Roberto Benigni y «Mi Dante» | RESEÑAS UNIVERSALES

Hoy nuestro colaborador Enrique Hernández Gómez-Arboleya analizará el libro «Mi Dante», de Roberto Benigni: una

Hoy nuestro colaborador Enrique Hernández Gómez-Arboleya analizará el libro «Mi Dante», de Roberto Benigni: una adaptación actual, divertida y rigurosa de la Divina Comedia, poema épico de Dante Alighieri. Os dejamos con su reseña:

roberto benigniPosiblemente, muchos lectores hayamos intentado alguna (o algunas) vez leer la Divina Comedia. Bueno, la Divina Comedia, la Ilíada, la Odisea, En busca del tiempo perdido, Ulises… Como dice el crítico Carlos Boyero en el suplemento de un conocido diario refiriéndose a la obra de Marcel Proust: “… estoy convencido que a los clásicos hay que descubrirlos en la adolescencia y los primeros años de la juventud, que existe una voluntad y un determinado estado de ánimo para acercarse a ellos en esas innegociables épocas”.  El escritor Antonio Muñoz Molina, refiriéndose en este caso a la obra de James Joyce y en otra fecha del mismo suplemento, decía: “Después de tentativas diversas espaciadas a lo largo de muchos años, interrumpidas o fracasadas casi siempre, yo completé la lectura de Ulises hace seis veranos en la quietud de unas vacaciones”.

Es decir, que existe una dificultad en la lectura de estos monumentos de la literatura mundial. Muchas veces se acomete su lectura en un ámbito donde no se busca el placer de la lectura, sino el conocimiento académico. Pero el lector común, lo que quiere es disfrutar con la lectura de la obra.

Yo tengo un precioso ejemplar de la Divina Comedia del año 1943 en papel biblia y encuadernado en piel que he comenzado a leer varias veces a lo largo de mi vida, y me pasa como a muchos lectores, que conozco de memoria el comienzo: A mitad del andar de nuestra vida/extraviado me vi por selva oscura/que la vía directa era perdida. Pero avanzado un poco, siempre lo he abandonado.

¿Qué nos propone  Mi Dante de Roberto Benigni, con prólogo de Umberto Eco,  para superar esa dificultad en la lectura de la Divina Comedia? En la NOTA DEL EDITOR ITALIANO nos da una primera clave del éxito de Benigni en sus conferencias desde la Universidad a las noches en distintas ciudades, porque “…habíamos visto renacer los cantos de la Divina Comedia para los oídos de nuestros contemporáneos”. De esas declamaciones ha nacido el libro, que pretende ser un “…camino no solo a la Divina Comedia sino, más en general, a la poesía”  También nos da otra clave del éxito “…el modo en que Roberto Benigni preparaba a quien lo escuchaba para hacer su trabajo, precisamente el de escuchar y comprender, y después, quizás, volver a leer”.

Umberto Eco en su RECITAR A DANTE nos da otras claves del éxito de Benigni desde su óptica de filólogo: la posibilidad de que un italiano actual comprenda con facilidad el italiano de Dante; que Benigni lo recite con acento toscano; que no elimine los encabalgamientos sino que los haga notar; y, por último, que Benigni, aunque pueda parecer un cómico, es un refinado intelectual, “…hombre de óptimas lecturas y literato de boca fina…”.

confluenciasEl propio Benigni, en su PREFACIO, nos habla de la belleza, de la obra inmortal, de la aventura, de las imágenes y de la cultura de su tiempo que contiene la Divina Comedia.

Todos estos avances de la obra nos llevan al núcleo del libro: LECTURA DE LA DIVINA COMEDIA de Roberto Benigni. El ejemplar de la Divina Comedia que poseo tiene XXXIV Cantos en el Infierno, XXXIII Cantos en el Purgatorio y XXXIII Canto en el Paraíso. El libro de Benigni contiene los comentarios a los Cantos I a X, XXVI y XXXIII del Infierno y Canto XXXIII del Paraíso.

Benigni nos propone una lectura de carácter no científico, no académico “…lo que digo no tiene carácter científico, sino personal”. Algunos comentarios son  de enorme actualidad como el que se refiere a los banqueros “…aplicaban a sus préstamos intereses tan altos que en el lecho de muerte se arrepentían de haber practicado la usura. Hoy todo sigue igual, excepto que los banqueros ya no se arrepienten cuando están en su lecho de muerte”.

Benigni nos introduce en la ciudad de Florencia en el siglo XIV, cuando se escribió la Divina Comedia, con algunos comentarios jocosos que nos acercan también a la actualidad “…los florentinos no practicaban la beneficencia, que es un término moderno, sino la caridad, que es un término inventado por Jesucristo”.   Otra de fray Giordano da Pisa, que había oído a una muchacha en la iglesia rezar ¡Oh Virgencita mía, tú que te quedaste encinta sin hace el amor, haz que yo haga el amor sin quedarme en cinta!  O esta pancarta de hinchas romanos en Milán en un partido de futbol entre el Milán y el Roma  “Cuando vosotros aún andabais por los árboles, nosotros ya éramos maricones”. Otra última, “La Biblia, de hecho, es el único caso en que el autor del libro es también el autor de los lectores”.

roberto benigni 2

El actor y escritor Roberto Benigni

El Purgatorio, otro asunto de actualidad. Dice Benigni que el Purgatorio se había inventado precisamente en tiempo de Dante. Se decía: “Entre los no cristianos, los que cometen pecados, lo herejes y los que no están bautizados, ¡al Paraíso no va nadie!”. El Papa Benedicto XVI ha actualizado muchos de estos conceptos tradicionales de la Iglesia católica (¡qué pena lo del burro y el buey del Belén navideño!)

Benigni destaca, ahora con ejemplos de la lectura de la Divina Comedia, lo que adelantaba en el PREFACIO. La belleza, “cuando digo que la Divina Comedia es la cima de las literaturas, lo digo porque es un placer leerla, y quién sabe que habremos hecho de extraordinario para merecernos un regalo tan hermoso”. Las imágenes, “es un poema que no solo se ocupa de las pasiones sino también de los lagartos, del rocío, de cómo ve un hombre con presbicia, de cómo se rasca la cabeza, de lo que se piensa cuando se está tumbado bocabajo en la cama”. Las metáforas: el leopardo símbolo de la lujuria; el león símbolo de la soberbia; la loba, símbolo de la codicia.

Una de las invenciones de Dante, que destaca Benigni, es que en los cantos aparecen personajes de la Biblia, de la mitología o de la historia, pero también contemporáneos de Dante. Eso explica la dificultad que tiene la lectura  “a secas” de la Divina Comedia. Así aparecen personajes históricos como el Papa Celestino V -una historia  parecida a la del Papa Juan Pablo I-; personajes mitológicos como las Erinias, las Gorgonas o Ulises; pero lo más difícil de conocer son los personajes contemporáneos de Dante: el glotón Ciacco que se autoinvitaba a todos los banquetes; el corrupto Filippo Argenti; el gibelino Farinata que salva a Florencia de la destrucción; el arzobispo Ruggiero que encierra Ugolino y sus cuatro hijos en una torre y arroja la llave al Arno para que se mueran de hambre, y muchos más.

Qué conclusión podemos sacar de este libro: creo que la principal es que recibimos una invitación a volver a intentar leer la Divina Comedia. Benigni nos da las claves para disfrutar de su lectura, una lectura que debe ser lenta, con consultas de algunas fuentes históricas, bíblicas, mitológicas – y, porque no, de Internet-, de reflexión. Probablemente, también nos invita a leer en voz alta, aunque en la traducción perdamos la musicalidad del idioma italiano. Probablemente disfrutaríamos más del libro si tuviéramos una grabación de las actuaciones de Benigni.

Autor de la reseña: Enrique Hernández Gómez-Arboleya

Compra el libro <aquí>

EL AUTOR: ROBERTO BENIGNI

Roberto Remigio Benigni nació en 1952 en Manciano Misericordia, pequeño pueblo cercano a Arezzo, en el corazón de Toscana. A mediados de los años sesenta obtiene ya cierta fama interpretando monólogos. Alcanzó el reconocimiento internacional a finales de 1997 con La vida es bella, ambientada en un campo de concentración nazi. Premiada en el Festival de Cannes de 1998 con el premio especial del jurado, en 1999 obtuvo tres premios Óscar: mejor película extranjera, mejor actor y mejor banda sonora.

Desde 2006 protagoniza TuttoDante, un evento único en la historia del espectáculo, un inigualable y entusiasta recorrido en el que se alterna, en su primera parte, sátira y comicidad bajo argumentos inspirados en la actualidad, y en la segunda, una emocionante travesía por los versos dantescos. En la plaza de la Santa Croce, en Florencia, durante trece días seguidos, más de cinco mil personas siguieron y escucharon a Benigni. Desde entonces, miles de personas han podido seguir y disfrutar de TuttoDante en Londres, París, Zúrich, Lugano, Bruselas, Mónaco, Ginebra, Colonia, Frankfurt, Atenas, Basilea, Nueva York, San Francisco, Montreal, Boston, Toronto, Quebec, Chicago, y Madrid, en verano de 2009.

De 20 de julio al 6 de agosto de 2012 la plaza de la Santa Croce de Florencia acogió de nuevo a TuttoDante. Este mismo año, junto a Penélope Cruz y bajo la dirección de Woody Allen, ha estrenado en los cines españoles una nueva película: A Roma con amor.

One thought on “Roberto Benigni y «Mi Dante» | RESEÑAS UNIVERSALES

    Deja un comentario, pulsando AQUÍ

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.