal y como las presentan. Él es amigo de la pareja y sabe que bajo ningún concepto el marido habría cometido el asesinato. Tambien recibe la visita de un misterioso personaje dispuesto a darle una importante cantidad de dinero por investigar a alguien  relevante en la vida de la ciudad.

Comienza así una novela llena de intriga por la que pasan una serie de personajes  de los más variopintos: el presidente del FC Barcelona  que aspira a la Honorabilidad; una asociación de ayuda al emigrante (no del todo desinteresada); dos «señoras bien» no tan buenas como aparentan; unos abogados bastantes retorcidos; un antiguo compañero de colegio, Gerard Bandres, mosso d’esquadra  que intenta ser honesto y es relegado…

La novela despide  calor y empatía ante la pobreza en que algunos personajes sobreviven, y es una denuncia ante la injusticial social y la manipulación que los poderosos ejercen sobre los más débiles. La pobreza, la exclusión social, la soledad, la lucha de clase, la falta de oportunidades que encuentran a su paso.

Repito, como en la buena novela negra norteamericana ves reflejado las dos capas sociales que viven en paralelo, que nunca llegan a encontrarse porque habitan planetas diferentes. Los políticos remueven, intrigan y sacan tajada de la situación, los poderosos no son mejores… En su momento en Norteamérica este genero de novela sirvió para denunciar las injusticias sociales, ahora en España escritores como Luis Gutiérrez Maluenda se atreven ejerciendo una fuerte autocrítica social y política, y eso es afrontar  el problema  con valentía.

Ya por el título me recordó a Charles Bukowski en «Música de cañerías» y efectivamente, como él, Luis Gutierrez Maluenda, ha sabido reflejar, a través de Atila y del mundo que le rodea, la miseria moral, la ruina del ser humano, el alcoholismo, la avaricia, la estupidez que rodeaal mundo de la cultura, del poder, de la política,  el triunfo y el fracaso  que rodea al ser humano.

No hace falta que os diga que recomiendo su lectura. Ya me direis si os gusta.

EL AUTOR

Luis Gutiérrez Maluenda nació en Barcelona. Después de dedicarse buena parte de su vida a ejercer de ejecutivo informático, decide abandonar para escribir novelas del género negro. Su primera novela Putas, diamantes y cante jondo, finalista del premio Mejor Primera Novela del 2005 otorgado por la Asociación Brigada 21. Otras de sus novelas son 806 sólo para adultos, finalista del premio Yoescribo.com. Música para los muertos (2007) y Una Anciana Obesa Tranquila (2009), Los Muertos no tienen amigos (2011)  y las primeras entregas de la serie Atila, Mala Hostia (2011) y Un buen lugar para reposar (2012).En formato estríctamente digital es autor de El árbol bajo el que siempre llueve y Un origen salvaje. Ha publicado también ensayos y cuentos  en diferentes medios culturales, como la revista El coloquio de los perros y Prótesis o el fanzine LH’ Confidencial. Su cuento Halem  figura en la antología de la Lista Negra que reúne a los nuevos valoresde la novela policíaca española. Asímismo, su conferencia sobre  la importancia del jazz y el blues de la novela negra, se incluye en el libro Geografías en Negro.

Autora de la reseña: Aquimarisa

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.