RESEÑAS UNIVERSALES | ‘A trescientos kilómetros por hora’ (Ed. Cuadernos del laberinto)

‘A Trescientos kilómetros por hora’ (Ed. Cuadernos del laberinto) es el nuevo poemario de María Antonia

‘A Trescientos kilómetros por hora’ (Ed. Cuadernos del laberinto) es el nuevo poemario de María Antonia Gª de León Álvarez, escritora y socióloga. Un poemario sobre la velocidad, sobre el cambio y la ausencia de él. A esa velocidad, el paisaje se vuelve una mancha, se estabiliza y convierte en un objeto, en mero decorado alrededor. Porque el cambio a esa velocidad se vuelve precisamente ausencia del mismo. Pareciera que la Historia hubiese viajado precisamente a esa velocidad, para introducir tantos cambios sustituyéndose los unos a los otros que de repente bien podría parecer que no ha cambiado nada. Esto sobre todo es aplicable al universo de la mujer, de la persona femenina: ninguneado, torturado, marginado durante siglos. La Historia no ha dejado de aplicar nuevas visiones a la mujer, pero con la suma de toda esa vida pasada bien podría no obtenerse realmente ningún cambio porque quizás la mujer siga sin tener las mismas oportunidades que el hombre, y es quizás porque la Historia siempre ha sido escrita por hombres.

Este poemario es precisamente también una salida, una válvula de escape en la que la mujer pueda conversar consigo misma y borrar ese paisaje monótono, aprehender y mostrar su personalidad propia, su conquista arrebatada por la memoria colectiva, su lucha infatigable frente a la injusticia. Como dice Margarita Borja en su prólogo: ‘este libro vuelve a registrar con energía el revolucionario Yo conquistado por las mujeres’.

Así, en los poemas de ‘A trescientos kilómetros por hora’ uno puede mirar cara a cara a mujeres de la Historia, atrapadas por su momento, pero con la vista puesta en el futuro, en las mujeres por venir y el terreno por conquistar. Continúa el prólogo: ‘Lo que María Antonia García de León nombra y disfruta como fe de vida, remite al valor concreto de decisiones que permiten a las mujeres en muchas partes del mundo, sentir el pulso de sus emociones por haber tomado las riendas de sus vidas. Cuestión palpitante hoy, tanto para mujeres como para hombres, y para la sociedad en su conjunto.’

NOSOTRAS NUNCA ESTUVIMOS ALLÍ
Leo la historia cruel del Siglo Veinte, su barbarie,
Veo hoy, las imágenes de Egipto, Libia y Siria.
Siempre la misma guerra,
siempre los mismos hombres
broncos , agresivos, vociferantes.
De un bando o de otro, siempre el olvido de la vida,
siempre el adiós a la paz.
Nosotras nunca estuvimos allí,
en aquella locura,
en aquella crueldad,
en aquella sinrazón, en aquel desperdicio,
en aquel odio,
en aquella tremenda destrucción,
en aquella ruindad,
en aquel arrasamiento de vida,
en aquella baldía bancarrota del amor.
Nosotras nunca estuvimos allí.
Nosotras, hiedras fuertes,
inmensas enredaderas, salvamos escollos,
trepamos por paredes imposibles,
agarramos clavos ardientes.
Salvamos la Vida.
¡Oh sagrado posibilismo de las mujeres!
Nosotras no apostamos por el todo o nada,
ni al blanco o negro, ni al jaque mate del poder.
Jugamos a la vida,
creemos en la vida,
y la vida no es dogma.
Nosotras, las valientes,
hacemos la vida posible en un mundo de hombres.

Un canto precioso a lo que la mujer es y ha sido ocultado por la historia, a su poder de decisión arrebatado por la hegemonía masculina, a la importancia de lo femenino para la vida misma. Con un estilo muy polifacético, y un torrente verbal que en ocasiones nos recuerda a Walt Whitman (que también luchó por dar voz a los problemas de los silenciados) y un poder estilístico digno de las mejores épocas de Alejandra Pizarnik, ‘A trescientos kilómetros por hora’ viaja a toda velocidad por la Historia y el planeta Tierra, pero deteniéndose en cada poema para ofrecer una mirada delicada y revolucionaria.

‘Quienes lean estos poemas —continúa el prólogo— recibirán la exultante rienda suelta de asertividad y franca alegría que guía el pulso de este libro en su conjunto como si de una conjura contra la opresión se tratara. Lo que María Antonia García de León nombra y disfruta como fe de vida, remite al valor concreto de decisiones que permiten a las mujeres en muchas partes del mundo, sentir el pulso de sus emociones por haber tomado las riendas de sus vidas. Cuestión palpitante hoy, tanto para mujeres como para hombres, y para la sociedad en su conjunto.’

Autora de la reseña: letras letras letras

LA AUTORA: MARÍA ANTONIA GARCÍA DE LEÓN ÁLVAREZ

Escritora y socióloga (Universidad Complutense de Madrid). Especialista en élites profesionales españolas. Ha realizado numerosas investigaciones en el campo de Género y Poder que han dado lugar a conocidos ensayos: Élites Discriminadas, Herederas y Heridas, Rebeldes Ilustradas (La Otra Transición), Cabeza moderna / Corazón patriarcal (Un diagnóstico social de género) entre otras publicaciones aparecidas en prestigiosas editoriales. Son también conocidos sus ensayos de cine y cultura visual. Ha investigado en universidades extranjeras como U.C. Berkeley, U.C. Santa Bárbara, Wellesley College, Roehampton University, Unicam-Brasil, entre otros centros de prestigio. En el campo de la poesía, también ha publicado Poemas al ritmo de las estaciones, de los días y del amor (2011. Prólogo de Nuria Claver) y figura en la Antología de poetas contemporáneas: Enésima hoja (2012. Prólogo de Jesús Ferrero).

Más info: www.cuadernosdelaberinto.com/Berbiqui/300kMhora.html

Deja un comentario, pulsando AQUÍ

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.